temas del día

Cultura


Crítica de Teatro: “Las hijas de Lot”

Camila Salinas
Publicado por
Envíanos tu corrección

El incesto entre padre e hijas es el tema central en esta puesta en escena de Héctor Freire, sobre la dramaturgia colectiva de la compañía La Letra Rota.

Recoge como contexto la versión del Génesis en el Antiguo Testamento sobre la destrucción de las ciudades de Sodoma y Gomorra por los pecados que se cometían. Además, porque le atribuye al patriarca Lot, un hombre al que Dios salva por ser una especie de santo, una conducta repudiada por la sociedad.

Tan escabroso es considerado este episodio de la Biblia -aunque no es el único-, que ha dado origen a múltiples interpretaciones que buscan explicar el sentido histórico de este relato.

A esto se agrega otra incógnita: por qué Dios, siempre el gran castigador de los seres humanos, no sólo no lanza su furia contra Lot, sino que permite el incesto, dejando sin castigo las maquinaciones de las hijas.

Camila Salinas

Camila Salinas

Al mismo tiempo, este episodio ha inspirado numerosas iniciativas pictóricas que, para subrayar lo sensual y sexual que esto implica, muestran a las mujeres con sus cuerpos desnudos o semidesnudos, aunque algunos cuadros, como el del alemán Rubens (1577-1640), uno de los más conocidos, presentan muy bien vestidas a la hijas de Lot.

Sugerencias y punto de vista

La variedad de sugerencias que proponen este tema y el título no se advierten con claridad sobre el escenario. La puesta en escena se concentra (y, tal vez, se limita) en contar la historia, sin asumir un punto de vista, incluso al interior del traspaso textual.

Narra el momento en que Lot y sus hijas se encuentran viviendo en un monte, algún tiempo después de abandonar el lugar arrasado por la ira de Dios.

En medio de esa soledad, siempre siguiendo el relato bíblico, las dos muchachas deciden procrear sendos hijos con el padre para asegurar la descendencia de Lot, único hombre sobreviviente del holocausto. Conscientemente emborrachan al patriarca, consiguiendo evitar una reacción negativa y que al despertar nada recuerde.

Camila Salinas

Camila Salinas

Interesante es el inicio de la obra. Aparece un hombre alado que se expresa corporalmente (tal vez el ángel que ordena a Lot abandonar la ciudad y que lo sigue acompañando), un personaje que después no incide mucho en un relato que se desarrolla de manera pausada y lineal.

El vestuario, diseño de Paula Batista, evoca lo pretérito, mientras la escenografía e iluminación, diseño de Cristian Mayorga, construye un ambiente atemporal combinando unos pocos elementos abstractos y concretos.

Leopoldo Pulgar

Leopoldo Pulgar

La presencia del gran actor José Soza, en el rol de Lot, es otro atractivo factor en un montaje que instala a sus personajes en un ambiente cercano y familiar.

El actor cumple su rol, aunque nunca deja de revolotear una idea-sensación: que sus enormes capacidades actorales se habrían aprovechado mucho más si el montaje hubiera adoptado con fuerza y claridad algún un punto de vista, más allá de reproducir un pasaje bíblico.

Leopoldo Pulgar Ibarra
Periodista

Sala Camilo Henríquez. Amunátegui 31. Sábado y domingo, 20.00 horas. $5.000 entrada general; $3.500 estudiantes y tercera edad. Hasta el 6 Septiembre.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados