¿encontraste un error?
avísanos

"Nada es imposible, ya lo demostramos": la ilusión de Siria por repechaje contra Australia

Manan Vatsyayana / Agence France-Presse
Publicado por

A pesar de pertenecer a un país asolado por el conflicto bélico y las disensiones internas, la selección siria se mantiene en la carrera para estar presente en el Mundial de Rusia 2018: para ello deberá superar un primer repechaje ante Australia.

“Haber alcanzado este repechaje es casi un milagro, nadie contaba con que llegásemos a esta situación habida cuenta de las difíciles circunstancias a las que se enfrenta nuestro país”, explicó el seleccionador Ayman al-Hakim.

Así, después de un buen recorrido, la selección siria se halla a sólo cuatro partidos de lograr su soñado billete para la cita mundialista.

La selección siria tiene además el inconveniente de no poder jugar en casa sus partidos como local. De modo que ‘recibirá’ a Australia en terreno neutral, en Malasia. El partido de ida tendrá lugar en Malaca el jueves, antes del encuentro de vuelta en Sídney el próximo martes.

El vencedor de esta eliminatoria deberá disputar un segundo repechaje ante el cuarto de la zona Concacaf. Actualmente esa posición la ocupa Estados Unidos.

Siria ha logrado empates de prestigio ante Corea del Sur o Irán, ambas clasificadas, y finalizó por delante de China, Uzbekistán y Catar en la llave A de la zona Asia.

Ayman al-Hakim dirige un equipo que practica un fútbol vistoso al que regresaron dos goleadores como Omar al-Soma y Firas al-Khatib, excluidos durante un tiempo por su apoyo a la rebelión siria.

Camiseta de Assad

“Eso demuestra la voluntad de que tienen los sirios y su aptitud para lograr lo imposible. Esperamos alcanzar este sueño de ir a la Copa del Mundo”, señala el seleccionador. “Es el sueño de todos los sirios, de cada miembro de nuestro equipo”, insiste.

Siria ocupa el puesto 75 en la clasificación FIFA y nunca ha estado presente en la fase final de un Mundial. Además, Siria logró ‘in extremis’ su billete para el repechaje ante Australia merced a un gol en el tiempo extra que permitió empatar ante Irán.

Pero el combinado sirio es fuente de polémica por el hecho de contar con el apoyo del presidente del país Bachar al-Assad, que se mantiene en el poder a pesar de un conflicto que ha causado ya 330.000 muertos y provocado la emigración de miles de refugiados.

El exseleccionador Fajr Ibrahim y el centrocampista Osama Omari no dudaron en acudir meses atrás a una conferencia de prensa ataviados con camisetas de apoyo a Bachar al-Assad.

Los goleadores al-Soma y al-Khatib se perdieron en cambio casi la totalidad de los partidos clasificatorios por posicionarse públicamente a favor de los rebeldes contra el régimen.

Omar al-Soma, que juega en el Al-Ahly de Arabia Saudí, es considerado como uno de los mejores delanteros de Asia.

“Nada es imposible”

“Todo el mundo es consciente de la magnitud de la tragedia que atraviesa nuestro país, y que afecta a todos los aspectos de la vida, incluido el deporte”, señala Ayman al-Hakim. “Es complicado para nosotros organizar concentraciones de entrenamiento en el extranjero u organizar amistosos ante buenos equipos”.

“Los expertos árabes y extranjeros predecían que seríamos el equipo más débil de nuestro grupo... pero al final todos esos factores tuvieron un impacto positivo para nosotros”, subraya el técnico.

La tarea se antoja complicada no obstante ante una Australia habituada a los repechajes, que disputó los tres últimos Mundiales, alcanzando los octavos en 2006.

“Serán dos partidos difíciles ante un sólido equipo australiano que tiene un estilo de juego muy diferente al de los equipos que estamos acostumbrados a enfrentarnos”, indica al-Hakim.

Nada es imposible en el fútbol y ya lo demostramos. Tenemos una opción de derrotar a Australia”, concluye esperanzado el seleccionador sirio.

URL Corta: http://rbb.cl/i4sh

Tendencias Ahora

Comentarios

ADLP