logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Crónicas De Pasillo Envíanos tu denuncia

Silber compara últimos días de Piñera con Trump: "Va a dejar el cargo aislado en una minoría"

Miércoles 17 noviembre de 2021 | 17:13

visitas

El diputado Gabriel Silber (DC) reafirma su apoyo a la candidatura de Yasna Provoste en estas elecciones que califica como "históricas".

Pese a que insiste en la victoria de la abanderada del Nuevo Pacto Social, admite en entrevista con BioBioChile que en un eventual paso de Gabriel Boric a segunda vuelta contra uno de los candidatos de la derecha, votaría por el representante del Frente Amplio.

Las elecciones, el cuarto retiro y los últimos días de Sebastián Piñera son otros de los temas que el parlamentario aborda en esta conversación.

Cuando restan sólo días para las elecciones del 21 de noviembre, el diputado Gabriel Silber (DC) reafirma su apoyo a la candidatura de Yasna Provoste, asegurando que su programa permitirá afianzar “la necesidad de progreso y de estabilidad política”.

A su vez, asevera que al ver el programa de Gabriel Boric no le cuadran las cifras, mostrando sus reparos por la propuesta de materia de pensiones del abanderado del Frente Amplio.

En la vereda contraria, sostiene que un eventual gobierno de José Antonio Kast sería “peligroso” para nuestro país. “Nunca hubo genuinas convicciones del electorado de derecha de apoyar a Sichel”, añade a renglón seguido en cuanto a Sebastián Sichel.

Las elecciones, el cuarto retiro, el rol del gobierno en paralelo a la Convención y el rechazo a la acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera son otros de los temas que aborda en esta entrevista.

Elecciones presidenciales

-¿Cómo ve estas elecciones que se avecinan?

Van a ser las elecciones más reñidas desde el punto de vista electoral, creo que las encuestas son muy poco exactas de acuerdo a los tiempos, y tal vez son las elecciones más importantes del país en décadas. Estamos en un escenario de decisiones políticas relevantes, donde estamos viviendo un proceso constituyente pero también una crisis económica que nos ha golpeado fuerte, y quien gobierne a partir de marzo debe justamente recomponer las confianzas de un país muy confrontado. En consecuencia, es un hito histórico, nadie sabe qué va a ocurrir la noche del domingo 21 de noviembre y estamos muy expectantes en torno a este resultado.

-¿Cómo cree que debe ser el trabajo del nuevo presidente en relación a la Convención, considerando la experiencia de este gobierno?

A mi juicio, si bien es un logro de los chilenos el tener un proceso constituyente instalado, éste se va a abocar a las reformas políticas, vale decir, va a decidir sobre un sistema unicameral, bicameral, ojalá un país más descentralizado, con un régimen menos presidencialista, donde tengamos un catálogo de derechos importantes.

Pero más allá de las reformas políticas, no hemos avanzado, y la piedra de tope ha sido este gobierno, en las reformas sociales que son tanto o más importantes que las reformas políticas que lleva a cabo el proceso constituyente. No hemos avanzado nada en materia de pensiones, en materia de seguridad social, el tema de los retiros es parte del descontento a las AFP. Han pasado dos años y no nos hemos cargo de aquello.

Está el tema de la recuperación económica, el tema del salario mínimo, las condiciones de trabajo de los trabajadores del sector retail. Como digo, el gobierno que asuma obviamente debe respetar siempre la autonomía del proceso constituyente pero también con una agenda social que develó el estallido social de 2019 de la cual no nos hemos cargo los chilenos, partiendo por el gobierno.

Candidaturas

-¿Cómo ve la candidatura de Yasna Provoste?

