logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Crónicas De Pasillo Envíanos tu denuncia

Gaspar Rivas (PDG) no va por Boric ni Kast: "No me quedaría con ninguno, que el partido dé libertad"

Miércoles 24 noviembre de 2021 | 06:30

visitas

Gaspar Rivas fue uno de los ganadores de las recientes elecciones, convirtiéndose en diputado por el Distrito 6 como integrante del Partido de la Gente (PDG), conglomerado que lidera Franco Parisi. No será su primera vez en el parlamento. Lo fue entre 2010 y 2018. Conocidas fueron sus expresiones vertidas hace un tiempo, cuando trató de "hijo de puta" a Andrónico Luksic, razón por la cual el empresario decidió llevar el tema a tribunales. Pese al revuelo que generaron sus dichos, asegura no estar arrepentido. ¿Parisi debió estar en Chile? "Hubiese sido lo ideal". ¿Su voto en la segunda vuelta? Por definir. Aunque aclara: "Espero que el partido dé libertad a los militantes".

El Partido De la Gente (PDG), conglomerado liderado por Franco Parisi, se convirtió en una de las sorpresas en las elecciones, no sólo por el tercer lugar que obtuvo su carta a La Moneda, sino también al lograr seis cupos en la Cámara de Diputados.

Uno de los ganadores fue Gaspar Rivas, un viejo conocido, quien con 14.846 votos será diputado nuevamente pero por el Distrito 6, correspondiente a la región de Valparaíso. Anteriormente, entre 2010 y 2018, había hecho lo propio por el Distrito 11.

“Un gallo con huevos”, fue su frase de campaña con la que buscó convencer al electorado sobre el sello que, asegura, marcará su gestión. “Un gallo con huevos significa un hombre con coraje, mismo coraje con el cual yo confronté en su momento a este poderoso empresario”, señala a BioBioChile en alusión a lo ocurrido hace algunos años, cuando trató de “hijo de puta” de Andrónico Luksic.

Pese al revuelo que generaron sus dichos, y que le costaron además 180 días de remisión condicional, inhabilidad para ejercer cargos públicos y el pago de 40 UTM, asegura no estar arrepentido.

“No voy a reincidir en las expresiones que ya son de todos sabidas pero no tengo un arrepentimiento”, sostiene. Su llegada al Partido de la Gente, la candidatura de Franco Parisi, la segunda vuelta y su crítica visión de la izquierda y derecha son otros de los temas que aborda en esta entrevista.

Nuevo periodo parlamentario

-¿Cuáles son intenciones en este nuevo periodo parlamentario?

Voy a representar fielmente al electorado bajo el compromiso que yo adquirí, que es no defender, y así lo dije en mi campaña, ni los bolsillos de los ricos y poderosos ni tampoco a los delincuentes. Yo hice campaña indicando que el Congreso estaba dividido en dos bloques monolíticos muy cerrados, izquierda y derecha. Unos se dedicaban sistemáticamente a defender los bolsillos de los ricos y peligrosos, la derecha, oponiéndose a los retiros de los 10% de los fondos de las AFP, u oponiéndose a subir los impuestos a los súper ricos.

Por otro lado, hay un bloque de izquierda que se dedicaba a defender los derechos a los delincuentes llamándolos “bellas almas soñadoras víctimas de la sociedad”, y oponiéndose a que tengan sanciones más duras, oponiéndose también a darle más atribuciones a las policías para el combate de la delincuencia, del lumpen. Ese es el compromiso y ese va a ser el norte que va a seguir mi labor legislativa en el Congreso.

-¿Usted cree que ha faltado una condena más enérgica de parte de la oposición en relación a aquellos que han causado destrozos luego del estallido social?

Sí, yo creo que faltó un llamado más enérgico. Es una sensación que me da a mí, por ejemplo, de la madre condescendiente que tiene un niño pequeño de cinco años que hace maldades, se porta mal, raya las murallas, le pega en las camillas a los tíos y abuelitos, y la mamá le dice “mijito, eso no se hace”, y acto seguido sigue haciendo lo mismo y no le importa nada.

