El nuevo gerente deportivo de Azul Azul, Luis Roggiero, llegará este martes a Santiago para cumplir su respectiva cuarentena sanitaria y sumarse de manera presencial al trabajo en el Centro Deportivo Azul.

Según informa La Tercera, Roggiero desde este lunes ya está sosteniendo diversas reuniones vía Zoom, adelantando de forma remota lo que será su trabajo en el cuadro universitario.

En este sentido, el nuevo gerente deportivo tiene una misión clara en el club: asegurar la permanencia de jugadores que finalizan contrato a fin de año, como el caso de Joaquín Larrivey.

El goleador del Campeonato Nacional se ha cansado de repetir que quiere seguir en la U, pero desde la dirigencia aún no le presentan una propuesta concreta para continuar.

Afirman que el delantero argentino quiere extender su vínculo por los próximos dos años. No obstante, los “azules” le ofrecerían una temporada más, la que podría extenderse a una segunda.

Tanto Larrivey como su representante avisaron que ante la demora de los dirigentes del club, ellos ya están escuchando ofertas desde otros equipos del extranjero.

Por otra parte, Roggiero también debe abrochar la permanencia de Fernando de Paul y Ramón Arias, quienes también terminan contrato en diciembre y son piezas claves en el once de Esteban Valencia.