3 posturas de Yoga que pueden ayudar a aliviar la resaca

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Yoga es una disciplina milenaria que tiene asociados múltiples beneficios para el cuerpo. Muchos lo utilizan como una forma de la relajación, otros para buscar un equilibrio interno y otros simplemente para mejorar la salud.

Existen algunas “asana” -posturas- que incluso pueden ayudar al funcionamiento normal de algunos órganos internos del cuerpo, y son esos movimientos los que pueden ayudar a sobrevivir una noche con copas demás.

Según señala la sección de moda del diario español El País, estás serían tres asanas más adecuadas para realizar en casa cuando la resaca está al ataque.

1. UTTANASANA

“Estira bien las piernas y flexiona el tronco hacia ellas. Si no llegas a tocar el suelo con las manos, flexiona las rodillas lo que necesites para llegar. Relaja completamente el cuello, déjalo caer y siente como la respiración te va ayudando a soltar más y más el cuerpo hacia la tierra, descongestionando la cabeza”, se explica en el portal.

Esta postura alivia el dolor de cabeza e incluso el insomnio, pero además ayuda a estimular funciones del hígado y los riñones, así como también reduce la fatiga y la ansiedad.

El País

El País

2. PRASARITA PADOTTANASANA

“Reparte el peso del cuerpo en ambos pies. Si llegas a tocar el suelo con la coronilla, no dejes que el peso se vaya a la cabeza, solo es un punto de contacto. Puedes colocar una manta o almohada si te resulta más cómodo”, aconseja el artículo.

Esta asana ayuda a aclarar las ideas y a aliviar el estrés y la tensión. Además estimula digestión, regula los riñones y fortalece piernas y columna.

El Paìs

El Paìs

3. MATSYASANA

“Esta extensión de columna abre intensamente el pecho y la garganta, para lo que requiere de cierta flexibilidad en la espina torácica. Al igual que en la postura anterior, la coronilla se apoya en el suelo pero sin ejercer ningún tipo de peso en ella, para no cargar el cuello; toda la carga reside en los codos y antebrazos apoyados detrás de la espalda. Si padeces problemas cervicales, tan solo marca la postura sin llegar a entrar en ella”, dice la publicación.

Este movimiento ayuda a estirar los músculos flexores de las caderas y los músculos intercostales entre las costillas, además de los del abdomen y la garganta. Estimula las glándulas tiroides y paratiroides, y fortalece los músculos de la parte superior de la espalda y del cuello.

El País

El País

Por supuesto, cada una de estas posturas se debe realizar acomodándolas a la realidad de cada persona y jamás forzando al cuerpo con movimiento que no puede lograr.