Género y sus estereotipos, el cambio cultural que la Constitución puede lograr

visitas

El Observatorio Nueva Constitución es una alianza de colaboración entre académicos, expertos en políticas públicas y miembros de universidades e instituciones internacionales que buscan analizar el proceso constituyente chileno.

El tema de género y paridad son una de las aristas que debe tocar la Convención Constitucional.

Conversamos con Claudia Iriarte, abogada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile y miembro del Observatorio Nueva Constitución en el equipo de Género del Centro de Derechos Humanos de la misma casa de estudios.

“Hay mucho que cambiar en nuestra realidad, discriminaciones muy invisibilizadas y naturalizadas”.

“En estos meses, seguimos el trabajo de la Constitución para detectar los ejes del debate y dónde están los avances o nudos”.

“El concepto de género es relativamente nuevo. Es un mecanismo de análisis social que da cuenta de los procesos de discriminación respecto de las mujeres a partir de construcciones culturales”.

Observatorio Nueva Constitución: Género

El Observatorio Nueva Constitución es una alianza de colaboración entre académicos, expertos en políticas públicas y miembros de universidades e instituciones internacionales que buscan analizar el proceso constituyente chileno.

El objetivo del Observatorio Nueva Constitución es verificar el cumplimiento de estándares internacionales asociados a este tipo de procesos, como de las reglas dadas al mismo a partir del Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución de noviembre de 2019.

“Realizamos boletines que recogen los principales hitos del debate. En este caso, fue el tema de paridad como piso o como techo”.

Cambios culturales

“Esto ha ido de menos a más, lo podemos ver en la paridad cuando algunas mujeres quedaron fuera de la Convención”.

“Hay elementos en la estructura social que permiten darse cuenta de la discriminación”.

“La religión si marca la sociedad, pero no es central. Italia por ejemplo, ha refundado varias leyes como aborto o divorcio y siguen siendo un país católico”.

“Esto tiene que ver con la posibilidad de la tolerancia y el debate”.

Revisa la entrevista a Claudia Iriarte.

    visitas

El Observatorio Nueva Constitución es una alianza de colaboración entre académicos, expertos en políticas públicas y miembros de universidades e instituciones internacionales que buscan analizar el proceso constituyente chileno.

El tema de género y paridad son una de las aristas que debe tocar la Convención Constitucional.

Conversamos con Claudia Iriarte, abogada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile y miembro del Observatorio Nueva Constitución en el equipo de Género del Centro de Derechos Humanos de la misma casa de estudios.

“Hay mucho que cambiar en nuestra realidad, discriminaciones muy invisibilizadas y naturalizadas”.

“En estos meses, seguimos el trabajo de la Constitución para detectar los ejes del debate y dónde están los avances o nudos”.

“El concepto de género es relativamente nuevo. Es un mecanismo de análisis social que da cuenta de los procesos de discriminación respecto de las mujeres a partir de construcciones culturales”.

Observatorio Nueva Constitución: Género

El Observatorio Nueva Constitución es una alianza de colaboración entre académicos, expertos en políticas públicas y miembros de universidades e instituciones internacionales que buscan analizar el proceso constituyente chileno.

El objetivo del Observatorio Nueva Constitución es verificar el cumplimiento de estándares internacionales asociados a este tipo de procesos, como de las reglas dadas al mismo a partir del Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución de noviembre de 2019.

“Realizamos boletines que recogen los principales hitos del debate. En este caso, fue el tema de paridad como piso o como techo”.

Cambios culturales

“Esto ha ido de menos a más, lo podemos ver en la paridad cuando algunas mujeres quedaron fuera de la Convención”.

“Hay elementos en la estructura social que permiten darse cuenta de la discriminación”.

“La religión si marca la sociedad, pero no es central. Italia por ejemplo, ha refundado varias leyes como aborto o divorcio y siguen siendo un país católico”.

“Esto tiene que ver con la posibilidad de la tolerancia y el debate”.

Revisa la entrevista a Claudia Iriarte.

comentarios