Yo no quiero creer que esos sectores están de acuerdo con la vía armada, algunos tal vez como en el partido comunista reivindican la vía armada cuando se los lleva a terreno, pero espero que no sea así, porque no es eso lo que desea Chile. Así mismo, Chile no quiere reeditar los 30 años de abuso del modelo económico neoliberal que están proponiendo los sectores de derecha con sus candidaturas presidenciales.

Resultados de Parisi

-¿Y qué le parecen los resultados que obtuvo Franco Parisi en las elecciones? ¿Lo sorprendieron?

Al final de los últimos días de campaña, cuando uno tomaba el pulso en la calle y hablaba con la gente, se daba cuenta que el apoyo a Franco Parisi iba creciendo, al margen que tuviera problemas personales con sus situaciones familiares y con su ausencia en el país. Uno se daba cuenta que había un apoyo que iba creciendo. Eso hacía estimar tal vez que en el mejor de los casos podía pasar a una segunda vuelta, sino al menos se iba a posicionar en un importante y significativo tercer lugar, cosa que finalmente terminó ocurriendo.

Me parece a mí que este tercer lugar, por encima de otros candidatos que tenían según las encuestas más potencial y que estuvieron presentes en Chile durante toda la campaña, como Yasna Provoste o Sebastián Sichel, yo creo que se debe principalmente al hastío y aburrimiento de un importante grupo de chilenos. Casi un 13% que están cansados de esta lógica de las izquierdas y derechas, esta lógica binaria de dividir al país artificialmente en blanco y negro, entre buenos y malos, y que no hay nada más aparte de la izquierda y de la derecha.

La gente está cansada también de esas defensas corporativas que hacen unos y otros: la derecha con respecto a los bolsillos de ricos y poderosos, y la izquierda en relación a los llamados derechos de los delincuentes.

Candidatura desde el extranjero

-Hablando de Parisi, ¿Qué opina de las críticas que recibió por no haber estado en Chile durante su candidatura ni tampoco en las elecciones?

Yo respeto las razones que pudo haber tenido, las desconozco eso sí, para no haber estado en Chile durante la campaña. Si usted me pregunta a mí, la verdad es que el ideal hubiese sido que hubiese estado presente, nunca es aconsejable hacer campaña por control remoto. Y por varias razones: en primer lugar, porque los ciudadanos quieren ver a sus candidatos, mirarlos directamente a los ojos, quieren hacerles consultas, quieren verlos recorriendo los territorios, mostrar interés. No significa que Franco no haya tenido interés al no estar en Chile pero la gente quiere verlos, abrazarlos y conversar con ellos.

En segundo lugar, porque es muy importante para el tema de los debates. Él no pudo participar prácticamente en ningún debate, por no decir que en ninguno. Y eso le hubiera permitido que hubiese aumentado incluso más sobre ese 12,8% de apoyo. En ese sentido, si bien respeto las razones que pueda haber tenido para no haber estado, la verdad es que siendo muy sincero, el ideal hubiese sido que hubiese estado.

Algunos lo critican por no haber estado, yo no voy a hacer una crítica, simplemente voy a decir que el ideal hubiese sido que hubiese estado y me hubiese gustado que así fuese. Pero tampoco voy a hacer una defensa corporativa bajo la lógica del “da lo mismo, esté en Chile o en cualquier otra parte él puede hacer campaña y es igual de bueno”. No, la verdad es que siempre va a ser mejor una campaña estando en Chile.

-¿Cree que lo mejor sería cambiar la ley para que un candidato no vuelva a presentarse desde el extranjero?

Yo creo que podría ser interesante. Por ahí alguien planteó un proyecto de ley llamado Parisi, con nombre y apellido, pero yo no lo veo así como “esto es para castigar a Franco Parisi” o “evitar que Parisi vuelva a hacer lo mismo”. Yo creo que esto tiene que ser, en general, el aprendizaje de una experiencia y establecer que lo ideal sea que el candidato esté presente en Chile. Salvo evidentemente que haya una razón de peso por la cual no pueda viajar. Algo que sea muy de peso y comprensible. Pero reitero, el ideal es que los candidatos estén presentes.

