Dejen entrar a todos los inmigrantes

visitas

Se votará en los próximos días que se deje entrar a cualquier persona que lo pida en un puesto fronterizo o en el aeropuerto de Santiago. Los que impulsan la idea sueñan en la gran Patria Latinoamericana. Y habría que partir por Chile.

Actualización: con fecha 17 de agosto de 2020, las organizaciones migrantes Colectivo sin Fronteras y Movimiento Acción Migrante hicieron llegar a nuestra redacción una réplica al presente comentario, el cual reproducimos íntegro a continuación.

De nuestra consideración,

Las organizaciones migrantes, Colectivo sin Fronteras y Movimiento Acción Migrante, redactamos esta misiva con la finalidad de solicitar que se publique esta nota de rectificación dentro de los plazos legales, de acuerdo a lo estipulado en la Convención Americana de Derechos Humanos (artículo 14.1), Constitución Política de Chile (artículo 19 número 12, inciso 3) y en la Ley N° 19.733 (artículos 16 y siguientes). Esto respecto a los hechos que relatamos a continuación:

1) El día 14 de agosto del año 2020, a las 21:36 en la sección BIOBIO TV de la página web de Radio Bío Bío, se subió un video titulado “Dejen entrar a todos los inmigrantes”, dicho video es protagonizado por Tomás Mosciatti, director de Radio Bío Bío.

2) En este video, el señor Mosciatti, con motivo de la tramitación actual en el Senado del proyecto de ley de Migración y Extranjería, enunció distintos comentarios que a nuestro parecer carecen de rigurosidad profesional, principalmente ante la inexistencia de fuentes para fundamentar sus graves enunciados y también la acusación de la supuesta comisión de delitos por parte de la población migrante.

Respecto a lo anterior, recogemos algunas de las frases enunciadas por el señor Mosciatti y rectificamos la información otorgada por este medio con alcance nacional e internacional.

1. “Migración ilegal de haitianos”, “decisión de dejarlos entrar sin control”, “tremendo negocio”

Señalar que la migración haitiana fue “ilegal”, sin control y parte de una operación del gobierno de turno resulta falso y contrario a toda la evidencia.

La migración de personas haitianas no fue “ilegal” y se ajustaba a la normativa vigente, el Decreto Ley 1094 de 1975, normativa que autoriza el ingreso y el cambio de categoría de turista a otro tipo de residencia. Esta norma sigue siendo la regla general para todos los extranjeros en Chile.

En el mismo período, y en las mismas condiciones que las personas haitianas y de otras nacionalidades, ingresaron a Chile 86.581 ciudadanos venezolanos en 2016 y durante el año 2017 ingresaron 164.686 personas venezolanas. En cuanto a las personas que provenían de Haití, en 2016 ingresaron 48.783 personas y durante el año 2017, 104.782.

Por lo anterior, es falso señalar que la migración de personas haitianas fue sin control y que es consecuencia de un tipo de frontera “porosa”. De hecho, Chile ha invertido desde el año 2010 a través de los Planes Frontera Norte y Frontera Segura, miles de millones de pesos en el control fronterizo, ostentando una de las políticas de control más restrictivas de América del Sur.

2. “Falsificaron documentos”

Es efectivo que muchas personas migrantes, de distintas nacionalidades han sido engañadas o han comprado contratos falsos. Esto ocurre debido a que la regulación migratoria vigente les exige, particularmente a trabajadores que no sean profesionales, un contrato de trabajo escriturado, con cláusulas especiales, a los que muchos no pueden acceder por la irresponsabilidad de sus empleadores, que se niegan a escriturar sus contratos, pese a ser su obligación legal, exponiendo a sus trabajadores a la irregularidad migratoria.
Teniendo en cuenta lo anterior, en el gobierno pasado se inició una campaña para perseguir penalmente a quienes se dediquen a la venta de contratos falsos y todos los casos detectados han sido denunciados al Ministerio Público. También es responsabilidad del Estado prevenir este tipo de situaciones, informando a las personas migrantes, protegiéndolas frente a situaciones de abuso y explotación laboral y facilitando su regularización migratoria.

3. Se cometieron delitos: “el delito de trata de personas”

Los hechos que describe el Sr. Mosciatti no son constitutivos del delito de trata de personas, el cual se encuentra regulado mediante la Ley Nº 20.507, ni tampoco existen procesos ni sentencias condenatorias que respalden sus dichos. Este delito sólo se configura en aquellos casos en los que una persona “capte, traslade, acoja o reciba personas para que sean objeto de alguna forma de explotación sexual, incluyendo la pornografía, trabajos o servicios forzados, servidumbre o esclavitud o prácticas análogas a ésta”, utilizando la “violencia, intimidación, coacción, engaño, abuso de poder, aprovechamiento de una situación de vulnerabilidad o de dependencia de la víctima”

Si fuera efectivo lo que señala el Sr. Mosciatti, sería una situación extremadamente grave que debería ser denunciada formalmente. Además, si fuera cierto lo que señala, las personas haitianas deberían ser reconocidas como víctimas, otorgándoles protección y visa de residencia, conforme lo establece la normativa vigente.

