El Colegio de Entrenadores de Chile exige el cumplimiento de las normas de Conmebol y ANFP, ya que los recientemente anunciado como directores técnicos de Unión San Felipe y Unión La Calera no tendrían la documentación necesaria para poder ejercer en Chile.

A través de un comunicado y sobre los casos de Tomás Arrotea (San Felipe) y Luca Marcogiuseppe (Unión La Calera), aseguran que “de acuerdo al listado oficial que mantiene Conmebol actualizado en su sitio web, ninguno de los dos presenta la licencia Conmebol Pro, requisito para dirigir en el país que tiene cualquier entrenador que haya cursado sus estudios fuera de Chile”.

En conversación con La Radio, el presidente del Colegio de Entrenadores de Chile, Carlos Ramos, argumenta que “Ningún técnico que no tuviese su licencia Conmebol Pro no puede dirigir en este país. Un chileno que hace sus estudios en el extranjero y llega a nuestro país y quiere dirigir tampoco lo puede hacer si no tiene su licencia Pro. Un chileno que estudia en el INAF y quiere dirigir en el extranjero tampoco lo puede hacer si no tiene su Conmebol Pro”.

Añade que “las normas están establecidas y son claras. Dentro de esto están los propios acuerdos que hacen los dirigentes del futbol nacional y que después no los respetan. Está claro en el Artículo 8° inciso 3°, donde se solicita esta licencia para dirigir en este país”.

Además, Ramos se muestra preocupado por la situación de los entrenadores chilenos, ya que varias instituciones o empresarios optan por los servicios de extranjeros.

“Nos preocupa el momento, la poca deferencia que hay con el profesional chileno. No podemos dejar pasar estas situaciones que indudablemente son perjudiciales para el fútbol chileno, porque aquí no se está valorando el fútbol chileno, se está valorando situaciones económicas por sobre lo deportivo”, asegura.

El exjugador de fútbol también cree “que es una falta de respeto al futbol chileno, sobre todo viniendo de los empresarios, donde están tomando una fuerza que es perjudicial para el desarrollo del futbol chileno. Pasar por encima los reglamentos que están establecidos por ellos mismos es grave. Habla de poca fiscalización, poca capacidad de mando y en ese sentido queremos una respuesta correcta o, si no recurriremos a la Conmebol y a la FIFA si es necesario, para que esto se respete”.

Finaliza también pidiendo explicaciones al Instituto Nacional del Fútbol, Deporte y Actividad Física.

“Nos gustaría que el INAF también hablaran. Son los que forman a los técnicos en Chile, tienen el monopolio y lamentablemente como dijo un colega por ahí, la cesantía es grande y ellos están formando cesantes todos los años”, explica.