logo biobiochile
Investiga

Reportajes Entrevistas Artículos De Pasillo Envíanos tu denuncia

Error judicial: Argentina solicita extraditar a chileno condenado por asesinar a policía en Neuquén

Error judicial: Argentina solicita extraditar a chileno condenado por asesinar a policía en Neuquén

Domingo 02 octubre de 2022 | 07:00

 visitas

Un grosero error al otro lado de la cordillera dejó en libertad al chileno Héctor Hernán Ruiz Herrera, condenado a cadena perpetua por el asesinato de un policía en la provincia de Neuquén, Argentina. La mala digitalización del cómputo de pena le permitió acceder al “extrañamiento”, es decir, a ser expulsado de territorio argentino al tener la mitad de su pena cumplida. No obstante, no cumplía con dicho requisito. A principios de septiembre ingresó a la Corte Suprema una solicitud de detención y extradición, es decir, es requerido por las autoridades argentinas, las mismas que lo dejaron en libertad. Se busca.

El último procedimiento al que acudió el policía neuquino Víctor Fabián Garro ocurrió el 5 de octubre de 2014. Aquella jornada, a eso de las 10:30 de la mañana, llegó hasta la toma “El Mirador”, en la localidad de Añelo, ubicada a 99 kilómetros de Neuquén Capital, en la Patagonia trasandina, alertado por disparos que se estaban produciendo en una vivienda.

Al lugar arribó junto a dos agentes debidamente uniformados. “Alto, policía”, dijeron las autoridades reiteradamente con la intención de dialogar con los pistoleros. Al otro lado de la puerta se encontraban los chilenos Emilio Ruiz Valdebenito (68) y su hijo Héctor Hernán Ruiz Herrera (39). El primero, según la indagatoria, portaba un revólver calibre .38 y el segundo una pistola marca Tanfoglio calibre 9mm.

La teoría del caso que presentó el Ministerio Público Fiscal, a través del fiscal Pablo Vignaroli, indicó que los hechos se desarrollaron de la siguiente manera: padre e hijo se “encontraban en su vivienda en Añelo y efectuaron disparos de arma de fuego contra la casa lindante y sus habitantes. También contra una construcción ubicada enfrente donde había dos personas”. Todo empeoraría con la acción policial.

Y es que lejos de ceder, tras la alerta de los policías neuquinos, cuando Garro se acercó a la entrada del inmueble, Emilio y Héctor Ruiz atacaron. “Los tres efectivos recibieron varios disparos, dos de los cuales impactaron en el chaleco antibalas y un tercero en el tórax del oficial inspector Víctor Fabián Garro, provocándole la muerte”, complementaba la tesis del persecutor trasandino.

Hoy la justicia argentina busca a Héctor Hernán Ruiz Herrera. A inicios de septiembre ingresó a la Corte Suprema una solicitud de captura y extradición para dar con su paradero. Un mal cómputo de pena le permitió acceder al “extrañamiento”, es decir, a ser expulsado de territorio argentino al tener la mitad de su pena cumplida, pese a no cumplir con aquella disposición. Un error judicial.

Tribunal ciudadano

En la provincia de Neuquén, y a diferencia de Chile, cuando se juzgan delitos contra las personas, sexuales o donde haya muerte o lesiones gravísimas, siempre que el Ministerio Público Fiscal solicite penas privativas de libertad superiores a los 15 años, el juicio será “realizado en forma obligatoria frente a un tribunal constituido por jurados populares”, señala su Código Procesal Penal. Serán 12 jurados y se requerirá como mínimo ocho votos para el veredicto válido de culpabilidad.

El proceso contra los chilenos se desarrolló desde el 11 al 15 de mayo de 2015, con resultados poco y nada auspiciosos. Y es que por votación unánime se declaró culpable a Héctor Hernán Ruiz Herrera por los delitos de abuso de arma, tenencia ilegal de arma de fuego y homicidio calificado. A su padre, en tanto, el jurado popular de forma unánime lo declaró culpable del delito de abuso de armas y por nueve votos por homicidio calificado. Ambos fueron condenados a cadena perpetua por el juez de garantía de Neuquén, Martín Marcovesky, el 20 de julio de 2015. 35 años de cárcel.

Hasta fines de junio de 2021, tanto Ruiz Valdebenito como Ruiz Herrera cumplían su pena al interior de la Unidad de Detención Nº 11, también llamada “U 11”, ubicada en el Parque Industrial de Neuquén. Eso hasta que el segundo fuera “extrañado” a Chile, pese a no cumplir con el requisito. Un mal cómputo de pena le permitió librar, por el momento, de la justicia. El “extrañamiento” -consagrado en la Ley de Migraciones trasandina- es la posibilidad que tienen los ciudadanos extranjeros condenados por cualquier delito en Argentina a ser expulsados del país cuando cumplen la mitad de la condena impuesta por la justicia.

Extradición

El increíble error en la Patagonia Argentina vió la luz pública el pasado 16 de julio de 2022. Una investigación del diario La Mañana de Neuquén reconstruyó la historia de Garro y dio con la inusual situación. Y es que coincidencia o no, el destino del periodista Guillermo Elía y el de la hija del policía, Victoria Garro, se cruzaron en una especialización iberoamericana sobre perfilación de criminales sexuales. “Me llamó mucho la atención de que después del asesinato de su padre, dentro de la institución policial, ella haya querido ingresar a la fuerza. Acá se les denomina fuerza, porque es una fuerza de seguridad”, recuerda Guillermo.

