Fotografía: Contexto | Agencia UNO

0 visitas |


  • Una llamada telefónica inesperada en un momento clave recibió el Ministerio de Salud en las últimas horas. ¿El motivo? Un oportuno ofrecimiento y coordinación inmediata que realizó el Colegio de Médicos Veterinarios de Chile (Colvemet) de ventiladores mecánicos, es decir, tecnología en medio de la crisis que ha provocado el Coronavirus o Covid-19. La propuesta de los veterinarios no estaba en el horizonte de los profesionales que están trabajando en la planificación a contrarreloj de la emergencia sanitaria que según el titular de Salud, Jaime Mañalich, el peak debería llegar a fines de abril o primeros días de mayo. Por eso todo suma. Los detalles lo revela la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.

    En tiempos de guerra todo sirve, hasta frigoríficos de carne para guardar los cadáveres que se trágicamente se apilan. Ese ha sido el mensaje que ha permeado en Francia para combatir el Coronavirus, esto luego que el presidente de ese país Emmanuel Macron reconociera que el Covid-19 se ha transformado en una “guerra sanitaria” sin precedentes. En Chile, también se ha observado como una dura lucha y que tiene al ministro de Salud Jaime Mañalich, trabajando para evitar una ola de muertes producto del nuevo coronavirus. Algo probable si se observa lo ocurrido en Italia, España, Francia y últimamente Estados Unidos.

    Planificación, que no ha estado exentas de polémicas, en que una llamada telefónica realizada en las últimas horas del mundo veterinario ha generado una leve sonrisa en medio de la tensión: el Colegio de Veterinarios de Chile puso a disposición del Minsal ventiladores mecánicos que son utilizados normalmente para salvar la vida de animales, pero esa tecnología en realidad es dual puesto que también sirve para los humanos.

    La noticia, rápidamente dio vuelta por los pasillos del ministerio y La Moneda, puesto que pese a no ser un número masivo, se calculaban anoche en un poco más de una decena, sí es de ayuda cuando de salvar vidas se trata.

    Para concretar el ofrecimiento, el Colegio de Médicos Veterinarios comenzó ayer a realizar un levantamiento de información a través de un formulario web alojado en su sitio institucional, donde inquiere a los facultativos si “¿la Clínica -donde trabaja- cuenta con equipos de ventilación Mecánica?”. A reglón seguido, si la respuesta es afirmativa, debe indicar: “En caso de requerirlo, en el contexto de la contingencia ¿estarías dispuesto a facilitar los equipos, a centros de salud humana, para hacer frente a esta emergencia?”.

    Con este acto, se busca incrementar la capacidad ventilatoria en nuestro país para pacientes que de forma urgente requieran apoyo externo para respirar, cuestión que preocupa a los expertos. El día de ayer, nuestro país registró la mayor alza diaria de casos confirmados de Covid-19. Fueron 374 nuevos contagiados, dejando un total de 3.404 personas con el virus y dos nuevos fallecidos. Claro, pasadas las 10 de la mañana de este viernes el número sí o sí se va a elevar.

    “Frente a la Pandemia por COVID19 que estamos viviendo a nivel mundial, y en nuestro rol clave como profesionales de la salud, el Colegio Médico Veterinario, Colmevet, está participando del equipo de salud interestamental y se ha puesto a disposición del Minsal. Para esto necesitamos realizar un levantamiento de información crítica. Solicitamos a usted como Médico Veterinario completar la información requerida, con el fin de aportar a planes de contingencia nacionales”, señala el encabezado de la encuesta que busca ceder instrumentos de respiración.

    Captura de pantalla
    Captura de pantalla

    “Magnífico”. Así calificó la noticia el doctor Enrique Paris, decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad Mayor. En conversación con la Unidad de Investigación de Radio Bío-Bío, el médico sostiene que dentro de su institución, y en general, se viene trabajando con el concepto de “una salud”, que aúna la medicina animal y humana en la aplicación de metodologías clínicas de salud.

    “Los ventiladores mecánicos, desde el punto de vista de la máquina, pueden servir. Lo que varía en el ser humano es la intubación, el tubo que se ocupa, la cánula plástica que va desde la nariz o boca, hasta la tráquea. De ahí hacia afuera, la máquina, obviamente que se puede modificar y adaptar para seres humanos”, dice el doctor Paris.

