Cristián Geisse y "Sapolsky": El infierno, la Tierra y el doppelgänger

visitas

En su última novela, “Sapolsky”, Cristián Geisse se sumerge en la historia de un hombre que busca al que él cree que es su doble, su doppelgänger, el científico Robert Sapolsky.

En conversación con Ana Josefa Silva y Marco Antonio de la Parra en “Del Fin del Mundo”, de TV BioBio, el también autor de “Pobres Diablos” (2018, Premio del Círculo de Críticos de Arte) asevera que “empecé por el infierno porque para eso hay que tener el cuero muy duro. Era más joven”.

“Lo que toca ahora es el ser humano, la Tierra y Dios quizás”.

Haber estudiado un año Antropología en Valdivia “marcó ciertas visiones en mí. Entendí la teoría de la evolución”, explica.

Sobre su trabajo, afirma que sí cree en la inspiración pero que la “he buscado todos los días frente a la máquina”.

Sí le interesa que su novela “se lea con agilidad, que se entienda la estructura”.

“Gabriela Mistral habla de la sencillez. A diferencia de la simplicidad, la sencillez es compleja”.

Y confiesa que es tanto lo que revisa y edita, que “Sapolsky” tiene 19 versiones. “Dicen que Juan Rulfo cambiaba ‘El Llano en llamas’ casi imperceptiblemente; y lo hizo hasta el final”.

En su trabajo de escritor, explica que se siente conectado con “el colectivo de los pueblos abandonados que inventó Mellado”, aquello que viene desde la provincia: Oscar Barrientos en Punta Arenas, Yuri Soria en Puerto Montt, Rosabetthy Muñoz, Verónica Ansones.

    visitas

En su última novela, “Sapolsky”, Cristián Geisse se sumerge en la historia de un hombre que busca al que él cree que es su doble, su doppelgänger, el científico Robert Sapolsky.

En conversación con Ana Josefa Silva y Marco Antonio de la Parra en “Del Fin del Mundo”, de TV BioBio, el también autor de “Pobres Diablos” (2018, Premio del Círculo de Críticos de Arte) asevera que “empecé por el infierno porque para eso hay que tener el cuero muy duro. Era más joven”.

“Lo que toca ahora es el ser humano, la Tierra y Dios quizás”.

Haber estudiado un año Antropología en Valdivia “marcó ciertas visiones en mí. Entendí la teoría de la evolución”, explica.

Sobre su trabajo, afirma que sí cree en la inspiración pero que la “he buscado todos los días frente a la máquina”.

Sí le interesa que su novela “se lea con agilidad, que se entienda la estructura”.

“Gabriela Mistral habla de la sencillez. A diferencia de la simplicidad, la sencillez es compleja”.

Y confiesa que es tanto lo que revisa y edita, que “Sapolsky” tiene 19 versiones. “Dicen que Juan Rulfo cambiaba ‘El Llano en llamas’ casi imperceptiblemente; y lo hizo hasta el final”.

En su trabajo de escritor, explica que se siente conectado con “el colectivo de los pueblos abandonados que inventó Mellado”, aquello que viene desde la provincia: Oscar Barrientos en Punta Arenas, Yuri Soria en Puerto Montt, Rosabetthy Muñoz, Verónica Ansones.

comentarios