Fotografía: Twitter | @rosaalmarza1

0 visitas |


  • Mientras en México la polémica por la distribución de alimentos a personas sin recursos y en cuarentena la hace el narcotráfico en cajas con la imagen del “Chapo” Guzmán, en Chile se criticaron acciones similares, pero de varios parlamentarios de distintas zonas y colores políticos.

    Cuatro, al menos, donaron comida u otro servicio con su foto o su nombre. ¿Por qué lo hacen? Dicen que es por ayudar, que son tan generosos, pero al final, todos han sido criticados y expuestos como acciones de “aprovechamiento político”, al colocar sus firmas en sus regalos, en medio de un episodio muy doloroso.

    Comida, mascarillas y sanitización de espacios para una ciudadanía que está vulnerable, pero que, en el fondo, termina por evidenciar un clientelismo o proselitismo, que la clase política buscaba dejar atrás y que reaparece más encima en tiempos de dolor.

    Es en este escenario que el “cuando los políticos sacan ventaja de la tragedia”, toma más fuerza.

    Más aún, cuando queda relegado el viejo refrán que dice: “Lo que hace tu mano derecha, que no lo sepa tu izquierda”.

    Lo que se cuestiona

    En la región de Ñuble, el diputado RN Frank Sauerbaum con el reparto de canastas familiares con su foto y el senador PPD Felipe Harboe regalando bolsas de harina desde un camión y también mascarillas, al interior de una bolsa de plástico con un adhesivo que decía “Harboe Senador”, fueron los que abrieron la polémica.

    Frank Sauerbaum
    Frank Sauerbaum
    Twitter
    Twitter

    En el Biobío, la senadora y presidenta de la UDI Jacqueline van Rysselberghe y su hermano diputado, Enrique, aportaron con un técnico sanitizador, que en su espalda lleva un contenedor con amonio cuaternario con un adhesivo que dice “Jacqueline y Enrique, Van Rysselberghe, senadora y diputado”.

    Twitter
    Twitter

    Finalmente, el también gremialista diputado por La Serena, Sergio Gahona, que con una acción similar a los hermanos UDI de Concepción, contrató a un sanitizador que rocía con líquido desinfectante a vehículos en céntricas calles nortinas, sin que, claro, falte el cartelito: “Sergio Gahona, diputado, vamos por más”.

    Facebook
    Facebook
    .

    Sus descargos

    Lo primero es que todos desconocen alguna táctica política.

    Lo segundo, es que todo comenzó en una disputa en la región de Ñuble entre el diputado Sauerbaum y el senador Harboe.

    Mientras el ex subsecretario del Interior del primer gobierno de Michelle Bachelet apuntó a un eventual uso de recursos públicos por parte del congresista de RN, éste último dijo que debió colocar una foto con su cara en sus canastas familiares para evitar “suspicacias” sobre el origen de la inversión.

    Es más. en medio de la polémica, durante la tarde de este martes, el mismo Sauerbaum subió a su cuenta de Twitter dos fotos que respondían a un artículo que cuestionaba su caso en un medio digital y que también acompañan la presente nota: las imágenes alusivas a Harboe y a Van Rysselberghe.

    Cualquiera haya sido su intención, lo que se desprende como posible lectura es: “no soy el único, ellos también lo hacen”.

    Sauerbaum reconoció a BBCL que la entrega de cajas con comidas con su rostro pegado en ellas lo hizo para que “la gente sepa que las cajas son donadas por mi persona y no hay recursos públicos, ni recursos de municipios, sino que son un esfuerzo individual y por eso lo he hecho, justamente para alejar las dudas de donde vienen los recursos”.

    Argumento que fue respaldado por el presidente de su partido, Mario Desbordes, quien afirmó que “no se cuál es el aprovechamiento político”.

    Sin embargo, eso no detuvo las críticas sobre todo en redes sociales.

    “Harboe Senador”

    Mientras tanto, el PPD Felipe Harboe, quien criticó a Sauerbaum por el hecho, luego también debió responder por su aporte de harina y también de una mascarilla entregada a la gente con su nombre.

    En relación a la harina, efectivamente, la bolsa no tiene ninguna identificación del congresista de oposición y según señaló usó gran parte de su sueldo para comprar ese insumo.

    Sin embargo, la duda en su caso surge en la donación de mascarillas y la frase “Harboe Senador” adherida en la bolsa que las contiene.

    “Las mascarillas no tienen mi nombre. Es un papel que identifica para evitar confusiones con otras. Se certifica la calidad (…) Quiere que le ponga Harboe abogado. Soy senador, es mi cargo”, destacó Harboe.

    Los hermanos que sanitizan

    Por último está el caso de los hermanos de la UDI que sanitizan.

    La senadora Van Rysselberghe se refirió escuetamente a la imagen que circula en redes sociales donde aparece una persona que lleva en su espalda un contenedor con el líquido desinfectante con un adhesivo alusivo a ella y su hermano diputado.

    “Soy yo quien lo está haciendo. ¿Y por qué va a estar mal ayudar? Las personas lo agradecen”, dijo la timonel de la UDI.

    -Pero, ¿es con su nombre…?
    -Y, ¿por qué no?

    -Se habla de aprovechamiento político…
    -Me parece que los que hablan eso, en lugar de criticar deberían ayudar.

    “Es una falta de criterio”

    Mientras el Servicio Electoral (Servel) oficializó que revisará si las acciones de los parlamentarios atentan contra la ley electoral, desde Contraloría se puntualizó que no estaba dentro de sus funciones “fiscalizar a los parlamentarios”.

    Pero, pese a estar en cuarentena en su casa por ser dar positivo de Covid-19, el senador y presidente de la comisión ética de la Cámara Alta, José García Ruminot, habló sobre esto y no descartó que se pudiera abrir una indagación de estas acciones de los congresistas durante la crisis sanitaria.

    “A mí personalmente no me gusta que en una pandemia de esta naturaleza se estén entregando distintos bienes con el nombre de los parlamentarios. Por supuesto que puede estar presente en la donación, pero una cosa distinta es que pueda parecer una forma de campaña política”, dijo el senador de La Araucanía.

    Consultado si lo ocurrido es al estilo Chapo Guzmán en México, el senador indicó que “me parece que nada de esto corresponde. No quiero colocar en mi opinión a la comisión de ética, porque no lo hemos tratado. Es algo reciente, va a depender si nos llega una denuncia o se actúa por oficio, que la comisión puede analizar”.

    “Esta es una situación tan especial, lo que veo es una falta de criterio, más que una falta a la ética. No podría ahora decir si corresponde que lo viera la instancia ética”, cerró García Ruminot.

    Llamado a la prudencia

    Finalmente, el diputado RN por Valdivia y presidente de la comisión de Ética de la Cámara Baja, Bernardo Berger, realizó un llamado a la prudencia.

    “En estos tiempo de pandemia, lo más propio es extremar la prudencia”, señaló Berger.

    “Un gesto como éste, que puede tener una legítima y sana intención, puede confundirse fácilmente con propaganda o derechamente poniendo el tela de juicio el uso de recursos”, cerró Berger.

    Pese a las justificaciones, podría interpretarse como un acto de cohecho y las aclaraciones, al final de cuentas…, al parecer, oscurecen.

    Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)