Cómo elegir la zapatilla correcta para correr

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Si bien es complejo hablar y elegir “la mejor zapatilla”, porque todos los pies son diferentes, existiendo variabilidad de formas, tamaños y capacidad de desarrollar fuerza mecánica, lo cierto que optar por el calzado correcto para correr es fundamental.

“La pisada de cada persona difiere, por lo que el desgaste de la zapatilla será en diferentes áreas del contacto de la planta. La pisada de una persona está no sólo en relación a la región del tobillo o pie, sino que también se encuentra fuertemente influenciada por la posición de la cadera y de la rodilla”, explica Hernán de la Barra, académico de la Escuela de Kinesiología de la U. Andrés Bello.

Sin embargo, el kinesiólogo subraya algunos consejos fundamentales:

1.- El corredor debe seleccionar una zapatilla que sea de su medida, no es conveniente una zapatilla que se perciba muy apretada o muy suelta, pues esto altera la biomecánica de las articulaciones del pie y tobillo, y al existir estas problemáticas son la rodilla y la cadera que empezarán a generar compensaciones, y son dichas compensaciones las que pueden generar lesiones.

2.- Utilizar zapatillas que tengan sistema de “aire” a nivel plantar lo que disminuye la fuerza de impacto y fuerzas de reacción al correr. En muchos centros deportivos y tiendas especializadas, realizan una evaluación de la pisada del deportista, de modo de recomendar una zapatilla más apropiada al corredor.

3.- Se recomienda que el corredor ya haya tenido algunas semanas de habituación con el calzado deportivo, y no cometer el error de llegar a la competición con zapatillas “nuevas” que no ha probado previamente, pues esto puede generarle incomodidad, lesiones y falla en su rendimiento (el cuerpo debe habituarse a la sensación de las zapatillas y adaptarse mecánicamente al calzado).

Otros aspectos

Según un artículo publicado en BBC y recogido por BioBioChile, el tipo de zapato se debe adaptar a la necesidades de la persona, las cuales se pueden clasificar de la siguiente forma.

Tipo de pisada

El director general de Deerfoot en España, César Fernandez, indicó que hay tres categorías de pisada. Al momento de determinar el modo de andar de la persona, el tipo de pie y su pisada, dentro de la cual se encuentra la categoría supinador y pronador.
“Está la pisada neutra que distribuye el contacto de manera equitativa sobre toda la planta del pie, el pronador que apoya con la parte interior del pie y supinador que se apoya con el borde exterior del pie”, manifestó.

Según la empresa encargada en la distribución y venta de calzado especializado para deportistas, la mayoría de las personas se ubican en la categoría neutra y pronador.

Además Fernández explicó que los pronadores, categoría donde se concentran las mujeres, deben utilizar un calzado con suela rigída. “Una persona que corre dos veces por semana está en un nivel de iniciación, por lo que suele tener un peso mayor que un corredor que lo hace cinco veces por semana”, indicó el director de Deerfoot.

Asimismo para los supinadores recomendó zapatillas con más amortiguación y estabilidad, la que se logra poniendo unas piezas en la parte intermedia para aumentar la rigidez del calzado.

Montaña, carretera o pista

Los preparadores físicos siempre comentan que se debe evitar trotar durante lapsos prolongados sobre el cemento, agregando que hay que preferir terrenos llanos, pasto o tierra debido al impacto que tiene el golpe en nuestras rodillas.

“Si utilizas una suela para correr en montaña sobre el asfalto el pie se te enganchará constantemente aumentando el nivel de esfuerzo y el riesgo de lesiones. Lo que se necesita en este caso es un calzado deslizante que permita desplazarte mejor”, dijo Fernández.

Finalmente puntualizó que siempre es recomendable elegir un zapato que sea un poco más grande que el calzado de utiliza una persona a diario, ya que el pie se dilata por el calor y aumenta de tamaño.