Los tuertos

visitas

Los tuertos no hablan por la herida. Simplemente nos miran. Decenas de hombres y mujeres han perdido sus ojos y actuamos como si ese fuera un número al lado de otro número. Ellos nos contemplan desde una visión truncada y ampliada a la vez. Ellos han visto en su propio cuerpo lo que nosotros vemos a los lejos. En adelante, el país tiene otro indicador para juzgar la política; todo aquello que amenace con la ceguera debe ser evitado y erradicado como la peste y la tortura. En el país de los tuertos nadie tiene derecho a dárselas de Rey.

Revisa la columna de opinión del director de la Fundación Chile Ciudadano, Fernando Balcells, en Bío Bío Tv.

    visitas

Los tuertos no hablan por la herida. Simplemente nos miran. Decenas de hombres y mujeres han perdido sus ojos y actuamos como si ese fuera un número al lado de otro número. Ellos nos contemplan desde una visión truncada y ampliada a la vez. Ellos han visto en su propio cuerpo lo que nosotros vemos a los lejos. En adelante, el país tiene otro indicador para juzgar la política; todo aquello que amenace con la ceguera debe ser evitado y erradicado como la peste y la tortura. En el país de los tuertos nadie tiene derecho a dárselas de Rey.

Revisa la columna de opinión del director de la Fundación Chile Ciudadano, Fernando Balcells, en Bío Bío Tv.

comentarios