¿Con qué frecuencia deberías ejercitarte?

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

El auge de los cuerpos perfectos, el modelo de spornosexual y el comportamiento vigorexico masculino, son claras señales de que un gran número de hombres ve en la musculatura y el exceso de ejercicio físico, la mejor herramienta para verse y sentirse bien en todo momento.

Es en este plano en que entrenar de forma constante en el gimnasio se toma la agenda de cientos de hombres que desean aumentar bíceps y tríceps de una manera rápida y agresiva.

Si eres de los que se ejercita a diario, quizás deberías analizar si es lo mejor para ti.

“Hay que recordar que el ser humano está diseñado para vivir en movimiento, cuyas articulaciones y masa muscular son parte de una vida saludable. Por eso, el ejercicio regular, sistemático y bien controlado, siempre traerá beneficios para la salud emocional, física y sexual”, sostuvo Julio César Gallardo, Profesor de Educación Física y Gerente de Gimnasio Sportlife Centro Plaza, Concepción

Sin embargo, la actividad física al igual que todas las cosas que se realizan de manera excesiva no tiene buenos resultados, y en este caso, el entrenamiento podría generar un claro desgaste en el individuo.

“Cuando nosotros hacemos una serie de ejercicios, provocamos un daño considerable en nuestro cuerpo. Deterioro que al momento de volver a realizar actividad física, debe estar restaurado de forma plena, lo cual se consigue solamente a través de un descanso reparador, una buena alimentación y una elongación adecuada”, resaltó el experto.

Asimismo, el profesional enfatiza que si por tres días seguidos se crea un hábito de sólo querer aumentar bíceps, a la cuarta jornada la persona no podrá mover el brazo de forma normal. Producto del sobre-entrenamiento no tendrá una restauración muscular adecuada que le permita trabajar de buena manera el músculo.

Cuando se hace ejercicio a diario, hay una ilusión de que existe una mayor masa y un aumento en el volumen muscular. Sin embargo, al exponer el cuerpo a un entrenamiento prolongado, sólo se provoca una fuerte disminución en la musculatura, generando posibles lesiones y un notable desgaste.

Del mismo modo, quienes son adictos al entrenamiento, deben ser muy ordenados en sus hábitos deportivos y diseñar una rutina que le permita trabajar de manera alternada sus articulaciones. De esta forma, se evitará una sobre-exposición de una zona física, produciendo desgastes parcelados que llevarán al equilibrio.

Es en este contexto que la Organización Mundial de la Salud en su sitio web indica que lo correcto es hacer actividad intensiva por cuatro días a la semana, dejando de manifiesto que el deportista necesita descansar. Del mismo modo, se recomienda tener un programa variado de entrenamiento, el cual no sobrepase los 90 minutos por día.

Además se debe tener un descanso entre un ejercicio y otro, tiempo que dependerá del programa que se ejecuta, del grupo muscular activado y del nivel de entrenamiento al que se está expuesto.

Cabe destacar que existen tres niveles de actividad física: básica, media y de competencia. En la primera de ellas se sugiere un descanso de dos a tres minutos entre una y otra serie, mientras que la de nivel medio, la suspensión debe ser un poco menor. Acá el minutaje dependerá exclusivamente de la variación del peso que se esté sosteniendo, donde a mayor carga, mayor será el descanso que se debe realizar.

Otro factor esencial para ganar masa muscular consiste en dormir bien. “Cuando dormimos nos recuperamos de verdad, por eso lo más indicado es dormir entre siete y ocho horas diarias, ya que durante esos momentos de sueño el cuerpo humano genera la hormona del crecimiento indispensable para el aumento de masa muscular. Además, se recupera el volumen y se restaura de manera ampliada los desgastes realizados durante la acción deportiva”, aseveró el especialista.

Contexto en que resurge el concepto de vida saludable y equilibrada, la cual contempla tres factores: actividad física controlada y sistemática, alimentación balanceada y un descanso reparador. Si una de estas áreas falla, se tendrá como consecuencia una mala condición física, posibles lesiones debido al sobre-entrenamiento y un considerable aumento de peso.

Por lo tanto, al acudir al gimnasio la persona debe ser responsable con su programa de entrenamiento; organizar la actividad física que hará, la cual debe ser equilibrada y alternada de forma regular.

José Calabuig, experto en Medicina Deportiva de la Clínica Universidad de Navarra en España, aconseja que lo recomendado es hacer un total de 3 horas de ejercicio a la semana, las que se puedan distribuir en tres sesiones de una hora.

Además, se sugiere no complementar el entrenamiento del gimnasio con ejercicios en el hogar, ya que en casa no hay control ni tampoco existe una falta de sistematización en cada uno de los movimientos que se realizan. Tal falta de control y supervisión por parte de un experto, podría provocar graves lesiones, desgarros y posibles distensiones musculares, generando serios problemas de salud en quienes practican deporte.