La historia del corredor estadounidense que perdió 174 kilos tras recibir una dosis de “realidad”

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

La vida del estadounidense Brian Flemming era totalmente distinta hace 2 años. Pesaba 284 kilos, tenía problemas con el alcohol, hipertensión, infecciones frecuentes en sus piernas, depresión y estaba al borde de la diabetes.

Pero su existencia tomó un giro radical gracias a Jackie Eastham, una mujer británica que conoció en línea en el verano de 2012, a través del juego Draw Something, una especie de pictograma virtual.

Con el tiempo, comenzaron a comunicarse fuera de la aplicación, y al cabo de unos meses cuando ya habían entablado una amistad, Flemming -oriundo de Michigan- le habló sobre sus problemas de peso y salud.

Lee también: El antes y después de la mujer que bajó 127 kilos sólo con ejercicio y dieta

Pero lejos de ser compadecido por la chica, ella le dijo que estaba desperdiciando su vida. “Sólo pensé maldita sea, eres un tipo de 30″ indicó Eastham al diario inglés The Telegraph.

En ese momento, Eastham le reveló a Brian que ella sufría de distrofia muscular miotónica, y que sólo era capaz de controlar los síntomas de su enfermedad, llevando una vida saludable.

Jackie y Brian | The Telegraph

Jackie y Brian | The Telegraph

“Mi futuro es mucho más sombrío. Estoy tratando de tener el futuro más brillante que pueda, mientras tú te hundes a ti mismo”, le dijo la chica.

Estas palabras inspiraron al estadounidense a dejar de beber, comenzar a hacer ejercicio y hacer algunos cambios extremos en su dieta como cortar las comidas rápidas que le hacían consumir alrededor de 7.000 calorías al día y sustituirlas por yogur y cereales, proteína magra, verduras y arroz.

Tras realizar estas modificaciones a su estilo de vida, Flemming logró perder 174 kilos en dos años y este mes incluso corrió su primera media-maratón, la Detroit Chevy Dealers International, logrando completar la carrera en 2 horas y 53 minutos.

Cabe destacar que el dinero que se recaudó en esta actividad se destinó a apoyar la investigación sobre la distrofia muscular miotónica, enfermedad que padece Jackie Eastham, la chica que le hizo abrir los ojos.

“Hay un montón de gente que está tratando hacer lo que yo hice. Si les cuento mi historia, podría darles esperanza” dice el hombre, quien agrega que aunque es fácil perder la fe, el destino o la casualidad te llevará a la meta. “En mi caso, creo que me gané la lotería”, asegura.

The Telegraph

The Telegraph