    Si bien el catastro para calcular el número máquinas está en proceso, ya hay hospitales veterinarios que han cedido sus equipos. Uno de ellos es la Red de Atención Veterinaria de la Universidad de Chile (RAV U. de Chile). Su directora, Paola Ledesma, en conversación con este medio, comentó que cedieron al hospital clínico de la institución, José Joaquín Aguirre, un ventilador mecánico para uso en pacientes con Covid-19 que requieran de soporte para respirar.

    “Del que disponemos nosotros, es un ventilador mecánico de uso humano. Hay distintos tipos de equipo, con distintas características (…). En general, los equipos más modernos cuentan con la capacidad de ventilar a pacientes de distinto peso corporal. O sea, uno puede programar el computador del equipo para ventilar a un paciente que pese 400 gramos, hasta un paciente de 150 kilos”, dice la académica.

    Si el ventilador cuenta con un buen computador y una buena programación, según la experta, no habría problema para su uso en pacientes humanos que lo requieran. Solamente los patrones de programación se modificarían. “En general, siempre se piensa que los perros y los gatos se enferman de enfermedades particulares de perros y gatos y las personas se enferman de otras, pero hay… yo le diría que en un 80% las patologías son muy… tienen mucha similitud”, dice.

    El ventilador cedido al Hospital Clínico de la Universidad de Chile sufrió solamente modificaciones externas, cuenta Paola Ledesma. “Se adaptaron los distintos sistemas de tubuladuras que van en el ventilador, que eso uno los compra. Existen para pacientes veterinarios, pero los que ocupamos nosotros en la facultad son para enfermos pediátricos humanos”.

    El gesto que realiza el Colvemet se da en un momento clave en que disponer de suficientes ventiladores será urgente para salvar vidas humanas. Un experto ligado al mundo académico sostienen que “si no se aplana la curva, nunca tendrás suficientes ventiladores” para el uso de la población, por lo que el principal llamado es mantener bajo control la cantidad de contagios. A eso, se suma un nuevo problema: “Los que manufacturan estos equipos no nos pueden vender porque están priorizando demanda local en sus países”.

    Si bien los ventiladores mecánicos son una opción, para César Villalta, director médico de la Clínica Vet’s, cardiólogo e intensivista veterinario, las máquinas de anestesia también pueden ser donadas desde las ciencias veterinarias al mundo de la salud humana. No obstante, esto podría abrir un problema de capacidad profesional para el manejo de los artefactos.

    “No solamente se requiere de ventiladores mecánicos. En el fondo, tienes que tener profesionales que sepan manejar esos equipos también… y saber que no existe -en Chile- la cantidad de intensivistas que lo puedan hacer. Y es probable, incluso, de que se tenga que hacer un llamado no solamente a que los médicos veterinarios presten los equipos, sino que también que también estén en la práctica”, dice.

    A nivel internacional, existen otras naciones que están buscando en el mundo animal sumar ventiladores para atender la demanda de pacientes contagiados por Covid-19. Uno de ellos es Puerto Rico, territorio que hasta este miércoles alcanzaba los 286 casos confirmados de Covid-19 y 11 fallecidos. La isla no ha estado exenta de polémicas. En el último mes dos subsecretarios de Salud han renunciado a su cargo: Rafael Rodríguez y Concepción Quiñones de Longo.

    “La mayoría de los ventiladores —si no es que todos los ventiladores— que usamos en el lado animal, la mayoría son de humanos. Hay que tomar en cuenta que puede haber ciertas especificaciones de esos ventiladores para ver si en realidad como están preparados puedan utilizarse en el lado humano”, explicó la presidenta del Colegio de Médicos Veterinarios del país caribeño al medio local El Vocero, Frances Piñero.

    La Unidad de Investigación de Radio Bío-Bío se contactó con el Colegio de Médicos Veterinarios para saber de las conversaciones con Salud, pero indicaron que estaban realizando un catastro a nivel nacional para conocer con cuántos equipos podrían aportar, y que luego se realizarán un análisis para tener finalmente el reporte oficial. De todas formas, en épocas de economía de guerra, todo suma, incluidos los veterinarios que estén en condiciones de apoyar el trabajo en hospitales.

    Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)