Indagando en la historia de la hija de Garro, Elía se preguntó por la vida de los asesinos del padre, cómo llevaban adelante la condena. Fue ahí cuando descubrió, según detalló a la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío, que desde la “U 11” Ruiz Herrera había sido expulsado del país. “Cuando empiezo a averiguar y veo que hay teléfonos que no me atienden, empiezo a filtrar información, es decir a acceder a documentos por otros caminos, y en esos caminos encuentro documentos, por ejemplo, el pedido de captura internacional, en código rojo, que extiende Interpol el 3 de septiembre de 2021”, desclasifica el periodista.

Alerta roja Interpol | Fuente: LM Neuquén.
Alerta roja Interpol | Fuente: LM Neuquén.

¿El error? La mala digitación del cómputo de pena. “Se pidió el cómputo de pena. Esto lo hace un asistente letrado de la Fiscalía de Ejecución, y lo que determinó es que saliera. Nadie entiende por qué cometió semejante error, el asistente letrado es Carlos Caroselli quien se jubiló al mes, lo cual es llamativo. Al mes de que ocurrió ese error, nadie le hizo un sumario y se le dio el beneficio de la jubilación, que finalmente se le otorgó en octubre del año pasado”, explica Elía.

Y agrega: “Caroselli da el cómputo, dice que sí, que está en condiciones de ser extrañado. En ese momento no se encontraba el jefe fiscal a cargo, todo esto pasa, llega a las manos de la jueza de Ejecución de Penas, Raquel Gass, no chequea la información evidentemente porque da el ok, y finalmente la dirección de Migraciones pasa, retira al interno, lo lleva hasta al paso Pino Hachado y ahí finalmente queda en el paso fronterizo e ingresa a Chile Ruiz Herrera”. Ruiz Herrera, detalla, cumplía en 2029 la mitad de su pena, es decir, no estaba en condiciones de ser enviado al país.

El turno de Chile

Según información del Departamento de Migraciones de la Policía de Investigaciones (PDI), el chileno Héctor Hernán Ruiz Herrera entró al país el 25 de junio de 2021 por el paso Pino Hachado, a la altura de Temuco. Es decir, la materialización del error. Desde aquella fecha, pasó exactamente un año y dos meses para que desde Argentina se activaran los protocolos con nuestro país (vea documento).

Y es que a través de una nota enviada por el embajador trasandino, Rafael Bielsa, a la ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola, el pasado 25 de agosto, el diplomático solicitó la “detención preventiva con fines de extradición” de Ruiz Herrera. En el mismo documento, al que tuvo acceso la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío, se hace mención a que el chileno es requerido por el Juzgado de Ejecución de Penas de Neuquén con el fin de someterlo a proceso penal (vea documento).

Si bien el documento no hace mención alguna a los errores que dieron vida a la solicitud, sí traen consigo los detalles de la condena de Ruiz Herrera, es decir, el homicidio del policía Víctor Garro. “Existe una orden de detención vigente que pesa sobre el nombrado”, agrega el texto, el que indica que la presentación se realiza en el marco del artículo X de la Convención Interamericana de Extradición Firmada en Montevideo en 1933.

Extracto nota enviada por el embajador Bielsa al Ministerio de Relaciones Exteriores.
Extracto nota enviada por el embajador Bielsa al Ministerio de Relaciones Exteriores.

Siete días después la directora general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Relaciones Exteriores, María Cecilia Cáceres, envió al secretario de la Corte Suprema la nota de referencia en cuestión, dándose así inicio a la búsqueda formal de Ruiz Herrera. Acto seguido, se oficiaron una serie de organismos, como la Jefatura Nacional de Migraciones y Policía Internacional de la PDI, Gendarmería, el Servicio de Registro Civil e Identificación (SRCeI), entre otros, los que ya han ido respondiendo a la justicia.

Por ejemplo, el SRCeI remitió el extracto de filiación y antecedentes de Ruiz Herrera. En él se puede ver que no presenta antecedentes penales en Chile y que registra domicilio en la ciudad de Temuco. En el informe de la Interpol, que también tuvo a la vista la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío, se estableció -tras análisis de fuentes abiertas- que “el ciudadano Héctor Ruiz Herrera se encontraría residiendo y trabajando en la ciudad de Temuco” (vea documento).

Nunca se le notificó ni a la familia de la víctima ni al abogado querellante, es decir, hubo un intento de silenciar esta historia, de ocultar lo que había ocurrido, sino no hay otra explicación, y además le ofrecieron una puerta rápida de salida con jubilación incluida a Carlos Caroselli, el asistente letrado de la justicia que hizo mal el cómputo. Como te dije al principio, es una ecuación básica de matemática de la escuela primaria”, agrega Guillermo Elía.

Tras salir a la luz pública la historia de Garro y su asesino en libertad el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Neuquén inició una investigación al respecto. Aquella indagatoria está a cargo de una auditora general que -según cuenta el periodista trasandino- ya culminó su labor. “Ahora le da vista al fiscal general de la provincia para que él se expida y después resuelva el TSJ”, explica Elía. Y cierra: “Todo esto tiene que ser comprobado. Hay que ver si se va a abrir el archivo y la información de esa investigación al público, o al menos a la familia damnificada que vendría siendo la familia Garro”.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Índice

{{item.val}}

visto ahora