El Sindicato de Árbitros insistió en su llamado a paralizar actividades a menos que el argentino Javier Castrilli, presidente de la Comisión Arbitral de la ANFP, renuncie a su cargo.

El tiempo corre y las acusaciones se acrecientan. El Sindicato de Árbitros del fútbol nacional volvió a cargar contra Javier Castrilli, presidente de la Comisión de Arbitraje de la ANFP, y recalcaron que el llamado a paralización sigue vigente.

A través de un comunicado, el gremio reveló nuevas denuncias en contra del argentino y su mesa directiva, además de insistir en que este martes será clave para el desarrollo del balompié criollo.

Y es que este 5 de abril, a menos que Castrilli, Osvaldo Talamilla y Braulio Arenas abandonen sus cargos, se votará la paralización de actividades.

“Los otros cargos administrativos pueden evaluarse para no afectar el funcionamiento y logística del departamento arbitral para la siguiente fecha del campeonato”, detallaron desde el Sindicato de Jueces.

“En caso de no llegar a un acuerdo, la Asamblea decidirá democráticamente la paralización total de actividades a iniciarse desde el miércoles 6 de abril”, agregaron desde el gremio.

La votación se realizará a las 20:30 horas y, según lo indicado, los resultados serán revelados a la brevedad para no afectar la programación de los clubes.

Nuevas acusaciones contra Javier Castrilli

El pasado jueves, el Sindicato de Árbitro ya reveló graves denuncias en contra de la mesa directiva de la Comisión de la ANFP presidida por Javier Castrilli.

Entre ellas, destacan prácticas antisindicales, inexistencia de algunos contratos laborales, inoperancia para designar con tiempo a los jueces, irregularidades en partidos de fútbol formativo y opiniones peyorativas en contra de las árbitras.

Ahora, desde el gremio sumaron presiones telefónicas y actitudes “matonescas”, como reuniones para interrogar por las actividades sindicales y cambios a última hora de árbitros que se han mantenido activos en las actividades del Sindicato.

“Cuatro de nuestros colegas de Primera División, que ya estaban asignados a partidos, fueron reemplazados a última hora y bajados de su designación quedando sin partido. Incluso, uno de ellos ya iba camino a la van de traslado y otro en camino al aeropuerto con pasaje en mano”, detallaron.

Para cerrar, desde el Sindicato destaparon los casos de jueces que pasaron del fútbol formativo a los torneos de Ascenso, cuyas liquidaciones de sueldo fueron cinco veces menores a las acordadas con la Comisión.

Así las cosas, este martes el fútbol chileno puede volver a sufrir un terremoto en su alicaído presente.