Javier Cercas revela cómo se fue tejiendo "El Castillo de Barbazul"

visitas

Casi recién llegado a Chile, Javier Cercas estuvo en el programa “Del Fin del Mundo”, de TV Bio Bio, conversando con Ana Josefa Silva sobre “El Castillo de Barbazul”, el libro que cierra la fascinante trilogía que comenzó con “Terra Alta” en 2019 y siguió con “Independencia” en 2021. (Editorial Planeta).

El fin de semana pasado estuvo en la Feria del Libro en Buenos Aires y el martes presentó oficialmente el libro en Chile.

Doctorado en Filología Hispánica (fue docente universitario durante años), desde el éxito mundial que obtuvo con “Soldados de Salamina” (2001) Cercas se dedicó de lleno a la escritura.

Por su obra, que circula en 20 países y ha sido traducida a 30 idiomas, ha recibido numerosos y muy relevantes premios.

Si sus primeros libros son autoficción —se ríe de cómo ha proliferado esta categoría— sus tres últimos son novelas policiales, con mucho de “noir”.

Para él, este giro es relevante: significa no quedarse estancado. Y es muy importante que un libro sea “entretenido”, así como cree que es un error que cierta crítica mire el género policial como uno menor. Porque la calidad puede estar o no en cualquier forma elegida.

El protagonista de esta trilogía es Melchor Marín (un personaje salido de un hecho real), un hombre que fue presidiario, luego policía y finalmente bibliotecario. Su hija, que en esta tercera parte tiene 17 años, se llama Cosette, porque el primer libro que tuvo en sus manos fue “Los Miserables” (y solo lee literatura del siglo XIX).

Tal como hiciera Cervantes (para Cercas, nada supera a “El Quijote”), el mismo escritor aparece mencionado en la novela —ya sea porque aluden a lo que se ha dicho en las historias que preceden a los hechos o porque alguien tiene su libros en casa—, así como otros personajes de la vida real.

Tras la adictiva y atrapante historia, que por momentos se llena de suspenso, subyace un drama familiar e íntimo y una oscura trama de corrupción a los más altos niveles.

    visitas

Casi recién llegado a Chile, Javier Cercas estuvo en el programa “Del Fin del Mundo”, de TV Bio Bio, conversando con Ana Josefa Silva sobre “El Castillo de Barbazul”, el libro que cierra la fascinante trilogía que comenzó con “Terra Alta” en 2019 y siguió con “Independencia” en 2021. (Editorial Planeta).

El fin de semana pasado estuvo en la Feria del Libro en Buenos Aires y el martes presentó oficialmente el libro en Chile.

Doctorado en Filología Hispánica (fue docente universitario durante años), desde el éxito mundial que obtuvo con “Soldados de Salamina” (2001) Cercas se dedicó de lleno a la escritura.

Por su obra, que circula en 20 países y ha sido traducida a 30 idiomas, ha recibido numerosos y muy relevantes premios.

Si sus primeros libros son autoficción —se ríe de cómo ha proliferado esta categoría— sus tres últimos son novelas policiales, con mucho de “noir”.

Para él, este giro es relevante: significa no quedarse estancado. Y es muy importante que un libro sea “entretenido”, así como cree que es un error que cierta crítica mire el género policial como uno menor. Porque la calidad puede estar o no en cualquier forma elegida.

El protagonista de esta trilogía es Melchor Marín (un personaje salido de un hecho real), un hombre que fue presidiario, luego policía y finalmente bibliotecario. Su hija, que en esta tercera parte tiene 17 años, se llama Cosette, porque el primer libro que tuvo en sus manos fue “Los Miserables” (y solo lee literatura del siglo XIX).

Tal como hiciera Cervantes (para Cercas, nada supera a “El Quijote”), el mismo escritor aparece mencionado en la novela —ya sea porque aluden a lo que se ha dicho en las historias que preceden a los hechos o porque alguien tiene su libros en casa—, así como otros personajes de la vida real.

Tras la adictiva y atrapante historia, que por momentos se llena de suspenso, subyace un drama familiar e íntimo y una oscura trama de corrupción a los más altos niveles.

comentarios