Cultura
6 expresiones “actuales” con m√°s de 100 a√Īos de uso
Publicado por: Daniel Medina
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En el uso diario, el com√ļn de las personas no suele preguntarse por el origen de las expresiones que suelen emplear a la hora de describir situaciones cotidianas.

Algunas de las formas frecuentes que utilizamos para referirnos a alg√ļn fen√≥meno o actividad llevan m√°s de un siglo pronunci√°ndose, pese a que en nuestros o√≠dos a√ļn pueden sonar frescas.

Revisa a continuación seis expresiones que hasta hoy se ocupan en un nivel más informal de nuestras conversaciones y que heredamos de nuestros antepasados.

1. Poner los cuernos

Esta poco afortunada frase para denotar infidelidad es de una larga data y de un origen no muy bien definido. Una de las explicaciones m√°s difundidas es la que apunta hacia el medioevo y, en particular, al Ius primae noctis, o “derecho de la primera noche”.

El se√Īor feudal, de acuerdo a lo que apunta esta explicaci√≥n, estaba facultado para mantener relaciones sexuales con cualquier mujer que estuviera a punto de casarse con alguno de sus siervos. Algunas versiones de esta misma explicaci√≥n se√Īalan que, a modo de “compensaci√≥n”, el futuro marido contaba con acceso a cazar en los terrenos del se√Īor, mientras √©ste colgaba un cuerno de caza en la puerta de la vivienda.

La escasa documentaci√≥n con la que se cuenta de esa √©poca hace imposible corroborar esta m√°s que extendida versi√≥n. Lo cierto es que ya en los tiempos de los romanos, seg√ļn detalla la BBC, a los soldados con un buen desempe√Īo en la guerra eran honrados con cuernos como gesto simb√≥lico. El problema era que tambi√©n simbolizaban una larga ausencia del due√Īo de casa, lo que para muchos significaba dejar la puerta abierta al enga√Īo.

El Diccionario de la frase y de la f√°bula publicado en 1898 por el ingl√©s Ebenezer Cobham Brewer apunta en esta tem√°tica a la disputa de los ciervos por las hembras durante la √©poca de apareamiento. El vencido, a√Īade en su explicaci√≥n, era “corneado” y pierde a su pareja, por lo que la asociaci√≥n se define bajo estos t√©rminos.

2. Al tiro

A√ļn vigente en el vocabulario chileno, esta expresi√≥n est√° bien lejos de ser algo nacido en tiempos cercanos. Ya en 1875 figuraba documentado en el Diccionario de Chilenismos de Zorobabel Rodr√≠guez, y que recoge a su vez el Diccionario Coa de Armando M√©ndez Carrasco.

“En la tarde de ayer uno de los trabajadores que se ocupan de estucar el frente del portal Fern√°ndez Concha, se cay√≥ del andamio y se mat√≥ al tiro”, es el ejemplo que consigna Rodr√≠guez en su publicaci√≥n de hace ya 140 a√Īos.

3. Al apa

Tambi√©n conocido como “al hacha”, se emplea para indicar que un individuo lleva a cuestas o sobre sus espaldas alguna carga. El origen m√°s probable que tendr√≠a esta expresi√≥n viene del quechua y figura en el a√Īoso “Diccionario Quichua-Castellano y Castellano-Quichua” de Honorio Mossi.

“Apac significa llevar, apani, la bestia cargada, i apa el jornalero que gana su vida acarreando”, recoge Zorobabel Rodr√≠guez en 1875.

4. Cahuín

Como muchas de las palabras que empleamos los chilenos, su origen est√° en el mapuzugun (o mapudung√ļn). Antes de utilizarse como sin√≥nimo de “chisme”, esta palabra denotaba las reuniones de los cabecillas de las tribus araucanas.

En estas instancias, los caciques se refer√≠an a la situaci√≥n de quienes integraban sus grupos, lo que persisti√≥ posteriormente cuando los espa√Īoles irrumpieron en los suelos nacionales. Las reuniones daban pie a que surgieran curiosas elucubraciones y teor√≠as, las que adoptaron el nombre de las citas en las que se generaban.

5. Paco

Para esta forma despectiva de referirse a los efectivos de Carabineros de Chile, tambi√©n habr√≠a que mirar al vocabulario quechua. Cuando los “abuelos” de los actuales carabineros, denominados como serenos en la √©poca colonial, resguardaban las calles y comprobaban el estado del alumbrado p√ļblico, vest√≠an ponchos de color casta√Īo. “P’aku” es la palabra en quechua para denominar dicho color, y su desambiguaci√≥n dio origen a la expresi√≥n.

6. Concho

Utilizado por lo general para referirse al l√≠quido sobrante en un vaso, la palabra “concho” ya era recogida por el pol√≠tico e historiador Benjam√≠n Vicu√Īa Mackenna, fallecido en 1886.

En su “Historia cr√≠tica y social de la Ciudad de Santiago“, publicada en 1869, recoge que en algunas celebraciones del siglo XVIII , los restos de los refrescos que se serv√≠an a las autoridades eran repartidos al pueblo, denomin√°ndolos como “conchos”.

Eso s√≠, la explicaci√≥n desde el quechua es mucho menos “digerible”, ya que se pronunciaba para referirse a las heces.

Tendencias Ahora