Agustín Rossi, ex arquero de Deportes Antofagasta, fue la gran figura en la consagración de Boca Juniors en la Copa Argentina ante Talleres.

Boca Juniors se consagró campeón de la Copa Argentina y Agustín Rossi, exportero de Deportes Antofagasta, fue una vez más la gran figura en la definición por penales ante Talleres, como lo había sido también contra River y contra Patronato antes en el mismo torneo.

El arquero de Boca le contuvo la ejecución a Héctor Fértoli y esa atajada fue la única diferencia que inclinó la balanza hacia el lado del Xeneize.

Rossi jugó cinco de los seis partidos de Boca en la Copa Argentina y en todos terminó con la valla invicta. Pero su figura se agigantó en los penales donde siempre atajó al menos uno para permitirle a su equipo seguir avanzando.

El ex Antofagasta se desahogó tras la obtención de la Copa Argentina y se emocionó al recordar a su padre recientemente fallecido.

“Es el primer titulo desde que mi viejo no está, mi cuarto titulo en el club. No me pudo ver yendo a entrenar con la Selección, este año que me tocó atajar acá, este hermoso regalo que nos da la vida…”, destacó el arquero campeón y figura.

Y agregó: “Cuando perdemos, cuando ganamos la familia está siempre. Se bancan toda la mierda que se escuchan todas las semanas o cuando uno se equivoca”.