Deporte sin límites: La sacrificada historia de La Roja de sordos que sueña con triunfar

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Es más que sabido que el deporte puede derribar cualquier barrera y es exactamente lo que hizo un grupo de jóvenes con solo un balón en sus pies, quienes armados con las ansias de desarrollarse conformaron un vínculo que esperan los lleve a lo más alto.

“Me gusta mucho el fútbol y la confianza del equipo que se logra sólo jugando”, dice Pedro Zavala Vargas, integrante de la selección chilena de sordos, quien llegó al combinado por intermedio de un amigo.

Esta ‘Roja’ pertenece a la Federación Deportiva Nacional de Sordos de Chile, institución que lleva más de 50 años funcionando en nuestro país, aunque no tiene mayor relevancia dentro de la sociedad.

“A Daniel Hernández (DT de la selección femenina) le ofrecieron este trabajo y como dupla técnica asumimos”, relata Felipe Farías, entrenador del combinado masculino. Él llegó junto a su compañero en julio del 2015 y desde ese momento se ha encargado de los chicos, aunque el proceso ha sido todo un desafío.

“Nosotros somos profesionales egresados del Instituto Nacional del Fútbol (INAF), allí aprendimos a utilizar algunos softwares deportivos los cuales nos facilitan el trabajo para así ejecutar las acciones futbolísticas”, aclara el estratega.

Federación Deportiva Nacional de Sordos de Chile

Federación Deportiva Nacional de Sordos de Chile

Pero eso no es todo, pues el cuerpo técnico ha estado aprendiendo la lengua de señas, iniciativa que Pedro agradece de sobremanera.

“Aprendí que sin ellos no podríamos entender las reglas. Para mí ser seleccionado es realmente un orgullo y ha significado muchos sacrificios, pero todo lo vale”, confiesa.

Dos grandes eventos internacionales en el horizonte

Y esos sacrificios han rendido sus frutos, ya que ambas selecciones participarán en dos eventos internacionales: El Mundial femenino de Italia para las mujeres y el Panamericano de Venezuela para los hombres.

“Estamos en un periodo de preparación de competencia. Este año la federación tiene dos eventos internacionales, uno para mujeres en Italia (mundial femenino) y otro para hombres (panamericano de Venezuela en junio), este último da la clasificación para los Juegos Olímpicos de sordos de Turquía 2017. Tenemos que clasificar dentro de los 3 primeros lugares para ir”, señala Farías.

Esta preparación ha sido intensa y Pedro lo sabe, pues las lesiones lo han aquejado durante los entrenamientos previos al panamericano. Pero para el jugador es un sacrificio necesario y agradece el total apoyo del cuerpo técnico.

“Jugar a este nivel ha sido muy fuerte ya que he estado con muchas lesiones por tanto entrenamiento, además de prepararnos a nivel emocional y nutricional. Hemos contado con el aliento de nuestro preparador físico Patricio Hernández y de toda la ayuda del cuerpo técnico, que integran Felipe Farías DT y de Daniel Hernández Orellana (ayudante técnico)“, comenta el seleccionado.

Federación Deportiva Nacional de Sordos de Chile

Federación Deportiva Nacional de Sordos de Chile

Señalar que del grupo de 50 deportistas (en hombres están trabajando con 30 elementos y en mujeres con 20) solo 23 viajarán a las competencias en cada rama, y en abril se realizará la conformación de las selecciones finales que irán a competir.

Falta de recursos, la piedra de tope

Pero lamentablemente las ilusiones de los jugadores se ven afectadas por algo netamente extradeportivo: El factor económico.

La Federación Deportiva Nacional de Sordos de Chile no está asociada al Comité Paralímpico por el hecho de que no hay una dificultad motora, es sensorial la sordera. No cabe dentro de eso y tampoco está en el Team Chile, porque tiene el déficit sensorial de la audición.

La federación está en el aire, no contemplada en ninguno de los dos comités, es por eso que no existe financiamiento para poder funcionar en óptimas condiciones.

De hecho el cuerpo técnico no recibe un sueldo por este trabajo.

“Como cuerpo técnico cuando asumimos acordamos tiempos de trabajo que no iban a ser remunerados porque no estaban los recursos, pero se acordó una fecha en la cual vamos a recibir dinero. Como staff técnico estamos cumpliendo lo que acordamos y esperamos que la federación pueda conseguir los auspicios para poder sustentar este proyecto deportivo”, aclara el entrenador.

En ese sentido, la federación se encuentra constantemente buscando ayuda a través de políticos, instituciones como el IND, Ministerio del Deporte o particulares para poder asistir a estos eventos deportivos.

“Realmente es muy triste que nosotros los sordos no tengamos apoyo del gobierno, tenemos que comprar desde los zapatos para arriba, a mí me encanta el fútbol, yo sueño con triunfar en él. Como y respiro fútbol, pero no puedo pagar nada con los sueños, me encantaría vivir mi sueño sin problemas, poder viajar a los campeonatos y sólo preocuparme de jugar y no de juntar dinero para representar a Chile”, lamenta Pedro.

De hecho los jugadores entrenaban en las canchas de la Universidad Andrés Bello, pero en verano no pueden practicar con normalidad porque la casa de estudios se encuentra de vacaciones. Situación que ha obligado al la selección a buscar otros métodos, como entrenar en parques.

“Estamos gestionando otra cancha debido a que los colaboradores y trabajadores en la Universidad Andrés Bello están de vacaciones en este periodo. Estamos entrenando en Estación Central o en parques abiertos donde podamos realizar práctica deportiva. Esperamos en marzo tener un recinto fijo para poder practicar”, dice Farías.

Federación Deportiva Nacional de Sordos de Chile

Federación Deportiva Nacional de Sordos de Chile

Dentro de esta disyuntiva Pedro hace un llamado a las autoridades para que puedan apoyar este proceso y profesionalizarlo.

“Nos encantaría que el Gobierno o particulares nos patrocinaran, que nos miren con respeto como cualquier otro deportista y que tuviéramos más ayuda real. Así como también preparar a los profesionales que trabajan con nosotros en cuanto a la lengua de señas, es difícil que se propague tu trabajo si ni siquiera pueden entrevistarte”, recalca.

“Yo sueño con el triunfo y lograr representar a Chile en las Olimpiadas 2017, pero falta que nos miren como reales deportistas de alto rendimiento y eso se refleja en la falta de apoyo monetario y colaboración por parte del gobierno”, agrega decepcionado el jugador de 21 años.