4. “Bastaba una medida administrativa para solucionar este problema”

La medida administrativa que impuso el gobierno de Sebastián Piñera fue exigir un visto consular para el ingreso a Chile de personas haitianas. Esta medida se justificó en el aumento de la migración haitiana, de igual forma se realizó previamente con los nacionales de República Dominicana, pese a que el aumento de la migración de otros países en el mismo período fue mayor. Esta medida fue discriminatoria y carente de toda evidencia, si lo que se buscaba era asegurar una migración segura, ordenada y regular. Gracias a esta medida los ingresos por pasos no habilitados y las denuncias de tráfico ilícito de migrantes aumentaron, particularmente de personas de las nacionalidades a las que se les impuso esta restricción de entrada (República Dominicana y Haití). Si en 2017 hubo 27 víctimas por el delito de tráfico de migrantes, en 2019 esta cifra llegó a 376.

5. “salarios bajaron / chilenos perdieron 280000 de esos trabajos / extranjeros ocuparon 250.000 de esos trabajos”

No existe evidencia para señalar que los salarios hayan bajado en Chile producto de la migración, ni que esta haya generado mayor cesantía. El único estudio especializado que existe a este respecto es de CLAPES UC, el que señala lo siguiente: “Uno de los temores manifestados por los residentes de un determinado país respecto a la inmigración es la posibilidad de sufrir consecuencias negativas en el ámbito laboral, ya sea mediante la falta de oportunidades de empleo o menores salarios. (…) Para Chile la evidencia empírica indica que la inmigración no ha producido efectos negativos” (Bravo y Urzúa, 2018)

Además, el estudio aporta los siguientes datos:

Cuando se analiza el porcentaje de inmigrantes por categoría ocupacional, se aprecia que al trimestre marzo-mayo 2018, en el caso del personal de servicio doméstico puertas adentro éstos representan el 35,4% del total, siendo ésta la única categoría ocupacional donde los inmigrantes representan más del 10%. En este sentido resulta útil indagar qué está ocurriendo en dicho segmento del mercado laboral, para verificar si podría existir algún tipo de impacto negativo del empleo inmigrante sobre esta categoría ocupacional.

Las cifras muestran que en este segmento, la tasa de cesantía se ubicó en promedio en apenas el 3% durante 2017, mientras que la tasa de subempleo horario para este tipo de trabajos fue de solo el 1,2%, muy inferior al 9,9% promedio nacional. Para todos los efectos prácticos, este grupo se encuentra en pleno empleo. Por otra parte, en materia de ingresos laborales el personal de servicio doméstico, tanto puertas adentro como puertas afuera, ha sido el que ha visto mayores incrementos reales en los últimos 6 años, lo cual está en línea con el contexto de escasez de trabajadores de este tipo que muestran las cifras. De acuerdo a las cifras de la Encuesta Suplementaria de Ingresos del INE ajustadas por inflación, entre el trimestre octubre-diciembre 2010 y el trimestre octubre-diciembre 2016, el aumento real del ingreso laboral para personal de servicio doméstico puertas afuera fue de un 37,9%, mientras que en ese mismo lapso de tiempo, en el caso del personal de servicio doméstico puertas adentro el aumento fue de un 29,9%. Ambas cifras superan ampliamente al incremento promedio de 17,3%.

6. Se quiere aprobar una norma para que “cualquier persona que llegue al país pueda entrar sólo con decir que viene a buscar trabajo”

Es falso lo que señala el Sr. Mosciatti, ya que la norma propuesta sólo establece una alternativa de regularización migratoria, con un plazo determinado para personas que ingresen con la intención de buscar un trabajo remunerado formal. Además, pueden seguir aplicándose las mismas restricciones de ingreso que se imponen hoy a personas de ciertas nacionalidades, como a las personas haitianas y venezolanas, ya que así lo establece expresamente este texto legal.

Por tanto, solicitamos como organizaciones de migrantes en Chile que Radio Bio Bio publique esta rectificación en su página web, dando cumplimiento tanto a la normativa nacional como internacional respecto al derecho de todas las personas a la aclaración y rectificación ante medios de comunicación.

