"Si Dávalos le gana el juicio a Canal 13, tiene ahora sí, asegurada la vida"

visitas

El hijo de la expresidenta Michelle Bachelet y protagonista del Caso Caval, Sebastián Dávalos, presentó una querella contra Canal 13 -controlada por Andrónico Luksic– por presuntas injurias de Yerko Puchento, por lo que exige una indemnización de $3.360 millones.

En detalle, pide $360 millones “debido a las suspensiones de trabajo profesional que fueron anulados producto del actuar doloso del demandado”, $1.000 millones por lucro cesante “por no contar con las sumas de dinero que, de acuerdo al mercado y de nuestros últimos balances financieros (2011, 2012 y 2013) me habrían correspondido por mi actividad como funcionario público y como profesional”, y $2.000 millones por daño moral.

En la demanda, presentada el viernes 27 de julio ante el 12º Juzgado Civil de Santiago, acusó “persecución” por parte del canal, apuntando a las rutinas de Daniel Alcaíno en el programa Vértigo.

Comentario de Katherine Cubillos y Tomás Mosciatti en la edición matinal de Radiograma.

    visitas

El hijo de la expresidenta Michelle Bachelet y protagonista del Caso Caval, Sebastián Dávalos, presentó una querella contra Canal 13 -controlada por Andrónico Luksic– por presuntas injurias de Yerko Puchento, por lo que exige una indemnización de $3.360 millones.

En detalle, pide $360 millones “debido a las suspensiones de trabajo profesional que fueron anulados producto del actuar doloso del demandado”, $1.000 millones por lucro cesante “por no contar con las sumas de dinero que, de acuerdo al mercado y de nuestros últimos balances financieros (2011, 2012 y 2013) me habrían correspondido por mi actividad como funcionario público y como profesional”, y $2.000 millones por daño moral.

En la demanda, presentada el viernes 27 de julio ante el 12º Juzgado Civil de Santiago, acusó “persecución” por parte del canal, apuntando a las rutinas de Daniel Alcaíno en el programa Vértigo.

Comentario de Katherine Cubillos y Tomás Mosciatti en la edición matinal de Radiograma.

comentarios