logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Artículos De Pasillo Envíanos tu denuncia

Senador Castro (PS): El tiempo de la Convención se acabó, el poder constituyente vuelve al Congreso

Sábado 13 agosto de 2022 | 07:00

visitas

El senador Juan Luis Castro (PS) valora el acuerdo logrado por los partidos oficialistas para hacer modificaciones al nuevo texto constitucional en el caso que gane el Apruebo. Sin embargo, es enfático en señalar sus reparos al trabajo realizado por gran parte de los convencionales de su propio sector: "El tiempo de la constituyente se acabó", dispara. Y desestima las críticas que apuntan a que éste fue un trato realizado "entre cuatro paredes".

En conversación con BioBioChile, el senador Juan Luis Castro defendió el acuerdo de ocho puntos alcanzado por el oficialismo en caso de que gane el Apruebo. Pese a esto, apunta sus dardos contra personeros de la propia izquierda, quienes -a su juicio- han hecho declaraciones que debilitan la opción de cambiar la Constitución.

“El líder del Partido Comunista casi le tiró tierra a los minutos después del propio acuerdo, diciendo que no se podía garantizar el cumplimiento, y eso debilita”, sostiene.

A su vez, Castro descarta que este acuerdo signifique estar borrando con el codo lo que se escribió con la mano, señalando que “la gente del Rechazo siempre va a buscar una excusa para criticar”.

Por su parte, apuntó contra Daniel Jadue (PC), aseverando que el alcalde de Recoleta está en la misma vereda que la derecha por sus críticas al Presidente Boric. “Se sitúa en la vereda del frente y al lado de la derecha prácticamente”, menciona.

Acuerdo de los partidos oficialistas

-¿Con qué sensaciones se queda luego del acuerdo logrado por los partidos oficialistas respecto a modificaciones en el caso que se apruebe el nuevo texto constitucional?

Quedo con un sabor encontrado entre el avance de que haya habido una minuta de ocho puntos de acuerdo entre los partidos de gobierno, a petición del Presidente Gabriel Boric, pero con el sinsabor de que muchos han salido a criticar desde las filas de izquierda. También hay otros como el líder del Partido Comunista que casi le tiró tierra a los minutos después del propio acuerdo, diciendo que no se podía garantizar el cumplimiento, y eso debilita.

Cuando de las propias filas del oficialismo salen voces a desestimar, a relativizar, a censurar o a interpretar, es obvio que le dejan menos margen al Presidente para poder liderar el proceso, cuando hay grados de ambigüedad. Esto, a tres semanas del Plebiscito, no contribuye.

comillas
La gente del Rechazo siempre va a buscar una excusa para criticar
- Senador Juan Luis Castro (PS)

-Y en ese sentido, ¿qué respondería a quienes dicen que con esto se le está dando la razón a los sectores de derecha que van por el Rechazo?

No lo veo así. Yo creo que la gente del Rechazo siempre va a buscar una excusa para criticar, la gente del Rechazo no ha dicho nada nuevo de lo que ha dicho el Presidente. El Presidente marcó un rumbo a través de un nuevo proceso constitucional pero la derecha y los que están por el Rechazo se solazan solamente de tener su punto de vista pero no de ofrecer un camino distinto al del Presidente de la República. No lo han mostrado, no lo han dado a conocer porque no están de acuerdo. O sea, creo yo que el camino del Apruebo entrega a duras penas y con dificultades más claridad que lo que el Rechazo hoy día puede insinuar siquiera a través de sus distintos representantes.

-¿Qué piensa cuando se dice que este ha sido un acuerdo tomado entre cuatro paredes?

Es refácil hablar de las cuatro paredes, pero es más difícil que los señores exconstituyentes de izquierda se hagan una autocrítica, que debieron habérsela hecho, de haber dejado pasar la gran oportunidad que tuvieron de haber hecho mejor las cosas. Porque se ha tenido que enmendar la plana, cosa que está ocurriendo, que es por el mal trabajo de determinados constituyentes de izquierda. No todos, pero sí una parte de ellos que simplemente desoyeron la conexión ciudadana, no consideraron otras opiniones.