Hay candidaturas que prometen orden sin cambios, como es el caso de la derecha, y al revés, hay candidaturas, como en el caso de Gabriel Boric, que prometen cambios sin orden, y creo que Yasna Provoste, en estos tiempos de crispaciones políticas, donde la falta de diálogo es tal vez lo más relevante, el tener una propuesta de centro-izquierda que afiance la necesidad de progreso y de estabilidad política pero también de tener cambios profundos, es la ecuación que en este caso nuestro país demanda para un periodo post pandemia, de recuperación económica y de las condiciones en este caso que nuestro país merece luego de estos tres años que han sido insufribles para todos los chilenos.

-Usted mencionó a Gabriel Boric. ¿Cómo cree que ha sido su candidatura en este escenario de elecciones?

Obviamente no tengo descalificaciones personales respecto de los candidatos, pero sí diferencias políticas. En ese sentido, veo su programa y obviamente no me cuadran las cifras. Cuando genera programas sociales pero para ello requiere recaudar ocho puntos del PIB, la verdad es que eso va a generar una huida respecto de las inversiones en nuestro país, una caída en este caso del crecimiento y en consecuencia vamos a tener un presupuesto que no va a estar financiado del punto de vista fiscal.

También tengo diferencias cuando en su propuesta de materia de pensiones plantea que se van a subir de un 10% a un 16% o 18% pero todas ellas van a ir a un fondo de reparto, cuando creo que debiera ser un sistema mixto, que es lo que plantea el programa de Yasna Provoste, donde un 10% se mantenga en las cuentas de capitalización individual de los chilenos, se les asegure en este caso su propiedad, y el 6% adicional vaya justamente a solidaridad intra e intergeneracional. Esas son diferencias sustantivas de lo que veo en el programa de Gabriel Boric. Por su parte, el tema de la seguridad y orden público es muy relevante. Asegurar el derecho a la propiedad privada también lo es, y ahí obviamente tengo diferencias con el Frente Amplio y el candidato Boric.

-¿Cuáles son esas diferencias relativas al orden público a las que usted se refiere?

Primero, respecto al tono en cuanto a condenar la violencia sin matices. Segundo, respecto del tema de los indultos, creo que es un tema sustantivo. Tercero, creo que su agenda en materia de seguridad pública no da cuenta del avance de la delincuencia en nuestro país, que va mucho más allá de la política. Lamentablemente estos temas se tienden a politizar. Es un tema que debe estar presente, sobretodo lo del combate al narcotráfico.

Yo soy candidato al senado, donde somos 52 comunas de la Región Metropolitana, y veo con preocupación como muchas comunas, barrios, villas y poblaciones, mientras nos estamos desgastando en peleas muchas veces ideológicas y estériles, están siendo tomadas por el narcotráfico a gran escala. Incluso vemos cómo carteles internacionales ya están operando efectivamente en nuestro país. Antes se decía que Chile era un pasadizo de la droga, vale decir, no era un tema preocupante o de primera prioridad de la agenda pública. Pero hoy día me atrevería a decir que es prioridad uno de quien asuma el combate al narcotráfico y la delincuencia.

-¿Siente que al Frente Amplio le ha faltado firmeza para condenar la violencia?

Yo creo que ha habido cierta relativización respecto del tema de la violencia, y desde esa perspectiva creo que se debe aprender de los errores en esta vía.

-Y en cuanto a José Antonio Kast, ¿qué le parece su candidatura?

Obviamente veo con temor cómo avanza la candidatura con Kast. Es una candidatura de extrema derecha y con rasgos de populismo evidentes. Incluso, si uno ve su programa económico, más allá de lo que uno pueda disentir de éste, también genera un efecto de endeudamiento que a la larga nos va a costar caro a los chilenos. Planifica una baja del IVA y también del impuesto a las grandes empresas, pero no planifica de la misma manera un recorte fiscal que de cuenta que al pasar los años, con la administración de Kast, vamos a tener una deuda pública cercana al 50% cuando termine su mandato. Y eso obviamente genera más inestabilidad desde el punto de vista económico.

