¿encontraste un error?
avísanos

La magia del amateurismo: los momentos más exóticos de la Copa Perú

Publicado por

Es sabido en América que cuando se juega la Copa Perú cualquier cosa puede suceder. Y es que a lo largo de los años este emblemático torneo, iniciado en 1967, se ha ganado la atención de los hinchas no por su fútbol, sino que por las insólitas situaciones que ocurren en cada partido.

Este campeonato pertenece por excelencia al fútbol amateur peruano, pues varios equipos del país compiten buscando el anhelado ascenso a la Primera y Segunda División de su balompié. El campeón acceda a la primera división y el subcampeón a la segunda.

Es por eso que las canchas de tierra y la magia del barrio son pan de cada día en la competencia. Los jugadores dan todo dentro del campo de juego sin importar las condiciones en las que se desarrolla el cotejo. Esa es la gracia y el fin de este deporte.

A continuación, te presentamos los momentos más exóticos, inusuales e insólitos de esta conocido torneo.

Vacas irrumpen en un partido en la región de Madre de Dios

El 2014, la región de Madre de Dios fue protagonista de un hecho insólito. Se desarrollaba el duelo entre Minsa FBC y Expreso Inambari por la Copa Perú cuando un grupo de vacas ingresó al campo de juego.

Los futbolistas salieron corriendo y se fueron a refugiar a las gradas. La gente que se encontraba en el Estadio Municipal de Mazuco no lo podía creer, mientras los inocentes animales atravesaron el centro de la cancha para continuar su camino metros más allá.

El partido debió ser suspendido por varios minutos y no solo fueron vacas las que ingresaron al campo de juego, un grupo de perros también hizo lo suyo.

El cotejo acabó 1-0 a favor del Minsa FBC.

La madre kinesióloga de la Copa Perú

El 2014, una semana después de la anécdota de las vacas, ocurrió un hecho insólito en la Copa Perú.

Se disputaba el duelo entre Unión Deportivo Ascención y Sport Junín de Ccasapata, en la ciudad de Huancavelica, cuando al minuto 53′ el lateral del cuadro visitante Paulo Condori sufrió una fuerte lesión en su tobillo derecho.

Cuando ocurren este tipo de situaciones, es normal ver el ingreso del cuerpo médico, o los asistentes con la camilla. Pero no, nada de eso sucedió.

Los equipos brillaban por su ausencia y ocurrió lo impensado: el jugador debió ser atendido por su propia madre.

Así es, a punta de hierbas la mamá socorrió a su adolorido hijo, sobando su tobillo con maychi (Hierba medicinal) hasta formar una crema. Y no solo eso, pues tras ver la lesión señaló que Condori había sufrido una fisura ósea.

La ambulancia tardó 40 minutos en llegar.

Hinchas le propinan brutal agresión a futbolistas

Una violenta situación sucedió en el duelo entre Sport Chavelines y ADA de Jaén en Cajamarca. Y es que los jugadores de Chavelines recibieron el ‘cariñito’ de la hinchada local cuando se acababa el partido.

Al minuto 83 el ADA ganaba por la cuenta mínima, pero las arremetidas del cuadro visitante hacia presagiar que llegaría el empate. Aunque eso no ocurrió, ya que los aficionados locales agredieron al cuerpo técnico y jugadores de Chavelines.

Con palos y piedras los furiosos hinchas ingresaron al campo de juego para golpear a los futbolistas. Ya en el minuto 68′ se habían manifestado de manera violenta, al presionar al árbitro para que anulara un gol de los visitantes.

Se limpia el ‘traste’ contra el soborno

Sin duda, una de las anécdotas más bizarras de la Copa Perú. Resulta que en 2011 el entrenador trasandino Horacio ‘Pepa’ Baldessari, quien dirigía en ese entonces al Carlos Manucci, denunció públicamente un intento de soborno.

El técnico señaló que el acto ocurrió la noche anterior al duelo frente a Grau de Huamanchuco por Copa Perú. Según el exjugador, esa misma noche le entregaron 1400 soles al portero Víctor Ulloa.

A través de una transmisión por televisión, el DT acusó a Manuel Burga, en ese entonces presidente de la Federación Peruana de Fútbol, y realizó uno de los gestos más recordados del balompié peruano.

Tomó el dinero del soborno, se bajó los pantalones y frente a la cámara se limpió el trasero con los billetes. De locos.

Esta acción le valió cinco años de suspensión de parte de la FPF.

Pelea monumental en una definición a penales

Se desarrollaba el encuentro entre Armando Revoredo de La Tinguiña y el Club Barcelona de Parcona cuando una infartante definición a penales desató la ira de los hinchas de ambas escuadras, desencadenando una brutal pelea en al galería.

Terminado el encuentro, que dejó como vencedor a Barcelona, los aficionados se trenzaron a golpes y la galería del estadio José Picasso Peratta se transformó en un ring.

Al final la pelea dejó como saldo cuatro personas heridas.

URL Corta: http://rbb.cl/g6uu

Tendencias Ahora

Comentarios

ADLP