Cultura


Ilustradores penquistas: Colores y caricaturas más allá del papel

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

No hay duda que Concepción es una ciudad cuna de artistas. Basta con observar unos minutos para percatarse sobre alguno de los cientos de músicos, pintores y bailarines que expresan su arte entre las calles y eventos penquistas cada día. Sin embargo, la masificación de las redes ha ayudado a estos jóvenes a compartir su talento más allá de los rincones de la Octava Región y en expresiones distintas a las tradicionales.

La ilustración es una de las técnicas que más ha llamado la atención entre las plataformas virtuales. Sin embargo, es difícil establecer un medidor que indique qué ilustrador es mejor que otro. Dejando a un lado la subjetividad propia del gusto, son las técnicas, contextos y propósitos, los elementos que finalmente invitan a los usuarios a convertirse en sus seguidores y admiradores.

Es por lo anterior, que del gran itinerario de dibujantes penquistas, a continuación se darán a conocer las historias y trabajos detrás de cinco ilustradores quienes, pese a sus diferencias estéticas, tienen en común un espíritu emprendedor, además un gran talento y originalidad.

Órdenes y desórdenes

Desde niña Laura Órdenes comenzó a dar vida a sus infantiles y delgadas caricaturas, bajo el fiel reflejo de sus experiencias e ideales.

Hoy, a sus 22 años, los dibujos de la estudiante de Arte de la Universidad de Concepción le han ayudado a entenderse mejor a sí misma y a definir el verdadero propósito de su trabajo bajo la marca “Desórdenes”.

Laura Desórdenes

Laura Desórdenes

“Mis ilustraciones comenzaron como una idea de poder plasmar emociones en papel sin necesidad de utilizar mayormente las palabras, ni ocupar un lenguaje visual complejo”, expresa la joven respecto a la sencillez del dibujo de los protagonistas de sus viñetas.

“Son como un diario de vida que comparto con las personas y muchas de ellas se sienten identificadas porque, finalmente, todo sentimos cosas similares frente a ciertos eventos desafortunados de la vida”, expresa.

Si bien la artista asegura que la mayoría de sus ilustraciones apuntan a vivencias personales y se esmera en mantenerse aferrada a la emoción por sobre la estética, también confiesa que en su nueva propuesta de street art “casimadres” -el cual reunirá en un libro- apuntará a temas que se mantienen en debate.

“En este trabajo se mostrarán problemáticas actuales con las que me siento pasada a llevar o en las que me siento inserta”, cuenta Laura y agrega: “tal como es el tema de la diversidad sexual o la legislación del aborto”.

Laura Desórdenes

Laura Desórdenes

No obstante Desórdenes es además la propulsora de una original marca de vestuario inspirada en los años 50s y 60s. “Estoy trabajando en una colección de ropa que busca mezclar la estética de esas épocas con la moderna”, cuenta la artista que suma eternas tardes sentadas detrás de su fiel máquina de coser.

Sin embargo, Laura descartó de su colección el popular movimiento pin-up, indagando en otras tendencias más desconocidas como “la vestimenta de las feministas, trabajadoras y las típicas tomboy de la época”.

Laura Desórdenes

Laura Desórdenes

Anonimato tras el pincel

Inspirado en las ilustraciones de John Kricfalusi (creador de Ren y Stimpy), “PH” es un artista de Concepción que no le interesa revelar su identidad. Con sus coloridos y nerviosos personajes, el veinteañero detrás del lápiz recrea un improvisado mundo plagado de personajes mitad animal-mitad humano y su característica “Rata” que simboliza la esencia infantil y sencilla de su dibujo.

PH

PH

“Ya que la gente suele asociar a los ratones con la suciedad, La Rata representa la inmundicia”, cuenta PH respecto al llamativo personaje de ojos saltones. “Siempre la dibujo con colores llamativos y una sonrisa: es feliz de ser quién es y no le importa nada”, agrega.

PH

PH

Si bien sus dibujos suelen nacer sobre un papel, el artista comenzó a plasmar sus trabajos en algunas calles de la ciudad. “Al principio me costó, no estaba acostumbrado, pero con el tiempo aprendí técnicas y ahora me resulta entretenido”, cuenta definiendo la experiencia como adrenalínica, “especialmente cuando no tienes permiso en el lugar”.

PH

PH

Pese a que el dibujante proyecta trasladar a sus personajes a otros formatos como peluches, vestuario e incluso animación, por ahora PH se conforma sólo con compartir su arte sin recibir dinero a cambio. “No me gusta mucho cobrar por los fanzines o stickers, ahora sólo me interesa la difusión: que la gente vea mis dibujos”.

En tanto, el cerebro detrás de “La Rata” se muestra agradecido de sus amigos y seguidores -en especial a los artistas penquistas Comic Man o Wati- y anima a las personas a sumarse al exorbitante mundo del arte asegurando que “no se necesita ser un experto, con desarrollar un estilo propio y tener lo básico de materiales, basta”.

