"Queremos un plan de libre tránsito para los barrios, los metros, las calles, para todo Chile"

Nuestra sección de OPINIÓN es un espacio abierto, por lo que el contenido vertido en esta columna es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial de BioBioTV

El Estado de Excepción Constitucional ha sido utilizado ampliamente por los últimos gobiernos en Chile, probablemente no es la solución, pero ha sido la manera de contrarrestar el terrorismo, siendo la única política publica concreta que hemos visto.

Este gobierno, el que hoy gobierna, planteo en su campaña que nunca más tendríamos estado de excepción constitucional, fueron muchas entrevistas, declaración, debates en donde se repitió una y otra vez… No más Estado de Excepción, incluso muchos ministros y el mismo presidente votaron en contra de cada Estado de excepción cuando eran Diputados y Diputadas.

El Estado de Excepción “acotado” es un Estado de Excepción que protege a las carreteras y que pone militares en las calles para protegerse frente a atentados terroristas, esta es la verdad y esta es la realidad. Más allá de que se le quiera poner un nombre diferente, o un adorno para no parecer como un gobierno que nuevamente aplica las mismas estrategias que a ocupado la Concertación y los gobiernos anteriores de Piñera.

El Gobierno debe formar, organizar y coordinar un equipo de tareas para el tema de seguridad en todos los ámbitos, seguridad a nivel urbano como seguridad en el ámbito rural, donde estén coordinadas todas las policías, todos los organismos que tengan que ver con los temas de seguridad, incluido MDS, en donde se están ahora viendo temas de políticas públicas con el objetivo de planes estructurales y concretos donde exista una coordinación, con actores que sepan de los temas que hoy están sucediendo, no se puede improvisar más y el ministerio del interior debe parar ¡ya¡ con la improvisación, al igual que el gobierno completo.

Si el gobierno tomo una decisión difícil para enfrentar lo que esta ocurriendo en la Araucanía, donde todos están coordinados, tanto policías como militares, es urgente que se establezca algo similar que pueda ser implementado en puntos estratégicos, poblaciones, metros, áreas de interés, la posta central, lugares públicos con vendedores ambulantes.

“Queremos un plan de libre tránsito para los barrios, los metros, las calles, para todo Chile”.

    visitas

El Estado de Excepción Constitucional ha sido utilizado ampliamente por los últimos gobiernos en Chile, probablemente no es la solución, pero ha sido la manera de contrarrestar el terrorismo, siendo la única política publica concreta que hemos visto.

Este gobierno, el que hoy gobierna, planteo en su campaña que nunca más tendríamos estado de excepción constitucional, fueron muchas entrevistas, declaración, debates en donde se repitió una y otra vez… No más Estado de Excepción, incluso muchos ministros y el mismo presidente votaron en contra de cada Estado de excepción cuando eran Diputados y Diputadas.

El Estado de Excepción “acotado” es un Estado de Excepción que protege a las carreteras y que pone militares en las calles para protegerse frente a atentados terroristas, esta es la verdad y esta es la realidad. Más allá de que se le quiera poner un nombre diferente, o un adorno para no parecer como un gobierno que nuevamente aplica las mismas estrategias que a ocupado la Concertación y los gobiernos anteriores de Piñera.

El Gobierno debe formar, organizar y coordinar un equipo de tareas para el tema de seguridad en todos los ámbitos, seguridad a nivel urbano como seguridad en el ámbito rural, donde estén coordinadas todas las policías, todos los organismos que tengan que ver con los temas de seguridad, incluido MDS, en donde se están ahora viendo temas de políticas públicas con el objetivo de planes estructurales y concretos donde exista una coordinación, con actores que sepan de los temas que hoy están sucediendo, no se puede improvisar más y el ministerio del interior debe parar ¡ya¡ con la improvisación, al igual que el gobierno completo.

Si el gobierno tomo una decisión difícil para enfrentar lo que esta ocurriendo en la Araucanía, donde todos están coordinados, tanto policías como militares, es urgente que se establezca algo similar que pueda ser implementado en puntos estratégicos, poblaciones, metros, áreas de interés, la posta central, lugares públicos con vendedores ambulantes.

“Queremos un plan de libre tránsito para los barrios, los metros, las calles, para todo Chile”.

comentarios