Gianni Infantino, de animar sorteos de torneos de la UEFA a presidente de la FIFA

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Esta jornada se conoció el nombre del nuevo presidente de la FIFA. Gianni Infantino ganó las elecciones con 115 votos y gobernará al ente rector del balompié mundial hasta que culmine su primer periodo en 2019.

Hasta ahora, el italo-suizo era conocido simplemente como el encargado de animar los sorteos de las competiciones de Europa, labor que ejercía por su cargo de secretario general de la UEFA.

¿Pero cómo llegó Infantino a ser el uno de los “hombre más poderoso del mundo”?

Su historia en el fútbol se remonta desde muy joven. Con sólo 18 años asumió la presidencia de un equipo de la localidad donde nació (Brig, a 10 kilómetros de la ciudad de origen de Sepp).

Egresado de Derecho, trabajó como Secretario General del Centro Internacional de Estudios Deportivos (CIES) en la Universidad de Neuchâtel, además de múltiples asesorías a organismos de fútbol de Italia, España y Suiza.

Ingresó a la UEFA en 2000 para desempeñar diversas labores jurídicas y en 2004 ya era Director de Asuntos Jurídicos y Licencias de las Divisiones de Clubes.

Desde ahí en adelante fue escalando hasta pasar a ocupar el cargo que dejó hoy.

Como número dos de la UEFA fue muy cercano a Michel Platini. Sus intenciones, incluso, era colaborar con la candidatura del francés. La UEFA, sin embargo, decidió quitarle el apoyo al ex jugador de la Juventus tras ser suspendido por la FIFA.

Desde octubre del año pasado comenzó con su campaña, donde propuso incluir 40 selecciones a las próximos mundiales, interpretado como un claro guiño a las federaciones de Sudamérica.

Coincidentemente, la Conmebol manifestó su apoyo público.

Así, fue sumando más adherentes hasta hoy, 26 de enero, día en que ganó la magistratura de la FIFA.

“La FIFA ha atravesado momentos difíciles de crisis, pero con esto le ponemos punto final. Hemos aprobado reformas de buen gobierno”, señaló Infantino en sus primeras palabras como regente de la entidad.

Son tres años los que tendrá el políglota para cambiar la tan cuestionada imagen de la institución. Existen muchas dudas recién en su primer día, ya que se lo apunta con el mismo perfil de Blatter. ¿Transparentará a la FIFA?