Carolina Besoain: "El derecho a la filiación, más que la familia, deben estar en la Constitución"

visitas

Carolina Besoain, doctora en psicología, investigadora, profesora universitaria e integrante del Colectivo Trenza, conversa sobre familia, crianza, derechos y Constitución.

“Debemos problematizar el concepto de familia, ese imaginario de la familia conyugal blanca, de clase media, heterosexual. Ya no se puede pensar como equivalentes familia y familia conyugal”, afirma Carolina Besoain, “ha habido una desinstitucionalización de la familia. El 2011 había 39% de solteros. Y nacen más hijos fuera del matrimonio que dentro de él.”

“No venimos solos al mundo. Nacemos desde una mujer. Necesitamos el lazo para vivir, para nuestra psiquis”, sostiene, “hay derecho, como persona, a la filiación, necesitamos procesos de filiación, a estar ligados a ese otro que nos instaura en un linaje. Un niño necesita haber sido nombrado, ser reconocido por un sujeto para luego poder hablar, contestar, incluso desobedecer a ese linaje.”

“Hay un fenómeno de destitución parental. Cada vez los padres consultan antes y por funciones básicas, incluso antes del conflicto, por la angustia de hacerlo mal. Son padres asustados de repetir modelos previos que buscan en expertos o en internet las respuestas. Hay mucha información y poca filiación”, dice, “lo que una ve en consulta son ansiedades y angustias de hijos.”

    visitas

Carolina Besoain, doctora en psicología, investigadora, profesora universitaria e integrante del Colectivo Trenza, conversa sobre familia, crianza, derechos y Constitución.

“Debemos problematizar el concepto de familia, ese imaginario de la familia conyugal blanca, de clase media, heterosexual. Ya no se puede pensar como equivalentes familia y familia conyugal”, afirma Carolina Besoain, “ha habido una desinstitucionalización de la familia. El 2011 había 39% de solteros. Y nacen más hijos fuera del matrimonio que dentro de él.”

“No venimos solos al mundo. Nacemos desde una mujer. Necesitamos el lazo para vivir, para nuestra psiquis”, sostiene, “hay derecho, como persona, a la filiación, necesitamos procesos de filiación, a estar ligados a ese otro que nos instaura en un linaje. Un niño necesita haber sido nombrado, ser reconocido por un sujeto para luego poder hablar, contestar, incluso desobedecer a ese linaje.”

“Hay un fenómeno de destitución parental. Cada vez los padres consultan antes y por funciones básicas, incluso antes del conflicto, por la angustia de hacerlo mal. Son padres asustados de repetir modelos previos que buscan en expertos o en internet las respuestas. Hay mucha información y poca filiación”, dice, “lo que una ve en consulta son ansiedades y angustias de hijos.”

comentarios