También hay algunas de sus propuestas, como aquellas que en estado de excepción constitucional se le dan amplias facultades al presidente respecto del derecho de las personas, que son inéditas en nuestra democracia. Desde esa perspectiva, obviamente, creo que es peligroso un gobierno de Kast para nuestro país.

-¿Y cómo ve la propuesta de Sebastián Sichel?

Yo creo que es un candidato por el que la derecha apostó con mucha fuerza durante los primeros meses, buscaba convencer al voto de centro pero finalmente fue un instrumento que cuando a la derecha no le sirvió, lo dejó caer con mucha frialdad. Nunca hubo genuinas convicciones del electorado de derecha de apoyar a Sichel. Siempre fue un medio, y al final del día fue un instrumento desechable, cuando desde el punto de vista de las encuestas no generó el apoyo que se esperaba.

-En una eventual segunda vuelta, ¿votaría por Gabriel Boric?

Obviamente creo que vamos a ganar con Yasna Provoste pero lo he dicho siempre: mi domicilio político es la oposición, yo quiero que existan cambios en nuestro país. No es tiempo de apoyar a nadie para una eventual segunda vuelta porque como digo, estoy trabajando por Yasna Provoste, y obviamente si Kast llega a pasar a segunda vuelta, esa opción está absolutamente descartada.

-¿Y en una hipotética segunda vuelta con Sebastián Sichel?

Como ya lo he dicho, yo creo que los ciudadanos quieren cambio y eso implica que la derecha no siga gobernando a partir de marzo del próximo año. Hemos vivido los años más tristes y dolorosos de nuestro país en décadas, y necesitamos obviamente un cambio respecto de quienes gobiernan en La Moneda. Desde esa perspectiva, tampoco obviamente votaría por Sichel ni ningún otro proyecto de continuidad de la administración de Sebastián Piñera.

Cuarto retiro

-Pasando a otro tema, hay expertos en materia económica que tienen sus reparos en torno al cuarto retiro, apuntando a un eventual aumento en la inflación. ¿Cómo visualiza este proyecto?

Nunca va a ser una buena noticia utilizar nuestros fondos de pensiones para el presente. Yo lo entiendo como una situación, en primer lugar, de necesidad para algunas personas. En segundo lugar, poder refugiar sus recursos cuando los fondos D y E están cayendo de manera importante y las AFP no asumen las pérdidas. Y en tercer lugar, veo cierta hipocresía respecto de actores económicos como el Banco Central cuando por un lado generan alerta a propósito de los retiros, recordemos que se han retirado cerca de 50 mil millones de dólares de las AFP, pero de la misma manera en dos años han migrado 50 mil millones de dólares de Chile al exterior respecto de familias chilenas, compatriotas y algunas empresas que finalmente han sacado sus dineros de Chile para ponerlos fuera del país.

Y ahí yo no he visto ni al presidente del Banco Central ni a otros actores económicos generando estas mismas alertas, o respecto del retiro de utilidades de las grandes empresas por parte de sus propietarios que alcanza los 12.200 millones de dólares. En los hechos es un quinto retiro si uno lo traduce desde el punto de vista del efecto económico.

Yo lo veo como si estuviéramos todos a bordo del Titanic, donde no hay un piloto o conductor porque claramente tenemos un presidente absolutamente ausente de la agenda pública desde hace bastante tiempo. Por otro lado, hay una orquesta del Titanic, como digo yo, que sigue tocando la misma música como si nada ocurriera. Yo estoy consciente que la situación económica es prioridad, pero también tenemos los de cabina de primera clase que se salvan y que están migrando sus capitales fuera del país, y se les pide a los trabajadores chilenos, que son los cotizantes de las AFP, que sostengan de alguna manera el buque que se está hundiendo y no retirar sus recursos. Yo creo que eso es hipócrita, yo creo que ahí hay falta de estabilidad desde el punto de vista político.

