¿encontraste un error?
avísanos

¡No le quedó otra!: jugador de Quilmes quedó en la calle y ahora vive en casa de un hincha

SolamenteFulbo I Twitter
Publicado por

La crisis en Quilmes ha tenido desastrosas consecuencias, prueba de ello es la situación que está viviendo el delantero Sergio Hipperdinger, quien fue desalojado de su departamento luego de que el club no cumpliera con el pago del arriendo por más de seis meses, por lo que no le quedó otra más que irse a vivir con un hincha del club.

La compleja situación por la que pasan alguno clubes trasandinos tendría contra la pared a muchos de los dirigentes, quienes en el caso de Quilmes, por ejemplo, los han llevado a cometer una serie de negligencias que desembocaron el no pago desde hace siete meses del sueldo para sus jugadores.

La situación para Hipperdinger es bastante particular, pues el atacante argentino se quedó en la calle luego de que el club no pagara la deuda del alquiler (la cual le correspondía) y solo el desinteresado respaldo de un hincha lo pudo ayudar, quien en un gesto tremendo de solidaridad le abrió las puertas de su casa para que el delantero se quedara.

La situación se generó cuando el futbolista le comentó a su compañero de equipo, Leonel Bontempo, que lo iban a echar de su departamento, entonces el lateral le consiguió con un aficionado de los ‘cerveceros’, Cristian Muñoz, un espacio en la casa del hincha hasta que Hipperdinger encuentre un nuevo club.

Estoy viviendo en casa de un hincha de Quilmes porque no tengo para pagar el alquiler. Hace 6 meses que Quilmes no nos paga y estoy esperando que se termine el contrato. Mi amigo que me aloja es como un padre”, reveló el jugador al programa Cómo te Va de Radio AM 1050.

Olé I Sitio Oficial

Muñoz, el dueño de la casa, explicó al medio trasandino Olé que el jugador se quedará en su hogar el tiempo que necesite.

“Es lindo tener en casa al Negro, que es alegre. A uno le pone mal también (…) Cuando le abrí la puerta le dejé en claro que se iba a quedar el tiempo que necesite, sea un día un año o lo que sea. En las malas siempre voy a estar. Y cuando vengas las buenas lo esperaré en la casa para tomar unos mates”, finalizó.

URL Corta: http://rbb.cl/ecu0

Comentarios

ADLP