Fotografía: Leonardo Rubilar | Agencia UNO

0 visitas |


  • El 22 de mayo pasado, dos abogados en representación del organismo futbolístico, ingresaron un recurso ante la Corte de Apelaciones de Santiago, el que buscar revocar la decisión de la Tesorería dictada hace algunas semanas, aunque en el tribunal de alzada reconocen que tiene poco futuro, salvo ganar tiempo. Según los argumentos de la ANFP, el organismo dictó el cobro mencionado a una entidad -el Comité Organizador Local 2015 (Col15) encargado de realizar el torneo y administrar gastos y ganancias- que no existe desde el 4 de enero de 2016. El fundamento, se lee en la presentación, es que un fallo del 29 Juzgado Civil de Santiago dio por establecida la inexistencia de la Col15, con lo cual la TGR no tendría cómo acceder a los activos que reclama. La presentación la publica Radio Bío Bío.

    Aletazos de ahogado. Así se conoce en la jerga judicial, cuando una de las partes de un caso intenta evitar por todos los medios perder en un proceso que ya no tiene vuelta. Y al menos en lo formal, salvo un milagro jurídico, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) enfrenta una situación similar con la Tesorería General de la República (TGR), a la que adeuda una cifra cercana a los 6.000 millones de pesos -con multas, reajustes e intereses incluidos- de los dineros obtenidos por la Copa América 2015.

    En abril pasado, la TGR ya había notificado que de no enterar la suma, se arriesgaba a un embargo, pero los abogados Simón Zañartu e Ignacio Saavedra, están jugando quizás su última carta para evitarlo.

    El 22 de mayo pasado, los profesionales ingresaron un recurso ante la Corte de Apelaciones de Santiago, el que buscar revocar la decisión de la TGR, aunque en el tribunal de alzada reconocen que tiene poco futuro, salvo ganar tiempo.

    En el escrito de seis páginas -que publica Radio Bío Bío- Zañartu y Saavedra apuntan a que la TGR habría rechazado -pasando por encima de la ley- varios recursos que solicitaban la “nulidad de todo lo obrado”, es decir, anular la deuda.

    Lea la presentación

    Según los argumentos de la ANFP, el organismo dictó el cobro mencionado a una entidad -el Comité Organizador Local 2015 (Col15) encargado de realizar el torneo y administrar gastos y ganancias- que no existe desde el 4 de enero de 2016. El fundamento, se lee en la presentación, es que un fallo del 29 Juzgado Civil de Santiago dio por establecida la inexistencia de la Col15, con lo cual la TGR no tendría cómo acceder a los activos que reclama.

    Sin embargo, desde Tesorería aseguran que todo se ha hecho en forma regular, ya que la Copa América de 2015 dejó 23.782 millones de pesos como ingresos. De esos, casi 12 millones se transfirieron a la ANFP entre 2013 y 2015. Sobre este último monto, debían pagarse 2.500 millones de pesos en impuestos, pero ocurrió que la Col15, entidad que tenía una corta duración, debió dejar a un “heredero de la deuda”, hecho que nunca ocurrió. De allí que la obligación tributaria pasó a la ANFP, con multas, intereses y reajustes que la elevaron a 6.000 millones de pesos.

    Los patrocinantes estiman que la cifra en cuestión no puede ni debe ser pagada por la ANFP, pero lo cierto es que durante la Copa América 2015 compartieron funcionarios con la Col 15e incluso la misma dirección en Quilín 5365, Peñalolén, hecho que los vincula administrativa y tributariamente, según la autoridad recaudadora.

    Una de las personas que aparece ligada a los hechos es el actual secretario ejecutivo de la ANFP, Luis Varas. Sucede que en 2013, cuando se redactaron los estatutos de la Col15, se legalizaron en Viña del Mar y no en Santiago, como solía hacerse. La notaría con sede en Viña del Mar, era propiedad, ese año, de Eliana Gervasio, precisamente la madre de Varas, según publicó El Mercurio.

    La multimillonaria suma, también está vinculada a la administración de Sergio Jadue, quien huyó de Chile en 2015 para enfrentar a la justicia de Estados Unidos, tras el escándalo en la Conmebol por el pago de sobornos. Hoy Jadue reside en Miami, bajo la protección de la autoridad estadounidense por su colaboración en el caso, al declararse culpable por delitos de corrupción . Eso, al menos hasta ahora, ya que el pasado 29 de abril, el exdirigente aplazó por séptima vez la lectura de sentencia del caso “FIFA gate”, logrando posponerla para noviembre de este año.

    Como sea, actualmente hay una causa abierta en su contra por la Unidad de Delitos de Alta Complejidad de la Fiscalía Oriente. Simple coincidencia, Varas era amigo de Jadue y compañero de estudios.

    El recurso presentado por la ANFP aún debe pasar el trámite de admisibilidad antes de que pueda ser visto por alguna de las salas del tribunal de alzada capitalino. Si es rechazado, reconocen cercanos al organismo futbolero, “algo se hará”, ya que un embargo por 6.000 mil millones, podría destrozar las arcas financieras.

    Ese “algo se hará”, apunta a una eventual negociación con la TGR respecto de la suma reclamada por el fisco, aunque se reconoce que el escenario es altamente complejo, pero no definitivo.

    Radio Bío Bío intentó obtener una versión de parte de los abogados Zañartu y Zúñiga y de Varas, pero hasta el cierre de esta nota, no hubo respuesta.

    Nuestro comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)