Acusación constitucional contra le presidente

-¿Qué opina sobre el rechazo a la acusación constitucional contra el presidente?

Yo creo que el gobierno no tiene nada que festejar, por el contrario, acá uno puede decir que Piñera no ganó sino que zafó como dicen en otros países, porque tanto la cámara de Diputados en su mayoría aprobó la destitución contra el presidente Piñera, y en el senado también se aprobó mayoritariamente su destitución.

En consecuencia, si bien no se alcanza el súper quorum que exigía la constitución para estos efectos, acá debe existir una suerte de reflexión por parte del gobierno, de tal manera que esperaría menos euforia y celebración sino que por el contrario, se debe entender que al igual que Trump, que enfrentó el mismo escenario en la salida del poder, finalmente Piñera va a dejar la banda presidencial prácticamente aislado en una minoría política que aseguró su permanencia durante estos próximos 90 días.

¿De diputado a senador?

-Luego de 16 años como diputado, ahora usted va como candidato al senado, ¿cuáles son sus prioridades?

Yo soy parlamentario de oposición, todos conocen mi trayectoria política. Tengo domicilio y candidata desde el punto de vista presidencial. Por ende, mi principal trabajo va a estar enfocado en lo laboral, actualmente soy presidente de la comisión del trabajo y previsión social, por tanto, mi aporte desde el punto de vista nacional es justamente una reforma al sistema de pensiones profunda y sin AFP, trabajar por los trabajadores y trabajadoras que ha sido parte de mi agenda en la cámara de diputados, y más allá del tema político, ser un senador metropolitano.

Muchos en el resto de las regiones piensan que no tenemos problemas quienes vivimos en Santiago, y creo que un senador, más allá de preocuparse de la agenda nacional o política, tiene que tener un compromiso efectivo con los vecinos de esta macro región. Asumir temas emblemáticos como el del transporte. Cuesta entender que los santiaguinos dedican una hora o una hora y media de sus vidas al transporte público para trabajar o estudiar, eso es mucho tiempo. Necesitamos trabajar en esa línea. Mi propuesta es que Metro de Santiago amplíe su giro, es una empresa pública pero que solamente puede operar el transporte en subterráneo, no puede operar en superficie, que sería lo más eficiente. Creo que sería más eficiente si Metro también pudiera operar, por ejemplo, el Transantiago.

También está el tema de la vivienda, el costo del suelo en el Gran Santiago no es comparable al de otras regiones. En consecuencia, durante esta pandemia la cantidad de campamentos, allegados y comités de viviendas han crecido de manera exponencial y obviamente debe estar en la agenda una política de vivienda que incorpore suelo disponible, que hoy día tienen el ejército, universidades y otras instituciones públicas, a disposición de los vecinos o comités de allegados.

Y como hemos dicho, el tema de la delincuencia y el cambio a la ley 20.000. Muchas veces, en materia de drogas, nos preocupamos de los tentáculos del pulpo: las narcoanimitas, los narcofunerales o el microtráfico, pero no hacemos lo que han hecho otras naciones que es preocuparse de cortarle la cabeza al pulpo, que es el distribuidor, el que se toma barrios y villas de nuestras poblaciones pero que viven fuera justamente de ellas.

Ahí necesitamos un cambio fuerte en la legislación, tener una policía dedicada al gran narcotraficante, tener una cárcel especial destinada al gran narcotraficante, que sepa que no va a poder dirigir su cartel u organización criminal al interior del penal, como ocurre en otros países. Que sepa que el estado rápidamente va a rematar en este caso sus bienes e incluso los de su entorno familiar o sus testaferros, porque muchas veces el gran narcotraficante tiene contemplado pasar un tiempo en la cárcel para luego jubilarse con todo lo que acumuló desde el punto de vista de la organización criminal que dirigió.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

visto ahora

{{ post.post_category_secondary.name }}

{{ post.post_date_txt }} | {{ post.post_hour }}

visitas

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.