Gratuidad, calidad y Democracia

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

La discusión sobre el instrumento y los requisitos para acceder al primer paso en la gratuidad de la educación superior, en la ley de presupuesto 2016, ha caído en la desgracia del tecnicismo. Es decir, ha perdido de vista lo que realmente está en juego con la Reforma, porque la contradicción original sigue siendo la misma: o la educación es un bien de consumo, como ha sido comprendida desde la dictadura, o bien, es un derecho social que debe ser universalmente garantizado, como ha defendido el movimiento social por la educación.

Síguenos también en nuestra página de Facebook.