Esperando una pronta acogida, se despiden

Patricia Loredo
Colectivo sin Fronteras

Eduardo Cardoza
Movimiento Acción Migrante

    visitas

Se votará en los próximos días que se deje entrar a cualquier persona que lo pida en un puesto fronterizo o en el aeropuerto de Santiago. Los que impulsan la idea sueñan en la gran Patria Latinoamericana. Y habría que partir por Chile.

Actualización: con fecha 17 de agosto de 2020, las organizaciones migrantes Colectivo sin Fronteras y Movimiento Acción Migrante hicieron llegar a nuestra redacción una réplica al presente comentario, el cual reproducimos íntegro a continuación.

De nuestra consideración,

Las organizaciones migrantes, Colectivo sin Fronteras y Movimiento Acción Migrante, redactamos esta misiva con la finalidad de solicitar que se publique esta nota de rectificación dentro de los plazos legales, de acuerdo a lo estipulado en la Convención Americana de Derechos Humanos (artículo 14.1), Constitución Política de Chile (artículo 19 número 12, inciso 3) y en la Ley N° 19.733 (artículos 16 y siguientes). Esto respecto a los hechos que relatamos a continuación:

1) El día 14 de agosto del año 2020, a las 21:36 en la sección BIOBIO TV de la página web de Radio Bío Bío, se subió un video titulado “Dejen entrar a todos los inmigrantes”, dicho video es protagonizado por Tomás Mosciatti, director de Radio Bío Bío.

2) En este video, el señor Mosciatti, con motivo de la tramitación actual en el Senado del proyecto de ley de Migración y Extranjería, enunció distintos comentarios que a nuestro parecer carecen de rigurosidad profesional, principalmente ante la inexistencia de fuentes para fundamentar sus graves enunciados y también la acusación de la supuesta comisión de delitos por parte de la población migrante.

Respecto a lo anterior, recogemos algunas de las frases enunciadas por el señor Mosciatti y rectificamos la información otorgada por este medio con alcance nacional e internacional.

1. “Migración ilegal de haitianos”, “decisión de dejarlos entrar sin control”, “tremendo negocio”

Señalar que la migración haitiana fue “ilegal”, sin control y parte de una operación del gobierno de turno resulta falso y contrario a toda la evidencia.

La migración de personas haitianas no fue “ilegal” y se ajustaba a la normativa vigente, el Decreto Ley 1094 de 1975, normativa que autoriza el ingreso y el cambio de categoría de turista a otro tipo de residencia. Esta norma sigue siendo la regla general para todos los extranjeros en Chile.

En el mismo período, y en las mismas condiciones que las personas haitianas y de otras nacionalidades, ingresaron a Chile 86.581 ciudadanos venezolanos en 2016 y durante el año 2017 ingresaron 164.686 personas venezolanas. En cuanto a las personas que provenían de Haití, en 2016 ingresaron 48.783 personas y durante el año 2017, 104.782.

Por lo anterior, es falso señalar que la migración de personas haitianas fue sin control y que es consecuencia de un tipo de frontera “porosa”. De hecho, Chile ha invertido desde el año 2010 a través de los Planes Frontera Norte y Frontera Segura, miles de millones de pesos en el control fronterizo, ostentando una de las políticas de control más restrictivas de América del Sur.

2. “Falsificaron documentos”

Es efectivo que muchas personas migrantes, de distintas nacionalidades han sido engañadas o han comprado contratos falsos. Esto ocurre debido a que la regulación migratoria vigente les exige, particularmente a trabajadores que no sean profesionales, un contrato de trabajo escriturado, con cláusulas especiales, a los que muchos no pueden acceder por la irresponsabilidad de sus empleadores, que se niegan a escriturar sus contratos, pese a ser su obligación legal, exponiendo a sus trabajadores a la irregularidad migratoria.
Teniendo en cuenta lo anterior, en el gobierno pasado se inició una campaña para perseguir penalmente a quienes se dediquen a la venta de contratos falsos y todos los casos detectados han sido denunciados al Ministerio Público. También es responsabilidad del Estado prevenir este tipo de situaciones, informando a las personas migrantes, protegiéndolas frente a situaciones de abuso y explotación laboral y facilitando su regularización migratoria.

3. Se cometieron delitos: “el delito de trata de personas”

Los hechos que describe el Sr. Mosciatti no son constitutivos del delito de trata de personas, el cual se encuentra regulado mediante la Ley Nº 20.507, ni tampoco existen procesos ni sentencias condenatorias que respalden sus dichos. Este delito sólo se configura en aquellos casos en los que una persona “capte, traslade, acoja o reciba personas para que sean objeto de alguna forma de explotación sexual, incluyendo la pornografía, trabajos o servicios forzados, servidumbre o esclavitud o prácticas análogas a ésta”, utilizando la “violencia, intimidación, coacción, engaño, abuso de poder, aprovechamiento de una situación de vulnerabilidad o de dependencia de la víctima”

Si fuera efectivo lo que señala el Sr. Mosciatti, sería una situación extremadamente grave que debería ser denunciada formalmente. Además, si fuera cierto lo que señala, las personas haitianas deberían ser reconocidas como víctimas, otorgándoles protección y visa de residencia, conforme lo establece la normativa vigente.

