Un mal momento pasó un grupo de hinchas de Colo Colo que viajó hasta Bolivia para alentar a su equipo ante el Jorge Wilstermann en el debut en la fase grupal de Copa Libertadores.

Según reportan diversos medios altiplánticos, barristas del cuadro boliviano, denominados Los Gurkas, llegaron hasta la entrada del Hotel Cochabamba -donde se aloja el plantel albo- con cuchillas, palos y fierros para acabar con el ‘banderazo’ que realizaban fanáticos del ‘Cacique’.

La situación rápidamente se transformó en un caos. Corridas para un lado y el otro, golpes y “pedradas que incluso llegaron a dañar la infraestructura de algunos inmuebles en la zona”, detalló, por ejemplo, el diario La Opinión.

El mismo medio reveló incluso un tema más delicado. Los barras bravas del Wilstermann habrían utilizado hasta agentes químicos. “Efectivos policiales en el lugar negaron haberlos usado para dispersar a la muchedumbre y estos habrían sido utilizados por los denominados Gurkas”.

Quien sacó la peor parte en esta ‘encerrona’ fue el fanático del ‘Popular’ Hector Contreras Troncoso, que resultó lesionado con dos heridas cortantes en el tórax y fue atendido en el hospital Cochabamba, reportó el periodista Gabriel Nogales de ATB Noticias.

Un video que se ha tomado los portales bolivianos da cuenta de este feroz ataque, donde, como se puede apreciar, de no haber sido por la intervención y gritos de terceros todo pudo haber terminado en una tragedia.

Otro video, revelado por Red Uno de Bolivia, comprueba el uso de petardos de los bolivianos contra la treintena de simpatizantes colocolinos.

Red Uno, eso sí, asegura que sus periodistas fueron golpeados por hinchas del ‘Cacique’ minutos más tarde.

Lo positivo -dentro de todo-, es que el cuadro de salud de Contreras es estable y hasta podría ser dado de alta este martes, agregó Nogales.

El periódico La Opinión acotó que fuentes oficiales reportaron que el saldo de estos incidentes fue de 7 detenidos.

Recordemos que Jorge Wilstermann y Colo Colo se miden este miércoles desde las 19:15 horas en el estadio Félix Capriles de Cochabamba.