Dieta Proteinada: El sistema que promete hacer bajar de peso sin efecto rebote

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Actualmente hay miles de dietas para adelgazar, y son incontables las que prometen resultados “milagrosos”. Pero intentar bajar unos kilos de forma rápida, puede traer serias consecuencias a la salud.

De ahí, que el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) analizara las dietas más populares del año pasado y eligiera las cinco más efectivas y seguras para reducir unas tallas. Entre ellas, destaca la Dieta Proteinada, la cual promete no llevar al temido efecto rebote y hacer bajar entre 7 y 10 kilos en su etapa inicial.

El creador de la Dieta Proteinada es el médico español Agustí Molins. El método, que en ya habría tenido buenos resultados en pacientes, se implementa en nuestro país en la

Molins, quien esta semana arriba a Chile, reveló algunos detalles al respecto.

¿En qué consiste la dieta proteinada?

La Dieta Proteinada Método Suico es un tratamiento médico para la obesidad y el sobrepeso. Se trata de reducir las calorías a expensas de las grasas y de los hidratos de carbono y mantener la ingesta de proteínas adecuada (con proteínas de alto valor biológico) para que no perdamos masa muscular, comentó. 

“Adelgazar debe significar perder grasa de nuestro cuerpo, no sólo perder kilos en la pesa”. Para ello seguiremos una alimentación con preparados de proteínas en diferentes formas, sabores y texturas, exentos de grasas y azúcares, verduras de contenido bajo en carbohidratos y suplementaremos la Dieta -bajo estricto control médico- con minerales y vitaminas para mantener el equilibrio del paciente, dice Molins. 

Luego se reincorporan los diferentes grupos de alimentos hasta llegar a una dieta de equilibrio que permite mantener el peso a largo plazo. El paciente estará en su peso adecuado, con un estado de salud óptimo y habiendo cambiado sus hábitos de vida. 

Aunque se ha cuestionado a las dietas basadas en consumo de proteínas, la Dieta Proteinada, a diferencia de otras como el método Dukan, controla la ingesta diaria de proteínas tanto en cantidad como en su origen, evitando daños en los riñones o el hígado. Además, todo el proceso de pérdida de peso se hace bajo estricta supervisión médica.

¿Podemos considerarla un tratamiento médico más que una dieta?

El médico indica que la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), considera a la obesidad como una enfermedad crónica y por ello debemos abordar la obesidad y el sobrepeso como una enfermedad. La obesidad y el sobrepeso conllevan enfermedades como la hipertensión,  la diabetes, el colesterol y tantas otras. Perder peso con la Dieta Proteinada no sólo consigue llevarte a la silueta deseada, sino que aporta beneficios en cuanto a las patologías asociadas a la obesidad se refiere. 

Durante la pérdida de peso vemos como se van reduciendo los fármacos que acompañan al paciente al inicio de la Dieta y cómo se van normalizando las analíticas de control. Es un viaje fascinante para el paciente y para el médico que la controla y supervisa. 

Por tratarse de un tratamiento médico, esta dieta es muy segura y permite bajar entre 7 y 10 kilos en su etapa inicial. Al reducir el consumo de hidratos de carbono e ingerir proteínas de buena calidad, no sólo se quema la grasa almacenada en distintas partes del cuerpo, sino que también se pueden prevenir y controlar enfermedades como la diabetes o la resistencia a la insulina.

¿Volveremos a subir los kilos perdidos después del tratamiento? ¿Hay “efecto rebote”?

El profesional indica que cuando una persona está obesa es porque hace las cosas mal. Con la Dieta Proteinada se consigue llegar al peso adecuado y en una segunda etapa se reintroducen los alimentos para una dieta de equilibrio.

Molins aclara que es obvio que si volvemos a hacer las cosas mal, si volvemos a comer como antes, tarde o temprano regresaremos a la obesidad. Como decía el Dr. Tran Tien Chan,  ”ninguna dieta te vacuna para que no vuelvas a engordar”, sin embargo, la Dieta Proteinada tiene ventajas para no volver a engordar:

1. Crea mayor adherencia por que los resultados son visibles desde el principio y se alcanza el objetivo de forma más fácil.

2. Mantiene la masa muscular del paciente, por lo que no desciende el metabolismo basal y evita el efecto yo-yo.

3. Al completar las tres etapas del Método Suico el paciente ha aprendido a comer en equilibrio.

4. La incorporación de actividad física y el cambio de hábitos de vida nos conduce a un estado saludable.