4. “Bastaba una medida administrativa para solucionar este problema”

La medida administrativa que impuso el gobierno de Sebastián Piñera fue exigir un visto consular para el ingreso a Chile de personas haitianas. Esta medida se justificó en el aumento de la migración haitiana, de igual forma se realizó previamente con los nacionales de República Dominicana, pese a que el aumento de la migración de otros países en el mismo período fue mayor. Esta medida fue discriminatoria y carente de toda evidencia, si lo que se buscaba era asegurar una migración segura, ordenada y regular. Gracias a esta medida los ingresos por pasos no habilitados y las denuncias de tráfico ilícito de migrantes aumentaron, particularmente de personas de las nacionalidades a las que se les impuso esta restricción de entrada (República Dominicana y Haití). Si en 2017 hubo 27 víctimas por el delito de tráfico de migrantes, en 2019 esta cifra llegó a 376.

5. “salarios bajaron / chilenos perdieron 280000 de esos trabajos / extranjeros ocuparon 250.000 de esos trabajos”

No existe evidencia para señalar que los salarios hayan bajado en Chile producto de la migración, ni que esta haya generado mayor cesantía. El único estudio especializado que existe a este respecto es de CLAPES UC, el que señala lo siguiente: “Uno de los temores manifestados por los residentes de un determinado país respecto a la inmigración es la posibilidad de sufrir consecuencias negativas en el ámbito laboral, ya sea mediante la falta de oportunidades de empleo o menores salarios. (…) Para Chile la evidencia empírica indica que la inmigración no ha producido efectos negativos” (Bravo y Urzúa, 2018)

Además, el estudio aporta los siguientes datos:

Cuando se analiza el porcentaje de inmigrantes por categoría ocupacional, se aprecia que al trimestre marzo-mayo 2018, en el caso del personal de servicio doméstico puertas adentro éstos representan el 35,4% del total, siendo ésta la única categoría ocupacional donde los inmigrantes representan más del 10%. En este sentido resulta útil indagar qué está ocurriendo en dicho segmento del mercado laboral, para verificar si podría existir algún tipo de impacto negativo del empleo inmigrante sobre esta categoría ocupacional.

Las cifras muestran que en este segmento, la tasa de cesantía se ubicó en promedio en apenas el 3% durante 2017, mientras que la tasa de subempleo horario para este tipo de trabajos fue de solo el 1,2%, muy inferior al 9,9% promedio nacional. Para todos los efectos prácticos, este grupo se encuentra en pleno empleo. Por otra parte, en materia de ingresos laborales el personal de servicio doméstico, tanto puertas adentro como puertas afuera, ha sido el que ha visto mayores incrementos reales en los últimos 6 años, lo cual está en línea con el contexto de escasez de trabajadores de este tipo que muestran las cifras. De acuerdo a las cifras de la Encuesta Suplementaria de Ingresos del INE ajustadas por inflación, entre el trimestre octubre-diciembre 2010 y el trimestre octubre-diciembre 2016, el aumento real del ingreso laboral para personal de servicio doméstico puertas afuera fue de un 37,9%, mientras que en ese mismo lapso de tiempo, en el caso del personal de servicio doméstico puertas adentro el aumento fue de un 29,9%. Ambas cifras superan ampliamente al incremento promedio de 17,3%.

6. Se quiere aprobar una norma para que “cualquier persona que llegue al país pueda entrar sólo con decir que viene a buscar trabajo”

Es falso lo que señala el Sr. Mosciatti, ya que la norma propuesta sólo establece una alternativa de regularización migratoria, con un plazo determinado para personas que ingresen con la intención de buscar un trabajo remunerado formal. Además, pueden seguir aplicándose las mismas restricciones de ingreso que se imponen hoy a personas de ciertas nacionalidades, como a las personas haitianas y venezolanas, ya que así lo establece expresamente este texto legal.

Por tanto, solicitamos como organizaciones de migrantes en Chile que Radio Bio Bio publique esta rectificación en su página web, dando cumplimiento tanto a la normativa nacional como internacional respecto al derecho de todas las personas a la aclaración y rectificación ante medios de comunicación.

Esperando una pronta acogida, se despiden

Patricia Loredo
Colectivo sin Fronteras

Eduardo Cardoza
Movimiento Acción Migrante

comentarios