temas del día

Cultura


Los maestros Cantores de Nuremberg es la gran ópera de Wagner al servicio de las voces potentes

Los Maestros Cantores de Nuremberg, Teatro Nescafé de las Artes (c)
Publicado por
Envíanos tu corrección

“Los Maestros Cantores de Núremberg” de Richard Wagner (1813-1883), que ofreció el Teatro Nescafé de las Artes en versión HD, vía satélite desde el Metropolitan Ópera House de Nueva York, debe ser una de las obras más importantes del género lírico que se han visto y escuchado en Chile y quizás en todo el mundo. Como casi todas las producciones del talentoso y genial compositor alemán, el ha ido más allá de la simple partitura musical.

Compuesta a lo largo de siete años, fue presentada por primera vez en 1868, en Munich. Como ya había hecho con “Tristán e Isolda” y “Tannhauser”, Wagner construye una obra de arte total en donde música, poesía y teatro se unen en una magistral armonía.

Con una producción a cargo de Otto Schenk, con diseño de Günther Schneider-Siemssen, se contó con la magnífica dircción dell maestro James Levine, quien fue en la ocasión, el encargado de dirigir la única ópera con ribetes cómicos en el repertorio del compositor alemán y la cual dura cerca de cuatro horas y media, sin contar dos extensos intervalos de 40 minutos cada uno.

Esta presentación desde Nueva York ha sido todo un acontecimiento, pues a la vez que constituye un índice del arte y la idiosincrasia alemana imperantes a mediados del siglo XVI, la obra es un logro excepcional para cantantes y músicos, puesto que exige un esfuerzo y una entrega inusuales. En esta versión, las interpretaciones de cantantes y coros, varones especialmente, destacaron con sus voces potentes, llenas de talentos, con númerosos y muy extensas arias (a veces romanzas) y diálogos-duos. A ellos hay que agregar su parte más conocida y brillante: su preludio-introducción, de unos vibrantes veinte minutos de marcial lirismo.

Los estudiosos de la obra lírica de Wagner, han señalado que en estos “Maestros Cantores de Nuremberg”, el autor germano parece construir algo más profundo, más complejo, y como la historia enseñará, más peligroso: a través de la fascinante y real historia del Gran Maestro Hans Sachs, de oficio zapatero, y la comunidad de cantores de Núremberg en el siglo XV, a la que se añade el clásico triángulo de amor, en que vemos realizarse, acto tras acto, una utopía aparentemente política, pero, al mismo tiempo, estrictamente vinculada al arte.
Las palmas de este elenco de intérpretes, se las llevan el bajo-barítono danés Johan Reuter en el papel de Sachs; el tenor sudafricano Johan Botha como Walther, y la soprano alemana Annette Dasch como Eva.

Esta fue la última transmisión del año de la temporada 2014-2015 del programa “En vivo desde el Met de Nueva York”, el cual continuará en el Teatro Nescafé de las Artes a partir de la segunda semana de enero y proyectará siete óperas más en cinco funciones. Partirá el sábado 17 de enero, a las 15 horas, con la obra “La viuda alegre” de Franz Lehar, protagonizada por la gran soprano estadounidense Renée Fleming.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados