Fotografía: Jaime Silva: BBCL

0 visitas |


  • La Junta Nacional de Bomberos reconoció un déficit de 9 mil millones de pesos. En la última sesión de la Comisión de Emergencia, Desastre y Bomberos de la Cámara de Diputados se deslizó la posibilidad de hipotecar parte de las propiedades de la JNB, como opción para subsanar las finanzas. La opción no se descarta, pues se analiza recurrir a la banca, explican miembros del directorio. El incendio administrativo en el cuartel de los "chicos buenos" aún no se apaga. La historia es de la Unidad de Reportajes de BioBioChile.

    Por segunda vez en una semana, este martes recién pasado el presidente de la Junta Nacional de Bomberos (JNB), Raúl Bustos Zavala, fue citado a la Cámara de Diputados para dar explicaciones. Todo en medio del descalabro que significó la doble rendición detectada por la Subsecretaría del Interior y que correspondía a compras de carros bomba adquiridos en el extranjero.

    En la Comisión de Emergencia, Desastre y Bomberos parlamentaria se aprovechó de poner sobre la mesa el déficit financiero que aqueja a la institución desde hace varios años. Ese día, el propio presidente de la junta habló de una cifra que rondaba en torno a los $20 mil millones, mientras que el diputado Sergio Bobadilla aseguró que -según sus fuentes- el monto superaba los $30 mil millones.

    Finalmente, tras un trabajo de 10 días, la comisión revisora interna encargada por el Directorio Nacional hizo público este viernes el resultado de la investigación y confirmaron que el déficit real para 2021 asciende a poco más de $9.171 millones.

    En el balance hablaron varios de los presidentes regionales que integraron la mencionada comisión. El más vehemente fue Claudio Bustamante, presidente de los bomberos en la región Metropolitana.

    El cófrade bomberil, también consejero regional por la UDI en la provincia de Maipo, fue el encargado de dar el dato duro y aprovechó de recordarle al Estado una deuda pendiente que mantiene con la institución.

    “Ese déficit (de más de $9 mil millones) se mantiene siempre y cuando el Estado chileno mantenga el compromiso de devolver a Bomberos de Chile los fondos de reconstrucción que llevamos 5 años esperando”, subrayó. En caso contrario, la deuda podría empinarse varios miles de millones de pesos por encima de esa cifra.

    Inestabilidad interna

    En su alocución el propio Bustamante reconoció no ser cercano al presidente de la Junta Nacional, admitiendo que nunca “han sido grandes amigos” y que “todos los bomberos saben” que entre ambos hay diferencias.

    Sus palabras cobran mayor relevancia al escuchar las de Luis Erpel, ahora ex gerente general de la JNB, quien fue desvinculado justo después que se declarara el incendio administrativo en la institución.

    En conversación con BioBioChile, Erpel reflexiona sobre su despido tras 28 años de servicio y asegura que su salida obedeció más a presiones internas que a una falta de confianza en su persona de parte del presidente Bustos Zavala.

    Erpel conoce más que muchos la interna administrativa de Bomberos y pese a que ya no forma parte de la corporación coincide en que efectivamente el déficit bordea los $9 mil millones, un número muy lejano al que se rumoreó en distintos grupos de WhatsApp de voluntarios durante los últimos días.

    Sobre eso último culpa con nombre y apellido a Claudio Bustamante. Según Erpel, éste fue el responsable de un mensaje de audio difundido a través de WhastApp donde “alertó a todos los bomberos sobre una situación que no estaba ocurriendo”.

    —Él tiene que asumir las responsabilidades políticas respecto a esta situación (…) Él debió haberse informado de mejor forma, debería haber averiguado. Hoy día se manchó la imagen de Bomberos de Chile.

    Sobre la doble rendición que observó la Unidad de Gestión, Riesgo y Emergencia de la Subsecretaría del Interior, remarca que se trató meramente de un problema administrativo.

    De todos modos hace el ‘mea culpa’ y reconoce que su yerro fue firmar sin revisar detalladamente la carta conductora que permitía la evacuación de la rendición de cuentas hacia la repartición gubernamental:

    —Yo tenía un equipo de trabajo y ese equipo no hizo de forma correcta la rendición, donde deberían haberla presentado por fuente de financiamiento y en este caso se presentó la factura completa.

    La chispa que encendió la pradera fue una carta que desde Interior le enviaron al presidente Raúl Bustos. En el documento, al que tuvo acceso la Unidad de Reportajes de BioBioChile, se detalla que los montos “observados”, es decir, improcedentes, sumaban $4.399 millones.

    Lea el documento:

    Días más tarde, esta vez sin Erpel a la cabeza del área administrativa, la Junta Nacional remitió una nueva rendición a la subsecretaría, con la que se habrían corregido todos los montos observados.

    La banca como salvación

    Una opción para subsanar el déficit que arrastra la institución es recurrir a la banca. Así lo reconoció el presidente de Bomberos en la región de Arica, Raúl Montoya, quien integró la comisión revisora descrita anteriormente.

    Montoya fue el designado para admitir públicamente que la Junta Nacional de Bomberos ve como “una alternativa” pedir uno o más créditos para reorganizar la casa. Es “algo que se está evaluando”, explicó.

    En ese mismo punto recalcó que “no se va a ver involucrado ningún patrimonio ni los gastos operacionales de los 313 cuerpos de bomberos del país, porque esto no corresponde”. Nada comentó sobre las propiedades de la JNB que podrían ser hipotecadas, opción que fue planteada durante la comisión de la Cámara.

    De acuerdo a los registros oficiales, la corporación de derecho privado sin fines de lucro mantiene 18 propiedades para distintos fines a lo largo del país, cuyo avalúo fiscal total se encumbra por sobre los $3.386 millones.

    En el listado destaca la edificación que alberga a la JNB y que está ubicado justo en la esquina de Avenida General Bustamante con Pedro Bannen, frente al Parque Bustamante, en Providencia. Dicha propiedad cuenta con un avalúo fiscal superior a los $1.248 millones.

    De cerca le sigue el campus central de la Academia Nacional de Bomberos, ubicado a un costado de la Autopista del Sol a la altura del kilómetro 47. Si se suma el avalúo de las cuatro propiedades de distinto rol que conforman el principal centro de entrenamiento llegan a los $1.199 millones.

    Más atrás aparecen otras dos propiedades, una en Arica y otra en Talca, cada una avaluada en más de $111 millones.

    Eventual comisión investigadora

    “El año 2018 tomamos el acuerdo de servir el déficit, lo queríamos servir en 5 años aproximadamente, pero hemos detectado que ese déficit se mantiene y nosotros tenemos que tomar algunas medidas (…) se ha estudiado un abanico de posibilidades, entre ellas, tomar un crédito bancario”, explicaba el martes Raúl Bustos a la comisión de Emergencia, Desastre y Bomberos de la Cámara al ser consultado por eventuales hipotecas.

    Aquella declaración encendió las alarmas y el presidente de la instancia, el diputado Raúl Leiva Carvajal, aseguró que a su juicio no correspondía siquiera considerar esa opción.

    Consultado por la situación, el parlamentario socialista dice a BBCL que no le parece correcto “que se hipotequen o se pongan en riesgo recursos que son de todos los bomberos para saldar ciertas deudas”, calificando todo como “una situación compleja”.

    Para el parlamentario, con la polémica que se desató por la rendición de cuentas y el déficit en Bomberos se está poniendo en riesgo la reputación la entidad mejor evaluada por la ciudadanía.

    —Si no se aclara de buena forma, puede afectar la imagen que tienen frente la comunidad. La imagen de esta Junta Nacional que administra los recursos de Bomberos, no así la imagen de los bomberos voluntarios de cada una de las 345 comunas del país que van a las emergencias, socorren y ayudan a nuestros vecinos.

    El próximo martes 18 de mayo, a las 17:30 horas, volverá a sesionar la comisión parlamentaria. Nuevamente estará citado el presidente de la JNB, quien deberá responder varias interrogantes que quedaron dando vueltas desde su última exposición, algunas de las cuales ya fueron aclaradas durante este viernes. El diputado Sergio Bobadilla, también miembro de la instancia, dice:

    —Encuentro muy lamentable que Bomberos esté pasando por esta situación, una institución tremendamente valorada por la ciudadanía no se merece estar en cuestionamientos de esta naturaleza. Por eso hemos pedido urgencia en las respuestas.