Llegada al PDG

-¿Cómo se gestó su llegada al Partido de la Gente?

Yo fui como candidato a senador independiente en 2017 y a pesar de sacar casi 30 mil votos, no resulté elegido principalmente por haber ido como candidato independiente. Tenía intenciones de participar nuevamente en política y volver al Congreso, esta vez no como senador sino que como diputado. Me acerqué al Partido de la Gente, conversé con Franco Parisi y también con el presidente del partido, Luis Moreno, y les presenté mi inquietud y deseo de participar en su lista parlamentaria.

Ellos estuvieron muy de acuerdo y eso me fue acercando al partido. Además, por supuesto, que hay una afinidad importante desde el punto de vista de propuestas, de programa de gobierno. Hay cosas muy interesantes en el programa del Partido de la Gente y también, en los últimos años que yo he venido siguiendo la figura de Franco Parisi, he visto que sus planteamientos son muy ecuánimes, muy directos y al hueso y se alejan, tanto los de Franco Parisi como los del partido, de esta lógica binaria de las izquierdas enfrentadas a las derechas y viceversa, que es tan nefasta para la política chilena.

-Usted habla de los planteamientos de Franco Parisi y del partido en general con los que se siente identificado. ¿Cuáles serían estas propuestas?

Por ejemplo la declaración del agua como un bien nacional de uso público, la declaración de la vivienda como un derecho social, la rebaja del IVA para los servicios básicos como el agua, la luz, el gas licuado, etc, y la eliminación del IVA para los medicamentos.

También la rebaja del impuesto específico de los combustibles para los ciudadanos comunes y al mismo tiempo, como otra cara de esa misma moneda, la eliminación de la exención tributaria que tienen las grandes empresas mineras que hoy día no pagan el impuesto específico a los combustibles, el Estado se los reembolsa. Es decir, dar vuelta totalmente la situación, que sea el ciudadano común y corriente el que deje de pagar el impuesto, o lo más posible, y que las empresas mineras privadas que hoy día no pagan, empiecen de una vez a pagarlo.

-Pero así como tuvo puntos de acercamiento, también habrá tenido algunas diferencias…

Bueno, tal vez algunos lineamientos pero básicamente menores que por el momento no han generado ningún tipo de situaciones de conflicto o que hayan roto la armonía con la que he estado estos meses con el Partido de la Gente.

Yo espero que no se genere ninguna situación compleja, pero por el momento no veo nada que pudiera romper esa buena relación que tengo tanto en la forma como en el fondo. Eso sí, espero que el partido sepa respetar el hecho de que yo como parlamentario con una carrera política previa y con un pensamiento independiente, voy a tener en su momento mis lineamientos específicos que son no del partido sino que son propios de Gaspar Rivas, que el partido sepa respetar esa independencia y esa diversidad.

Rivas y la segunda vuelta

-Hablando de las elecciones, ¿por quién votaría en segunda vuelta? ¿Siente una mayor afinidad por alguno de los candidatos?

La verdad es que siendo muy sincero, no siento afinidad por ninguno de los dos. Para mí ambos tienen cosas positivas y cosas negativas. Por ejemplo, de Gabriel Boric lo positivo es la modificación al modelo económico neoliberal, una lucha frontal en contra de los abusos. Por ejemplo, yo estoy en contra de la mercantilización de los derechos sociales, como la vivienda, educación, salud o la previsión social.

Soy partidario de un sistema de reparto solidario a cargo del Estado y soy contrario a la privatización de las carreteras concesionadas. Soy partidario, y lo he dicho muchas veces durante años, de la renacionalización del cobre y del litio, cosas en las cuales tal vez no todas estén en el programa de Gabriel Boric pero que van en esa línea.

Al mismo tiempo, no soy partidario de entender esa estructura ideológica que considera que el lumpen es una víctima de la sociedad y que ellos no tienen la culpa, no tuvieron oportunidades. No. Son delincuentes y tienen que estar en la cárcel, no tiene que haber ningún tipo de consideración con ellos. También discrepo con la línea demasiado internacionalista por parte del conglomerado del Partido Comunista y el Frente Amplio respecto de la inmigración que tenemos hoy en día.

