¿encontraste un error?
avísanos

El plan de Tuchel y la importancia de Alaba: Análisis a los protagonistas de las semis de Champions

David Ramos | Agence France Presse

Para BioBioChile, el analista y scout chileno Felipe Araya (@felaraya1), que trabajó en el Santos de Brasil con Jorge Sampaoli y también estuvo como colaborador externo para las selecciones de Chile y Arabia Saudí, expone las claves de las semifinales de Champions League. Este domingo, a partir de las 15:00 horas, Paris Saint Germain y Bayern Munich definen al campeón de la actual edición.

PARIS SAINT-GERMAIN – PRESIÓN EN SALIDA RIVAL

En general, la presión media-alta diseñada por Thomas Tuchel fue un factor decisivo en la victoria 0-3 del conjunto parisino por las semifinales de la Liga de Campeones contra el RB Leipzig.

En su 4-3-3, los extremos Ángel Di María y Kylian Mbappé quedaban pendientes de saltar sobre Nordi Mukiele (lateral en defensa que cerraba como tercer central en ataque posicional) y Lukas Klostermann, que conformaban la primera fase de construcción del adversario.

Mientras, Neymar estaba enfocado en bloquear la recepción del mediocentro esloveno Kevin Kampl, al mismo tiempo que los interiores Leandro Paredes y Ander Herrera tenían un rol mixto entre proteger el carril central en vigilancias y presionar hacia afuera cuando el balón llegara al costado de la zona de acción en el lateral del sector.

En este contexto, el Paris Saint-Germain ha sido capaz de limitar el número de salidas cortas de su rival, sumando recuperaciones y frecuentemente forzando pérdidas debido a su postura agresiva en fase defensiva, con el 0-2 marcado por el argentino Ángel Di María teniendo su origen en una pérdida del portero Peter Gulacsi en salida de balón en una interceptación de otro albiceleste como Paredes.

En ventaja en el marcador, el PSG alternó entre fases de bloque medio-bajo con esta comentada presión adelantada en 3+3.

RB LEIPZIG – DEFENSA ORGANIZADA Y PRESIÓN EN SALIDA RIVAL

Julian Nagelsmann inició el partido con una defensa organizada (4-1-4-1) en mitad de campo con Kevin Kampl como mediocentro, arropado por Sabitzer y Olmo como interiores. Mientras que Poulsen trabaja por delante.

PSG fue incapaz de romper los carriles internos a excepción de tres intervenciones gracias a pases filtrado por parte de Leandro Paredes que permitieron progresar por dentro algunos metros pero sin demasiada profundidad ni amenaza para la zaga del Leipzig.

En el minuto 35, Nagelsmann adelantó a Dani Olmo a la altura de Poulsen con la intención de presionar unos metros más arriba e incomodar la construcción de Kimpembe y Thiago Silva, quedando así Kampl junto a Sabitzer de internos (4-4-2). Con esta forma colectiva sin balón y una actitud más agresiva en la idea de robar en campo contrario, PSG comenzó a hilvanar más pases entre los centrales y haciendo participe a Sergio Rico en el apoyo inferior para atraer esa presión y luego ir jugando con los espacios a la espalda.

Los jugadores interiores del PSG estaban más acosados ante cualquier recepción en los pasillos internos, de modo que el equipo de Tuchel buscó lances al espacio de la última línea rival complementando eso con rupturas de los delanteros, logrando intimidar por presencia pero no se concreto una ocasión clara realmente.

Tras el descanso, Nagelsmann da ingreso a Schick y Forsberg en lugar de Olmo y Nkunku respectivamente. A partir de eso, Poulsen y Schick saltaban con el central de salida mientras el otro tapaba la línea de pase a Marquinhos.

Sabitzer empezaba vigilando a Marquinhos cuando Rico tenía el balón pero cuando lo tomaba el punta restante, el austriaco se encargaba ser el hombre en caso que salieran por derecha o bloquear la línea de pase a Paredes si la salida parisina era por izquierda.

Una vez el partido atravesó los 60 minutos de juego, Nagelsmann cambia por cuarta vez la estructura y actitud de su equipo sin balón dando ingreso a Halstenberg en lugar de Laimer; en consecuencia, añadiendo un jugador más en la última línea y quedando con tres mediocampistas (5-3-2).

Esto tenia dos fases: la primera, presionando la salida desde Rico donde los interiores saltaban al lateral de su costado y el segunda punta tapaba a Marquinhos. En campo propio, los interiores quedaban encajados con los interiores y carrileros con laterales.

OLYMPIQUE LYON – TRANSICIONES OFENSIVAS

En bloque medio en gran parte del duelo a través de su 5-3-2, la clave para la fluidez del Lyon en transición ofensiva en la fase inicial del duelo contra el Bayern estuvo en los ajustes tácticos realizados por Rudi Garcia, que utilizó el delantero camerunés Karl Toko-Ekambi en posición intermedia en defensa cerrando el pase de David Alaba hacia Alphonso Davies,

Esta situación permitió que el conjunto francés invitara al central austríaco a conducir y exponer su espalda, con el mismo Toko-Ekambi siendo una amenaza frecuente en profundidad con su agresividad en los desmarques de ruptura al espacio después de la recuperación.

Además de tener buenos jugadores para dañar la línea defensiva adelantada del Bayern en las piernas y velocidad de Memphis Depay, Karl-Toko Ekambi y Maxwel Cornet, el OL cuenta con calidad diferencial en la media cancha para lanzar contragolpes en los pies de los interiores Maxence Caqueret e Houssem Aouar, que destacaron en este escenario a lo largo de los 20 minutos iniciales del partido, en que el Lyon ha generado tres ocasiones a la contra para ponerse en ventaja en el marcador.

Archivo | Kai Paffenbach | Agence France Presse
Archivo | Kai Paffenbach | Agence France Presse

DAVID ALABA EN CONSTRUCCIÓN ANTE OLYMPIQUE LYON

El zurdo austriaco una vez más ha sido pieza elemental para la construcción de juego desde abajo del equipo de Hans-Dieter Flick. Haciendo su carrera como lateral del Bayern, está cerrado una temporada como el mejor central zurdo del mundo ahora mismo.

David Alaba está en un pico muy alto de rendimiento, tanto por regularidad en Bundesliga y disfrazándose de figura en la Liga de Campeones. Como Ekambi estaba ubicado en zonas intermedias sin casarse con la presión ante Alaba ni con Davies, prefería evitar una línea de pase que pudiera activar al corredor canadiense.

Dada la situación, Alaba decidió hacerse con el peso de la salida y comenzó a filtrar balones entre líneas, pases al espacio, envíos largos al lado opuesto y armando una pequeña sociedad junto a Thiago para atraer rivales y liberar espacios a Goretzka y Müller que se movían entre líneas.

Además de eso, Alaba ha sido clave cortando transiciones, siendo esta el arma letal del Olympique de Lyon y repitiendo carreras largas o cuerpos. Una exhibición muy completa de principio a fin del futbolista total de la década.

URL CORTA:
URL Corta:

Tendencias Ahora

Comentarios

ADLP

El Bombardero desafía a Federer y descubre sus miedos: las arañas y la montaña rusa

Álvaro López y nexo con Felipe Camiroaga: "Fue una extraña y terrible coincidencia"

Landerretche revive criminal atentado y revela increíbles anécdotas al mando de Codelco

MÁS NOTICIAS