Hubo grados de sectarismo, hubo grados de maximalismo que hoy día se están cobrando y caramba que son difíciles. De ellos no escucho autocrítica alguna, porque si hay un problema en la constituyente, o si hubiese un fracaso el día de mañana, la responsabilidad es de la convención constituyente, no es de los partidos políticos. No es del gobierno ni de la oposición. Y ojalá eso lo pudieran entender con claridad.

Texto constitucional que no gustó del todo

-¿El acuerdo no es una forma de admitir que el texto propuesto no gustó, o no gustó del todo, en la centro-izquierda?

Por cierto. Si esto hubiese sido un Apruebo a secas como lo dice el Partido Comunista no habríamos estado en este ejercicio de buscar enmiendas. Por supuesto que hubo aspectos del texto que son ambiguos, que son confusos, que son contraproducentes o que dan lugar a matizaciones, y que por eso el Presidente tuvo que llamar, porque esto es algo extendido, a los partidos a hacer una propuesta. Esto no es un tema, como dicen los comunistas, de sólo interpretar o de precisar un punto y una coma, aquí hay enmiendas de fondo.

Cuando se habla de los sistemas de justicia, cuando se habla de los estados regionales, cuando se habla de la vivienda, de la salud, se están haciendo no sólo precisiones sino que son enmiendas, en algunos casos muy concretas, que quedaron mal redactadas y que tienen que ser corregidas. No por eso se le quita el beneficio que el Apruebo sentimos que es lo que tiene que ocurrir. Pero, por favor, jamás habríamos estado en esto si no hubieran habido problemas en cómo quedó redactada la Constituyente y eso es responsabilidad de los convencionales.

-¿Con esto no se está borrando con el codo lo que se escribió con la mano en la propuesta de nueva Constitución?

No, porque a pesar que algunos querían que todo esto quedara en piedra y no se moviera nada, el Presidente ha tenido la habilidad intelectual y la visión política de hacer las cosas bien. Los convencionales tuvieron la oportunidad y quedó un texto que es favorable para que sea aprobado pero tiene problemas que tienen que ser corregidos. Eso es lo que el Presidente nos pidió, se lo presentamos y si algunos quieren seguir atrincherados con estigmatizaciones, allá ellos. La inmensa mayoría de la gente sabe que el texto constitucional debiese ser aprobado si es la voluntad de la mayoría, pero tiene que seguir un proceso de cambios y mejoras porque no es perfecto.

Declaraciones de Daniel Jadue

-El alcalde Daniel Jadue declaró: “Yo creo que esto huele mal, huele a cocina de muy malos cocineros”. ¿Cómo toma usted estas palabras?

Eso es una denostación al Presidente de la República, porque fue el Presidente, del cual yo creo que Jadue hoy día es más bien un adversario, no es precisamente leal en la conducta que está teniendo porque cuando él critica el llamado que hace el Presidente de Chile, que lo derrotó en una primaria y que luego fue elegido Presidente, simplemente se sitúa en la vereda del frente y al lado de la derecha prácticamente. Desde el polo opuesto pero al lado de la derecha en el ataque al gobierno y en el intento del Presidente Boric de buscar un gran acuerdo para el país.

Esa es la posición de Jadue y por eso, cuando la presidenta del PS le dice “mejor cállate”, le está diciendo “usted se transformó en el francotirador número uno del Presidente Boric, usted sólo busca argumentos para atacar”. Y si Jadue sigue en esa conducta obviamente el Partido Comunista tendrá que saber qué hacer, porque hoy día un flaco favor le hace a los propios comunistas y al gobierno.

-¿Usted cree que el Partido Comunista deba tomar alguna medida al respecto con el alcalde Daniel Jadue?

Eso es una cosa de ellos. Lo más importante que ellos tendrán que resolver es cuáles son las responsabilidades que se asignan ellos, que tenían constituyentes que son los que alentaron precisamente el texto cómo quedó y que ha sufrido modificaciones, y que son los que han mantenido la tesis de no mover nada, de no hacer correcciones. De eso tendrán que hacerse cargo ellos, que impulsaron y alentaron esa línea, con algunos del Frente Amplio y con algunos de otros sectores de izquierda. Pero eso lo va a decir el 4 de septiembre la ciudadanía.

-También hay personeros, como el senador Matías Walker, quienes han mencionado “ahora prometen reformarla después, cuando ellos mismos dejaron cerrojos para impedirlo”.

