Una empresa china y una nacional se adjudicaron contratos para explotar 160 mil toneladas de litio

visitas

Una empresa china y una nacional se adjudicaron los contratos para explotar 160 mil toneladas de litio en el norte de Chile, según anunció el Gobierno, dos días antes de lo previsto.

El presidente electo, Gabriel Boric, calificó el hecho como una “mala noticia”, pese a que el ministro Juan Carlos Jobet aseguró que cumplieron acuerdos con la administración entrante.

Ayer se terminó la incertidumbre respecto a los nombres de las empresas que se adjudicaron la polémica licitación para explotar litio en Chile, pero la controversia, sin embargo, está lejos de terminar.

El proceso tuvo varias particularidades, partiendo por el hecho de que el Ejecutivo entregó los resultados dos días antes de lo previsto, y además adjudicó menos de lo que se esperaba.

Lo que estaba sobre la mesa eran cinco cuotas de 400 mil toneladas en total, y se terminaron entregando solo dos: 160 mil toneladas.

Las compañías ganadoras fueron ByD, un gigante automotriz chino y una empresa chilena, Servicios y Operaciones Mineras del Norte.

Cada una puso 60 millones de dólares sobre la mesa, el doble que sus competidores, pero más allá de ese hecho, en el Gobierno reconocen que la razón para adjudicar menos de lo pronosticado, fue para dar más espacio a los planes del gobierno entrante, de Gabriel Boric.

Eso es solo uno de los puntos que se habrían concedido al presidente electo, según explicó el biministro de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet.

El ministro hace alusión a las reuniones de la semana pasada, donde los equipos de Gabriel Boric terminaron reconociendo que era difícil modificar la licitación, pero que apuntaban a establecer condiciones en los contratos.

Eso se cumplió, aunque en el equipo del presidente electo ayer dijeron que no estaban de acuerdo con esta política, y el propio Gabriel Boric recalcó cual fue su postura, señalando que revisarán los contratos.

El Ejecutivo respondió a esto, dijo que está muy lejos de ser una mala noticia, que va a aportar con 120 millones de dólares –inicialmente- al próximo Gobierno, y que cumple con lo acordado.

Esto abre todo un escenario político, ayer en el Congreso había una sesión especial a las 15 horas, donde el ministro llegó tarde, desatando la molestia. “Robo a mano armada”, se vende el litio “a precio de huevo”, son parte de las críticas que se escucharon.

Esto señalaron el diputado socialista, Jaime Naranjo y el regionalista Esteban Velásquez, de las comisiones de Economía y Minería.

Uno de los puntos que se recalca es la entrada de nuevos actores, como es el caso de ByD, algo que abre posibilidades interesantes, según el director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo.

Esta adjudicación representa en definitiva 1,8% de las reservas conocidas, abre algunas aristas que van a seguir en cuestionamiento y le valió también una serie de multas a los diputados que se retiraron.

    visitas

Una empresa china y una nacional se adjudicaron los contratos para explotar 160 mil toneladas de litio en el norte de Chile, según anunció el Gobierno, dos días antes de lo previsto.

El presidente electo, Gabriel Boric, calificó el hecho como una “mala noticia”, pese a que el ministro Juan Carlos Jobet aseguró que cumplieron acuerdos con la administración entrante.

Ayer se terminó la incertidumbre respecto a los nombres de las empresas que se adjudicaron la polémica licitación para explotar litio en Chile, pero la controversia, sin embargo, está lejos de terminar.

El proceso tuvo varias particularidades, partiendo por el hecho de que el Ejecutivo entregó los resultados dos días antes de lo previsto, y además adjudicó menos de lo que se esperaba.

Lo que estaba sobre la mesa eran cinco cuotas de 400 mil toneladas en total, y se terminaron entregando solo dos: 160 mil toneladas.

Las compañías ganadoras fueron ByD, un gigante automotriz chino y una empresa chilena, Servicios y Operaciones Mineras del Norte.

Cada una puso 60 millones de dólares sobre la mesa, el doble que sus competidores, pero más allá de ese hecho, en el Gobierno reconocen que la razón para adjudicar menos de lo pronosticado, fue para dar más espacio a los planes del gobierno entrante, de Gabriel Boric.

Eso es solo uno de los puntos que se habrían concedido al presidente electo, según explicó el biministro de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet.

El ministro hace alusión a las reuniones de la semana pasada, donde los equipos de Gabriel Boric terminaron reconociendo que era difícil modificar la licitación, pero que apuntaban a establecer condiciones en los contratos.

Eso se cumplió, aunque en el equipo del presidente electo ayer dijeron que no estaban de acuerdo con esta política, y el propio Gabriel Boric recalcó cual fue su postura, señalando que revisarán los contratos.

El Ejecutivo respondió a esto, dijo que está muy lejos de ser una mala noticia, que va a aportar con 120 millones de dólares –inicialmente- al próximo Gobierno, y que cumple con lo acordado.

Esto abre todo un escenario político, ayer en el Congreso había una sesión especial a las 15 horas, donde el ministro llegó tarde, desatando la molestia. “Robo a mano armada”, se vende el litio “a precio de huevo”, son parte de las críticas que se escucharon.

Esto señalaron el diputado socialista, Jaime Naranjo y el regionalista Esteban Velásquez, de las comisiones de Economía y Minería.

Uno de los puntos que se recalca es la entrada de nuevos actores, como es el caso de ByD, algo que abre posibilidades interesantes, según el director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo.

Esta adjudicación representa en definitiva 1,8% de las reservas conocidas, abre algunas aristas que van a seguir en cuestionamiento y le valió también una serie de multas a los diputados que se retiraron.

comentarios