Camila Vallejo corrigió a la ministra Jeannette Vega y aseguró que no hay presos de conciencia

visitas

La vocera de Gobierno, Camila Vallejo, corrigió a la ministra Jeanette Vega y aseguró que en Chile “no hay presos de conciencia”.

En el oficialismo le bajaron el perfil a lo señalado por la jefa de Desarrollo Social, sobre la existencia de presos políticos; mientras que en la oposición emplazaron a la autoridad, quien ya se había retractado.

Nuevamente el Gobierno se enfrenta a la polémica por la supuesta existencia de presos políticos en Chile. En marzo fue la ministra Izkia Siches y el domingo fue la jefa de Desarrollo Social, Jeanette Vega.

En Tolerancia Cero, de nuestro medio asociado CNN Chile, la autoridad se refirió a varios temas, como la situación en la denominada Macrozona Sur, el estado de excepción intermedio y la situación de los denominados presos de la revuelta.

Ése fue el tema que más ruido causó, ya que la ministra dijo que en Chile sí hay personas que se pueden definirse como presos políticos.

En particular sostuvo que “hay personas que han sido encarceladas fundamentalmente por defender su derecho a la restitución de tierras”, aunque también agregó a detenidos y detenidas durante el estallido social, específicamente a quienes denuncian faltas al debido proceso o un uso desmedido de la detención preventiva.

Tan sólo un par de horas después, a través de su cuenta de Twitter, Jeanette Vega se desdijo y señaló: “Hay personas presas por delitos cometidos en contexto político, pero eso no es lo mismo que haya personas presas por sus ideas. En ese sentido no cabe hoy hablar de presos políticos. Debí diferenciar y evitar el mal entendido.”

Se le consultó a la vocera de Gobierno, Camila Vallejo, por este tema y su respuesta fue que le corresponde a los tribunales de Justicia la calificación de los delitos.

Además, señaló que “no hay presos de conciencia”, pero sí personas detenidas en un contexto de alta conflictividad política y social, en un marco de violaciones de Derecho Humanos graves y generalizadas.

Por esta razón, y por un uso de la prisión preventiva que trasgrede los límites racionales, según dijo, es que el Gobierno sigue dialogando para lograr el apoyo necesario al proyecto de ley de indulto.

Fue consultada por este tema la ministra de Justicia, Marcela Ríos, quien también fue cuestionada por evitar -en primera instancia- referirse a la calidad de preso común de Celestino Córdova.

La secretaria de Estado desdramatizó la situación y llamó a enfocarse en las soluciones que el Gobierno intenta generar, y no en declaraciones.
Pese a la rectificación de la ministra Jeanette Vega, tres parlamentarios de la bancada del Partido Republicano llegaron al Palacio de La Moneda para entregar una carta al presidente de la República.

El presidente de la colectividad, el senador Rojo Edwards explicó el motivo de la visita, mientras que el jefe de la UDI, el senador Javier Macaya, sostuvo que ésta no fue una equivocación.

Conversó con La Radio, Natalia Piergentilli, presidenta del PPD, donde milita la secretaria de Estado, quien afirmó que la polémica se dio por superada, con la aclaración de Jeanette Vega.

En Apruebo Dignidad, en tanto, el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, concordó con la primera versión de la ministra de Desarrollo Social, pero aclaró que no es lo mimos que lo diga que él, a que lo señale una integrante del gabinete.

En la bancada Comunista, de la Federación Regionalista Verde Social e Independientes de la Cámara, también coincidieron con la ministra Vega. Fue la diputada Ana María Gazmuri quien aludió a un documento de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que establece, como una de las definiciones de preso político, cuando “la duración o las condiciones de la detención sean desproporcionadas”.

    visitas

La vocera de Gobierno, Camila Vallejo, corrigió a la ministra Jeanette Vega y aseguró que en Chile “no hay presos de conciencia”.

En el oficialismo le bajaron el perfil a lo señalado por la jefa de Desarrollo Social, sobre la existencia de presos políticos; mientras que en la oposición emplazaron a la autoridad, quien ya se había retractado.

Nuevamente el Gobierno se enfrenta a la polémica por la supuesta existencia de presos políticos en Chile. En marzo fue la ministra Izkia Siches y el domingo fue la jefa de Desarrollo Social, Jeanette Vega.

En Tolerancia Cero, de nuestro medio asociado CNN Chile, la autoridad se refirió a varios temas, como la situación en la denominada Macrozona Sur, el estado de excepción intermedio y la situación de los denominados presos de la revuelta.

Ése fue el tema que más ruido causó, ya que la ministra dijo que en Chile sí hay personas que se pueden definirse como presos políticos.

En particular sostuvo que “hay personas que han sido encarceladas fundamentalmente por defender su derecho a la restitución de tierras”, aunque también agregó a detenidos y detenidas durante el estallido social, específicamente a quienes denuncian faltas al debido proceso o un uso desmedido de la detención preventiva.

Tan sólo un par de horas después, a través de su cuenta de Twitter, Jeanette Vega se desdijo y señaló: “Hay personas presas por delitos cometidos en contexto político, pero eso no es lo mismo que haya personas presas por sus ideas. En ese sentido no cabe hoy hablar de presos políticos. Debí diferenciar y evitar el mal entendido.”

Se le consultó a la vocera de Gobierno, Camila Vallejo, por este tema y su respuesta fue que le corresponde a los tribunales de Justicia la calificación de los delitos.

Además, señaló que “no hay presos de conciencia”, pero sí personas detenidas en un contexto de alta conflictividad política y social, en un marco de violaciones de Derecho Humanos graves y generalizadas.

Por esta razón, y por un uso de la prisión preventiva que trasgrede los límites racionales, según dijo, es que el Gobierno sigue dialogando para lograr el apoyo necesario al proyecto de ley de indulto.

Fue consultada por este tema la ministra de Justicia, Marcela Ríos, quien también fue cuestionada por evitar -en primera instancia- referirse a la calidad de preso común de Celestino Córdova.

La secretaria de Estado desdramatizó la situación y llamó a enfocarse en las soluciones que el Gobierno intenta generar, y no en declaraciones.
Pese a la rectificación de la ministra Jeanette Vega, tres parlamentarios de la bancada del Partido Republicano llegaron al Palacio de La Moneda para entregar una carta al presidente de la República.

El presidente de la colectividad, el senador Rojo Edwards explicó el motivo de la visita, mientras que el jefe de la UDI, el senador Javier Macaya, sostuvo que ésta no fue una equivocación.

Conversó con La Radio, Natalia Piergentilli, presidenta del PPD, donde milita la secretaria de Estado, quien afirmó que la polémica se dio por superada, con la aclaración de Jeanette Vega.

En Apruebo Dignidad, en tanto, el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, concordó con la primera versión de la ministra de Desarrollo Social, pero aclaró que no es lo mimos que lo diga que él, a que lo señale una integrante del gabinete.

En la bancada Comunista, de la Federación Regionalista Verde Social e Independientes de la Cámara, también coincidieron con la ministra Vega. Fue la diputada Ana María Gazmuri quien aludió a un documento de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que establece, como una de las definiciones de preso político, cuando “la duración o las condiciones de la detención sean desproporcionadas”.

comentarios