¿encontraste un error?
avísanos

En el nombre del padre: los hijos de futbolistas que quieren adueñarse del mundo

Giovanni Simeone (izq) y su padre Diego | Agence France-Presse
Publicado por

En el fútbol siempre ha habido sagas familiares. Padres e hijos unidos por una intrínseca pasión por la pelota.

Ejemplos hay muchos: Cesare y Paolo Maldini, la trilogía de los Forlán en Uruguay, Johan y Jordi Cruyff, “Chícharo” y “Chicharito” Hernández, Carlos y Sergio Busquets, Jorge y Gonzalo Higuaín, son solo algunos de ellos.

Hoy le llegó el turno a una nueva camada. Jóvenes que rozan la veintena y aspiran a construir un legado similar al de sus padres. La vara está alta, pero de momento pintan bien . Acá te presentamos a los más prometedores:

El adolescente que hace soñar al Ajax

El pasado 15 de enero, y con el número 45 en la espalda, Justin Kluivert, de 17 años, hizo su debut con la camiseta del Ajax, el club que catapultó a la fama a su padre, Patrick, a mediados de los ’90.

A diferencia de su papá, un nueve finalizador y peso pesado en el área, Justin es un extremo de mucho recorrido, velocidad y gambeta endiablada. Llega al gol con asiduidad , pero también asiste. Es la última joya de la prolífica cantera del Ajax.

Los herederos de “Zizou”

Mientras Zinedine Zidane labraba su leyenda en el Real Madrid, sus dos hijos, Enzo y Luca, se pulían en la cantera blanca, anhelando continuar con la estela de títulos que dejó su progenitor. Hoy ambos juegan en el filial del equipo merengue y, ocasionalmente, han entrenado con el primer equipo bajo la atenta mirada de su papá.

Más allá de algún blooper viralizado en internet, Luca es un portero de condiciones. Con 18 años es titular indiscutido en el equipo juvenil del Madrid y en las selecciones menores de Francia. Actualmente alterna suplencia y estelaridad en la filial del equipo merengue.

Enzo, de 21 años, debutó el último diciembre en el primer equipo merengue ante el Leonesa, por Copa Del Rey. Y lo hizo a lo grande. Con desparpajo, el fino volante siempre se mostró, hizo las típicas ruletas que patentó su padre y también llegó al gol.

La esperanza rumana

Iannis es el hijo del ex futbolista del Barcelona y Real Madrid, Gheorge Hagi, el mejor jugador rumano de todos los tiempos.

A sus 18 años el mediapunta deslumbra con su velocidad y un extraordinario dominio de balón en la Fiorentina, escuadra que le ganó la pulseada al Barça por su fichaje a mediados del año pasado. El ex entrenador de la selección de Rumania, Anghel Iordanescu, comparó al joven futbolista con su mítico padre: “A su edad Gica no la tocaba tan bien como él”.

Talento muniqués

Mehmet Scholl lo ganó todo con el Bayern München. Durante sus 16 años en el club, este mediocampista con gol y buen toque conquistó 8 Bundesligas, 5 Copas de Alemania, 1 Champions League y una Copa Intercontinental. Su nombre aparece en el once ideal de toda la historia del equipo muniqués.

Ahora su hijo Lucas, de 20 años, quiere agrandar aún más la leyenda familiar en Bavaria. Con un juego que recuerda mucho al de su padre, el muchacho espera su debut en el cuadro que hoy dirige Carlo Ancelotti.

El “Cholito” ya camina solo

A sus 21 años Giovanni Simeone ya es una realidad. El delantero formado en River Plate ha sido una de las gratas sorpresas en la Serie A. Enfundado con la camiseta del Genoa, el “Cholito” demostró que está para cosas grandes cuando en noviembre pasado le clavó dos goles a la poderosa Juventus, el punto más alto en su brillante temporada.

Sin jugar en la misma posición, pero con la misma enjundia y entrega de su padre, el ariete aspira a estar entre los mejores del mundo.

El tiempo develará si estos jugadores se ganaron un nombre propio en el fútbol o siempre serán los “hijos de”. Talento, al parecer, no les falta.

URL Corta: http://rbb.cl/fql2

Tendencias Ahora

Comentarios

ADLP