Él es un senador destacado, pero está en el Rechazo, está en esa vereda. Por lo tanto, en la recta final siempre va a buscar un punto de crítica porque ya las posiciones están instaladas, No le dejaría mayor interpretación, él ya tomó una bandera, tiene muchos méritos también en las cosas que ha hecho pero en este punto ya tomó una opción y un camino, y él va a atacar todo lo que favorezca al gobierno en esta fase.

-¿Qué pasa si la ciudadanía se expresa a favor de esta propuesta tal cómo está?

En ese caso el gobierno tiene que traducir el acuerdo que se le entregó ayer, a partir de una serie de proyectos de ley que mejoren los ocho capítulos que fueron abordados. Es decir, reformas constitucionales a la nueva Constitución, valga la redundancia, pero que le hagan sentido a la voluntad que expresaron todos los sectores políticos del oficialismo al Presidente. Y eso se hace a través de proyectos de ley, de reformas constitucionales al nuevo texto en caso de ser aprobado.

Ese es el camino, es lo que corresponde, además de las más de cien leyes de implementación de la nueva Constitución que vienen derivadas de ella misma. Es una tarea legislativa enorme pero el poder constituyente, y hay que tenerlo claro, terminó en la constituyente y ahora está en el Congreso Nacional.

-Hay quienes se preguntan que con qué derecho se arrogan la modificación de algo que ha sido conformado de manera democrática y con una participación activa de la ciudadanía. ¿Qué respondería?

Que el tiempo de la constituyente se acabó. Ellos tuvieron un mandato, duró un año, lo hicieron cómo lo hicieron y ahora estamos viendo los resultados de lo que hicieron. El poder constituyente vuelve a estar radicado en el Congreso Nacional con representantes elegidos igual o con más votación que los propios constituyentes. Por lo tanto, estas investiduras mesiánicas de algunos están fuera de lugar y sólo queda en la mente de ellos, con algunos que creyeron que iban a pasar a la historia por determinados hechos protagonizados por ellos mismos. No le daría mayor importancia, el tiempo de los convencionales ya pasó, sólo nos queda evaluar el resultado de lo que hicieron y eso es lo que la gente va a decidir el 4 de septiembre.

Evaluación de la convención

-¿Qué evaluación global hace del trabajo de la convención constituyente?

Yo creo que el trabajo de la convención partió con una gran esperanza y con un gran apoyo ciudadano, pero el camino se fue desdibujando porque se fueron dando situaciones reñidas con la ética de parte de algunos. Hubo otros con posiciones intransigentes y también hubo quienes derechamente se dedicaron a hacer, con frivolidad, afirmaciones y críticas, a darse gustos inapropiados y que terminaron claramente en posiciones en que la gente, en todas las encuestas respecto al órgano constituyente, tiene una crítica y no una aprobación. Por eso, ojalá mientras menos aparezcan los señores constituyentes, porque ya terminaron su trabajo, mejor le va a ir al Apruebo.

Eso es justamente a lo que hay que ir ahora, no a cómo se desempeñaron. Lo que estamos evaluando es el resultado de lo que hicieron y sobre eso versa la conversación, las correcciones, y las cosas que hoy día tenemos que mirar hacia adelante. Y en eso el Presidente, a quien apoyo decididamente, está haciendo un gran esfuerzo, no siempre comprendido por los suyos, no siempre comprendido por los que se dicen más de izquierda y que a la hora de los quiubos le quitan el piso a la propia iniciativa del Presidente.

-¿Cómo toma las críticas por un eventual intervencionismo del gobierno a propósito del Plebiscito?

No lo veo, yo he estado en giras y actividades de gobierno que son de información. El gobierno tiene su corazón, tiene su punto de vista, el gobierno está por el Apruebo, pero otra cosa es que esté usando material o recursos públicos para hacer intervención o influenciar la decisión de la gente. Eso no está aprobado, hay una investigación de la Contraloría lo que me parece muy bien, pero yo creo que es parte de una escaramuza más bien del Rechazo para acusar al gobierno día por medio de intervencionismo cuando eso no se ha demostrado.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

visto ahora

{{ post.post_category_secondary.name }}

{{ post.post_date_txt }} | {{ post.post_hour }}

visitas

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.