"La Canción Nacional remite a la geografía como una ironía, un engaño, porque todo está privatizado"

visitas

La cantautora Tiare Galaz (Niña Tormenta) y el artista visual Sebastián Calfuqueo conversan sobre la exposición “Canción Nacional” que se está exhibiendo en el Centro Cultural Montecarmelo hasta el 25 de enero de 2020.

“El problema no es el himno, es la realidad”, afirman.

“Yo trabajé con el Código de Aguas, que es contradictorio. No es sequía, es saqueo” dice Sebastián Calfuqueo, “en el momento político actual, (la Canción Nacional) no representa a Chile”.

“Los símbolos patrios en general y la Historia están cambiando”, sostiene Tiare Galaz, “entiendo el poder de la música, de una canción coreada por muchos, que está en la memoria, la potencia de un himno, como los que se cantan en las movilizaciones de estos días”, “es muy importante reconocer esos himnos. No sé si la cambiaría o modificaría (la Canción Nacional)”.

“Hay reivindicaciones mapuche latentes, como el Wünelfe (estrella de la bandera Mapuche), que estaban en la bandera chilena”, afirma Sebastián Calfuqueo, “la Canción Nacional remite a la geografía como una ironía, un engaño, algo falso, porque todo está privatizado”. “No sé qué haría con el himno, siempre es bueno reformular”.

En la muestra colectiva “Canción Nacional”, convocada antes del “Estallido Social” por la Fundación Plagio, participan los escritores Álvaro Bisama, Matías Celedón, Alejandra Costamagna y Francisco Ortega; las poetas Cecilia Vicuña y Elvira Hernández; los artistas visuales Carla Mc-Kay, Juana Gómez, Paula Coñoepan, Sebastián Calfuqueo y Wilkellys Pirela, de nacionalidad venezolana; los músicos Colombina Parra, Manuel García y Tiare Galaz (Niña Tormenta) y el ilustrador Félix Vega, MAFI (colectivo Mapa Fílmico de un País), la documentalista Tiziana Panizza y la compañía de teatro La Laura Palmer.

    visitas

La cantautora Tiare Galaz (Niña Tormenta) y el artista visual Sebastián Calfuqueo conversan sobre la exposición “Canción Nacional” que se está exhibiendo en el Centro Cultural Montecarmelo hasta el 25 de enero de 2020.

“El problema no es el himno, es la realidad”, afirman.

“Yo trabajé con el Código de Aguas, que es contradictorio. No es sequía, es saqueo” dice Sebastián Calfuqueo, “en el momento político actual, (la Canción Nacional) no representa a Chile”.

“Los símbolos patrios en general y la Historia están cambiando”, sostiene Tiare Galaz, “entiendo el poder de la música, de una canción coreada por muchos, que está en la memoria, la potencia de un himno, como los que se cantan en las movilizaciones de estos días”, “es muy importante reconocer esos himnos. No sé si la cambiaría o modificaría (la Canción Nacional)”.

“Hay reivindicaciones mapuche latentes, como el Wünelfe (estrella de la bandera Mapuche), que estaban en la bandera chilena”, afirma Sebastián Calfuqueo, “la Canción Nacional remite a la geografía como una ironía, un engaño, algo falso, porque todo está privatizado”. “No sé qué haría con el himno, siempre es bueno reformular”.

En la muestra colectiva “Canción Nacional”, convocada antes del “Estallido Social” por la Fundación Plagio, participan los escritores Álvaro Bisama, Matías Celedón, Alejandra Costamagna y Francisco Ortega; las poetas Cecilia Vicuña y Elvira Hernández; los artistas visuales Carla Mc-Kay, Juana Gómez, Paula Coñoepan, Sebastián Calfuqueo y Wilkellys Pirela, de nacionalidad venezolana; los músicos Colombina Parra, Manuel García y Tiare Galaz (Niña Tormenta) y el ilustrador Félix Vega, MAFI (colectivo Mapa Fílmico de un País), la documentalista Tiziana Panizza y la compañía de teatro La Laura Palmer.

comentarios