Para mí, Chile es de los chilenos y los chilenos están primero en Chile y el Estado de Chile no tiene ningún deber de darle al extranjero aquellos derechos que en sus propios países fueron incapaces de darle. Eso por ejemplo me aleja de la figura de Gabriel Boric, también me preocupa el espiral de violencia que podría generarse de llegar él al gobierno.

-¿Y José Antonio Kast?

Por el otro lado, a José Antonio Kast le gusta el tema de la mano dura, la inflexibilidad respecto de la delincuencia, del lumpen, del terrorismo que existe en La Araucanía y también un corte a la inmigración desatada que tenemos y que está afectando no sólo a los propios inmigrantes sino que también de sobremanera a los chilenos.

Pero por otro lado no me gusta la figura de José Antonio Kast en la medida que va a ser una reedición, un continuismo que retrotraería las condiciones y todos los logros que se han obtenido en materia de derechos sociales, los pocos que se han obtenido en materia de derechos sociales, desde el 18 de octubre.

Yo soy contrario al modelo económico neoliberal y a mí me da temor, por ejemplo, de que el Presidente de Chile, José Antonio Kast, privatice Codelco o profundice las inequidades del modelo de previsión social de las AFP, aumentando por ejemplo la edad de jubilación, subiéndola, y obligando a los trabajadores a tener que cotizar aún mas en vez de obligar a las AFP a tener que pagar pensiones dignas a su costo, de su bolsillo.

-¿Usted estaría en contra, por ejemplo, del proyecto de indulto a los llamados Presos Políticos tras el estallido o no?

Sí, y le voy a poner dos ejemplos concretos de cosas que han dicho los candidatos.

-A ver.

Yo votaría en contra de un indulto si se refiere a aquellas personas que cometieron delitos de saqueo, robo con violencia, incendio o porte ilegal de armas, esas personas no son presos políticos, son delincuentes comunes.

Lo que sí hay que hacer es apurar los procesos y definir si son culpables o inocentes para dejarlos en libertad o bien, que entren a cumplir su condena porque hay muchos que están en prisión preventiva y ya eso debería estar solucionado, por condena o por absolución.

Por otro lado, en la propuesta de José Antonio Kast de la insinuación de privatizar una parte de Codelco, sino derechamente su totalidad, yo no estoy dispuesto a esa privatización, ni siquiera en un uno por ciento. Yo soy partidario de la renacionalización del cobre, malamente voy a estar dispuesto a privatizar Codelco.

-Pero por todo lo que menciona, ¿con qué candidato se quedaría usted en esta segunda vuelta? ¿Lo tiene decidido?

Raya para la suma, por el momento, yo no me quedaría con ninguno y espero que el partido dé libertad a los militantes y a sus diputados para votar, abstenerse o votar nulo o en blanco.

¿PDG con algún candidato?

-Y en ese sentido, ¿existe la posibilidad de que el partido se vaya a alinear con alguno de los dos candidatos?

Existe esa posibilidad por lo que se ha dicho, porque los dos mecanismos que se van a utilizar, o que se ha dicho que se van a utilizar, son: uno, conversaciones abiertas, transparentes y públicas entre Franco Parisi y los dos candidatos, para ver cual de los dos está más dispuesto a abrir sus propios proyectos, sus programas de gobierno e incorporar ideas de Parisi y del Partido de la Gente en ellos, y además el mecanismo de la consulta digital, de la democracia digital. Esos mecanismos están, según lo que se ha indicado, y su objetivo es eventualmente permitir llegar a la conclusión que si se puede decantar el partido y el apoyo de Franco y del partido por uno u otro.

Yo preferiría, sinceramente, que abiertamente se diera libertad de consciencia y de voto a los militantes y a los parlamentarios y se dijera: “Haga cada uno lo que quiera, si quiere se abstiene o si quiere va a votar. Y si va a votar, si quiere vota por uno, vota por el otro, nulo o blanco”. Libertad absoluta sería a mi juicio, si de mí dependiese yo haría eso. Pero tengo que respetar los mecanismos que ha decidido la directiva nacional del partido y que no dejan de ser interesantes, vamos a ver como va decantando esta situación de aquí a los próximos días.

