10 errores que cometes cuando intentas marcar tus abdominales

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Gran parte del país comienza a vivir días de calor, y es que el verano y las anheladas vacaciones están prontas a llegar (esperemos así sea). Junto a ello, llega también la preocupación de vernos bien, ojalá con un cuerpo marcado.

Como estar en forma no es la regla durante gran parte del año, los gimnasios son los sitios indicados para intentar solucionar esto, con una serie de ejercicios que pretenden darnos la figura atlética que tanto se desea.

En medio de estas rutinas, se encuentran los abdominales, que muchos practican con el fin de marcar los oblicuos, pero hacerlos sin ayuda profesional puede generarnos más de un problema.

Es lo que a continuación te detallamos con estos 10 errores que generalmente se comete para marcar los abdominales, y que el diario español El Confidencial resumió con estos puntos.

Error N° 1 | No hacer otros ejercicios

Es cierto, quieres tener lo antes posible ese estómago marcado, pero no por más hacerlo lo tendrás de inmediato. Y es que si sólo haces abdominales, dejas de eliminar las grasas que tienes en otras zonas medias del cuerpo. Por ello se recomienda hacer ejercicios “de alta intensidad, como elevaciones de peso muerto, sentadillas o burpees”.

Error N° 2 | Empezar con los abdominales

Comenzar la rutina de ejercicios con la zona media, hará que fatigues tu cuerpo, lo que evitará la realización de otros ejercicios que son igual de buenos para construir abdominales. Además puedes dañar tempranamente tu espalda. Por ello se recomienda hacer estos ejercicios al final.

Error N° 3 | No cuidar la dieta

Esto es fundamental. Si no eres capaz de alimentarte bien, será imposible obtener la figura que buscas. Más pensando en que la zona que pretendes marcar se acumulan todas las grasas del cuerpo. Por ello, “reduce el porcentaje de ingesta de grasas y calorías en tu dieta diaria”. No por más abdominales y trotes nocturnos obtendrás el cuerpo que deseas si no logras no caer en la tentación de la comida.

Error N° 4 | Horas de abdominales

Sólo 15 a 20 minutos de abdominales diarios necesitas para esculpir tu figura. A ello súmale otros ejercicios con series de tres y sería.

Error N° 5 | Hacer abdominales todos los días

Copmo todo músculo del cuerpo, los abdominales requieren descansar y crecer para obtener la definición que quieres. Además, si todos los días haces abdominales y no notas ese dolor característico, es que no lo estás haciendo bien. Así anda, guíate con el monitor (si lo encuentras en el gimnasio) y ve si puedes realmente hacer los abdominales diariamente.

Error N° 6 | Hacer sólo crunches

Son el típico ejercicio que desde el colegio no enseñan. Tirado en el suelo, boca arriba y levantando el tronco hasta más no poder. Pues bien, resulta que hay otros mejores ejercicios, como el poner los pies en una parte elevada y con los brazos al nivel de los codos, aguantando y apretando el abdomen. Así, hay muchos más.

Error N° 7 | Distraerse

“Contrae y aprieta los abdominales cuando los estés ejercitando”. Ese es el consejo que se da para quienes ejercitan, y es que es facil creer que el movimiento está perfecto, cuando no estás concentrado en el músculo que quieres mejorar.

Error N° 8 | Olvidarse de los músculos lumbares

Los temidos flotadores. Pasa que te ves al espejo y notas un abdomen plano, pero y la gente que te ve por detrás, ¿ve lo mismo? Acuérdate también de darles los ejercicios a esa zona.

Error N° 9 | Trabajar sólo en una dirección

Como se mencionaba, hay más que abdominales en tu zona media. Oblicuos, el recto abdominal y los lumbares necesitan ser trabajador todos para conseguir lo que buscas. “Giros de cintura con barra sobre los hombros, extensiones de lumbares, humillaciones frontales y laterales, abdominales invertidos sobre balón de fitness”, son algunas de las acciones que puedes agregar en tu rutina.

Error N° 10 | Creer en los productos milagrosos

Los abdominales que buscas no existen en la faja eléctrica ni en pastillas del “Llame ahora, llame ya”. Por eso, “una buena alimentación y ejercicios cruzados” más otros complementarios permitirán dar con el resultado deseado.