    Si Bustos no logra convencer a los diputados con sus argumentos todo podría quedar en manos de una comisión investigadora. Leiva no lo descarta, tampoco Bobadilla:

    —Yo creo que ahí (el 18 de mayo) vamos a estar en condiciones de ver si solicitamos una comisión investigadora o no. Existe mucha inquietud a lo largo del país en los distintos Cuerpos de Bomberos.

    Denuncia a Fiscalía

    Tras conocer de la doble rendición y argumentando como antecedente lo publicado por BioBioChile, el diputado de Renovación Nacional Leonidas Romero, se adelantó y denunció lo ocurrido ante el Ministerio Público.

    A través de un escrito de 86 páginas dirigido al fiscal nacional, Jorge Abbott, el parlamentario por la región del Bío Bío solicitó “investigar hechos que podrían ser constitutivos de delitos”.

    En el documento Romero advierte que la doble rendición detectada podría constituir delitos contra el Estado e incluso desliza la opción de que pudiese haber una asociación ilícita que tenga como fin defraudar al Fisco.

    “Señor Fiscal Nacional, nos parece de suma gravedad todo lo anteriormente reseñado, de ser efectivas estas situaciones denunciadas, daría claras muestras de que existirían graves irregularidades y a lo mejor violación de la normativa legal al interior de la institución de Bomberos de Chile”, se lee en el texto.

    Lea la denuncia:

    “Ley Mordaza”

    En medio de la batahola de las últimas semanas, los directorios de varios Cuerpos de Bomberos a nivel nacional resolvieron que era buen momento para recordarle a los voluntarios lo que en la interna se denomina “la ley mordaza”.

    Según consta en varios documentos, no son pocos los voluntarios y voluntarias de Bomberos que han sido separados de la institución por emitir declaraciones a través de sus redes sociales personales.

    En efecto, en los estatutos de la mayoría de los cuerpos de bomberos se señala expresamente que los abnegados integrantes de la institución tienen prohibido comentar temas internos por cualquier medio.

    Para muestra, un botón. El 30 de abril el superintendente del Cuerpo de Bomberos de Conchalí-Huechuraba firmó una circular dirigida a los directores de las compañías que integran esa repartición.

    En el oficio se les pide difundir entre sus voluntarios lo acordado por el directorio: “Quien no cumpla con este acuerdo deberá someterse a los Organismos Disciplinarios correspondientes”, recalcan.

    “Ningún asunto relacionado con los servicios que presta bomberos, la administración o la disciplina del Cuerpo o de las Compañías, podrá ser llevado a la prensa, salvo autorización del Superintendente o el Comandante”, se lee en la primera parte.

    “Igualmente, queda estrictamente prohibido para todos los integrantes de la institución, cualquiera sea la calidad de estos, y constituye falta grave, utilizar los medios de comunicación y/o las redes sociales, tales como WhatsApp, Instagram, Facebook, Tinder, Tik tok, YouTube, LinkedIn, Twitter o cualquier otra que actualmente exista o pueda aparecer en futuro, de cualquier índole, para hacer públicos los problemas entre bomberos, sean éstos de tipo particular o referido al servicio, así como también, la publicación o difusión de comentarios, fotografías o dibujos en redes sociales de acceso público que afecten la imagen institucional”, complementan.

    Lea la circular:

    La situación fue dada a conocer al inicio de la comisión de Emergencia, Desastres y Bomberos que se celebró el pasado martes, por lo que los parlamentarios integrantes acordaron oficiar tanto al Cuerpo de Bomberos de Conchalí-Huechuraba como a la Junta Nacional de Bomberos. Esto por considerar que lo expuesto en el documento “vulneraría garantías constitucionales, como las de libertad de expresión y de información”.

    Sin ir más lejos, la propia diputada Maite Orsini, quien como integrante de la comisión expuso estos hechos, se excusó de poder emitir declaraciones para este reportaje, argumentando que al ser ella voluntaria del Cuerpo de Bomberos de Santiago, estaría vulnerando el reglamento interno.

    Revise los oficios:

    Así las cosas, el encuentro del próximo 18 de mayo en la Cámara de Diputados será clave para el futuro de los bomberos.

    Allí el presidente de la Junta deberá responder detalladamente todas las preguntas que, por desconocimiento o desinformación, no fue capaz de contestar en la última cita en el Congreso.

    Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)