A un año de la muerte de “El Hijo del Perro Aguayo”: ¿Hubo negligencias de organizadores?

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Un año ha pasado desde la muerte de quien era una de las figuras más carismáticas de la lucha libre profesional de México. Nos referimos a “El Hijo del Perro Aguayo”, que dejó de existir en extrañas circunstancias durante pelea en Tijuana.

El 21 de marzo de 2015 fue la fecha exacta de su deceso, lo que no pasó desapercibido por los portales aztecas, que llenaron sus páginas el pasado lunes con noticias relacionadas al fallecimiento de Aguayo.

“Un gran luchador y todo un líder dentro de este bonito deporte, se le extrañará por siempre. Un grande sin duda alguna”, señaló un fanático en redes sociales, muestra de que los seguidores aún lamentan su partida.

Pedro Aguayo Ramírez, que comenzó su carrera en la AAA (Asistencia Asesoría y Administración), logró la fama no sólo por ser el hijo del recordado luchador de las década del 70, 80 y 90, Pedro “Perro Aguayo” Damián (de ahí su apodo), sino también por fundar y liderar el stable “Los Perros del Mal”, temida agrupación que captó una gran cantidad de fanáticos por sus participaciones en el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL).

Tanto fue el éxito, que Perro Aguayo Jr. -como también era conocido- abandonó en 2008 la CMLL para crear su propia compañía, Perros del Mal Producciones, en la que se mantuvo hasta su regreso a la AAA en 2010.

Aguayo alcanzó notoriedad en el país de Norteamérica más allá del ring. Tras ganar el reality “Los 5 magníficos”, era común que lo invitaran a diversos programas de la televisión mexicana. Incluso, actuó como él mismo en la novela “Qué pobres tan ricos”.

Por todo lo anterior que su muerte a los 35 años de edad causó una gran conmoción en México, lo que abrió el debate respecto a la seguridad del espectáculo, y al mismo tiempo, sobre las responsabilidades de los organizadores del evento.

¿Cómo sucedieron los hechos?

Pedro Aguayo protagonizó en la noche del 20 de marzo de 2015 un combate por equipos ante “Rey Mysterio”. y “Extreme Tiger”, realizado por la promotora Crash.

Acompañado por “Manik” y ante un repleto Auditorio Municipal Fausto Gutiérrez Moreno, “El Hijo del Perro Aguayo” se golpeó en el cuello con en el borde del ring producto de una caída.

Tras esto, volvió aturdido al encordado y recibió una patada de “Rey Mysterio” que lo mandó directo a las cuerdas. Oscar Gutiérrez, sorprendido, realizó su tradicional 619, pero no lo impactó ya que notó que Aguayo estaba inconsciente.

El “Can” quedó más de un minuto en ese lugar sin reaccionar. Konnan (luchador cubano que trabajaba con “La Jauría”) intentaba reanimarlo, mientras que “Tiger”, “Mysterio” y “Manik” seguían con la pelea.

HECTOR GUERRERO / AFP

HECTOR GUERRERO / AFP

Una vez terminado el combate (ganado por “Mysterio” y “Tiger”), subieron al “Arquitecto de la Maldad” a una improvisada camilla de madera para ser trasladado al Hospital del Prado de la ciudad fronteriza, donde finalmente falleció cera de las 01.00 horas de la madrugada de aquel 21 de marzo producto de un traumatismo cervical que le generó un paro respiratorio, consignó Mediotiempo.

¿Cuáles fueron las razones que llevaron a la muerte de El Hijo del Perro?

El mencionado sitio señaló cinco ‘negligencias’ de la organización del show:

1. No hubo exámenes médicos para detectar lesiones: según declaraciones del “Hijo del Santo”, Aguayo “tenía lesionadas las cervicales”. En caso de realizar las pruebas de rigor previo a la disputa y de hallar problemas, al legendario le habrían prohibido presentarse a la pelea.

2. Falta de médico al inicio de la lucha: La Comisión de lucha de Tijuana aseguró que el médico que se encontraba en el recinto estaba atendiendo a otros luchadores lesionados en el espectáculo.

3. Nula preparación del réferi en primeros auxilios: al juez se le acusa además de no frenar la lucha. “No podría fincar una responsabilidad porque es un caso muy aislado; no podría decir que actuó bien o actuó mal (el réferi)”, comentó en las horas posteriores Juan Carlos Pelayo, presidente de la Comisión de Box y Lucha Libre y Artes Marciales Mixtas de Tijuana.

4. Llegada tarde de los servicios médicos: polémica causó este punto, ya que la atención llegó recién terminado el combate. “Los servicios médicos, a pesar de todas las incidencias que hubo ese día en la función, actuaron a la brevedad y cumpliendo con los estándares internacionales”, aseguró Pelayo.

5. Fallo en un golpe de rutina: recordemos que la lucha libre profesional es un deporte espectáculo, donde los movimientos de los combates son ensayados. Mario Flores, comisionado en esa noche, explicó el uso de la tabla: “Como paramédicos sabes que no te tienes que esperar a la camilla, una tabla también sirve pero nadie la agarró mas que el médico encargado. Se usó la tabla para sacarlo porque no podía entrar la camilla debido a la gente amotinada”, apuntó SanDiegoRed.

Desde la comisión, además, señalaron que seis fueron los minutos que duró el traslado del mexicano al hospital desde el momento que dejó de responder y que la doctora Teresa, quien le hizo la primera revisión, llegó a los 1:20 minutos.

Cabe señalar que la familia no presentó acciones legales contra “Rey Mysterio” y “Konnan” y que la Procuraduría de justicia de Baja California citó a los principales involucrados.

A continuación revisa el vídeo


BioBioChile 2009-2016 | Concepción, Chile | Contenidos bajo Creative Commons (CC-BY-NC) salvo donde indique lo contrario

Basado en sistema Wordpress | Desarrollo por BioBioChile