Episodio con Andrónico Luksic

-Viendo hacia atrás, ¿Cómo recuerda usted el episodio con Andrónico Luksic, cuando lo trató de “hijo de puta”? ¿Se arrepiente de lo que dijo en su momento?

Yo creo que fue un incidente que ha ido envejeciendo, efectivamente, con el paso de los años. Pero si usted me pregunta: no, no tengo un arrepentimiento. Nunca tampoco solicité disculpas en lo absoluto, no voy a reincidir en las expresiones que ya son de todos sabidas pero no tengo un arrepentimiento.

Es un tema que ya está zanjado, la justicia ya se pronunció, los tribunales ya se pronunciaron y en todo caso yo me quedo con el veredicto de una justicia superior, que yo considero superior incluso a la de los tribunales, que es el tribunal de la opinión pública, la que en muchas ocasiones, en gran parte, no vio con ojos negativos la situación que se generó y también veía con mucha molestia como, en general, los poderosos de este país, los grupos económicos, hacían y deshacían de manera abierta y ningún parlamentario alzaba la voz.

Así que desde ese punto de vista, y reitero, sin ánimo de reiterar las expresiones años atrás vertidas, solamente decir que no hay un arrepentimiento, nunca he sentido arrepentimiento y que me quedo con el veredicto de la opinión pública que fue mas proclive a estar de acuerdo que en desacuerdo con lo que yo había hecho.

-Después del incidente me imagino que recibió muchos comentarios. ¿Usted dice que la mayoría fueron positivos?

Exactamente, no de la clase política, no del mundo empresarial, sino que de la calle, del ciudadano común y corriente. No de los tribunales, porque lo condenaron a través de la imposición de una condena. Pero me quedo yo con los comentarios que tengo, hasta el día de hoy, de los ciudadanos que están en gran parte de acuerdo con la situación que se produjo.

-¿Para el futuro podríamos esperar de usted expresiones de esa índole? ¿Se podría dar en una situación hipotética en la que usted sienta que hay un abuso?

Si hay un abuso yo lo voy a criticar y lo voy a fustigar con el látigo de mi voz donde sea. Tal vez podemos discutir de la forma, las palabras que yo utilice, pero el fondo, esa crítica implacable, ese alzamiento de la voz y golpeo de la mesa en defensa de los derechos de las víctimas de la delincuencia, de la víctima del lumpen, y al mismo tiempo en defensa de los bolsillos no de los ricos y poderosos, sino que de la gente pobre, la gente humilde y de la clase media emprendedora que mueve este país, eso no va aflojar nunca.

Nunca voy a mirar para el lado ni voy a ser conformista o genuflexo con el poder económico, con los partidos políticos, con los gobiernos de turno o con los intereses ideológicos. Para mí el norte me lo marca el interés del ciudadano común y corriente que es el que votó por mí y el que confía en mí.

“Un gallo con huevos”

-¿Por todo esto que ha dicho es que su frase de campaña fue “Un gallo con huevos”?

Sí, justamente, eso es. Un gallo con huevos significa un hombre con coraje, con ese mismo coraje con el cual yo confronté en su momento a este poderoso empresario, con ese mismo coraje yo vuelvo a enfrentar al sistema, a enfrentar a los partidos políticos, a enfrentar las malas decisiones del gobierno, el que fuere, de Boric o Kast, apoyar sus buenas decisiones pero a enfrentar con coraje y con valentía, golpeando la mesa y alzando la voz ante aquellas decisiones que perjudiquen a los chilenos común y corrientes.

Por ejemplo, si ganara José Antonio Kast y quisiera privatizar Codelco, yo voy a alzar la voz en contra. Si ganara Gabriel Boric y él quisiera indultar a los presos que están por saqueo, robo, incendio o porte ilegal de armas, yo voy a alzar la voz en contra.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

visto ahora

{{ post.post_category_secondary.name }}

{{ post.post_date_txt }} | {{ post.post_hour }}

visitas

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.