Transmutación del dibujo

Albatros es la marca que seleccionó Matías García para identificarse en el rubro de la ilustración. Bajo este nombre, el joven autodidacta de 21 años respaldó su mundo personal para trazarlo oficialmente sobre el papel y comenzar a demostrar las técnicas aprendidas por tanto tiempo.

“Todo lo que sé, lo aprendí día tras día, sentado en mi escritorio, dibujando y dibujando”, cuenta. “Me enseño a mi mismo. Y puedo decir que es mucho más constructivo”, confiesa el artista.

“Defino mi trabajo como una transmutación del dibujo, del caos, de la humanidad”, cuenta Matías. “Siempre intento modificar la percepción que tiene la gente sobre la vida y la realidad; de que no tengan miedo de ser diferentes, sino que sean parte de esa diferencia”, agrega.

Albatros

Albatros

Sus primeros roces entre el arte y la anatomía humana comenzaron con los retratos, para luego dedicarse a dibujar la complejidad del cuerpo en su proyecto “Trasmutación”.

Sin embargo, el papel no fue suficiente para el artista: dentro de sus nuevos proyectos, Matías está decidido a cambiar la hoja por la carne y dedicarse al tatuaje.

“Estoy muy motivado, lo esperé mucho tiempo. Siento que es una de las mejores formas de regalar y expresar el arte: el diseñar y tatuar algo en el cuerpo de alguien y que ese diseño dure para siempre. Lo veo como una especie de expresión de eternidad, como un grito del alma”, declara García.

Albatros

Albatros

En tanto, las obras de Matías no se quedaron encerradas entre cuatro paredes. El artista inauguró una tienda junto a su polola, llamada Stoned Cat, en donde venden y comparten trabajos de su autoría y de otros artistas nacionales, además de accesorios, artículos de growshop, vestuario y piercings.

“Prontamente estaré tatuando de forma recurrente”, adelanta. “Es una tienda física y online, realizada con mucho amor. La recepción ha sido excelente: mucha gente nos ha felicitado”, señala Matías García.

Albatros

Albatros

Más que el “Caspa” de The Comic Fome

Absurdo y burlesco, Jaime Silva no duda en mofarse a través de sus viñetas de lo que le parece mal. Es un humor directo y crítico, acompañado de sus característicos personajes, los ingredientes que atraen a más de 3.500 seguidores en Facebook que leen sus cómics firmados como Caspa.

Caspa (Aporte a revista RUDA)

Caspa (Aporte a revista RUDA)

Pese a lo anterior, Jaime no sabía mucho sobre la confección de tiras cómicas cuando ingresó a la famosa agrupación que reúne a los ilustradores “más fomes” de Chile: The Comic Fome. “Estaba en el momento y a la hora correcta para ser parte”, señala el artista.

Caspa

Caspa

La idea inventada por “Puklin” de crear un sitio en donde los dibujantes pudieran mostrar sus peores viñetas, incluyó a Caspa dentro de un grupo colaborativo. “Yo en ese momento apenas empezaba a dibujar, nunca había hecho una tira ni nada relacionado”, confiesa. Luego de aportar un dibujo al proyecto, Jaime persistió hasta que lo incluyeran dentro del staff.

“Fui el primer maldito niño insistente de la página y agradezco el apoyo, creo que he evolucionado demasiado estando dentro del colectivo”, cuenta.

Caspa

Caspa

Pasados un par de años dibujando cómics, Jaime Silva reconoce que su sueño es vivir de las historietas y el dibujo. “No le debes explicaciones a nadie, tomas una idea y la manejas como quieres. No tienes que agradarle a nadie: es un formato que te da total libertad”, asegura. Sin embargo, asume que “sería una derrota” personal, si nadie notara su trabajo.

“Me inspiro en la cotidianidad, historias simples, conceptos mínimos y muy digeribles. Rara vez mis cómics superan las 4 viñetas, siempre espero que sea de fácil lectura”, explica. Respecto a sus personajes, Caspa cuenta que trabaja con dos visiones. “Por una parte, gusto de usar colores vivos, formas simples y, el resto de mis dibujos son bastante oscuros, con muchos más detalles y complejidad. Es así como existen dos Caspa: él que ama la vida en el ‘Pequeño Timmy’ -con quien llevo 2 fanzines- y él que hace seres monstruosos a medio tiempo”, dice.

Viajes de los gatitos fuera del papel

Dibujos, tatuajes, costuras, cerámicas: desde que Daniela Espinosa entró a estudiar Diseño Gráfico hasta convertirse en profesional, no discriminó entre técnicas ni materiales para expresar su arte. La joven de cabello púrpura traspasó sus inocentes ilustraciones de gatitos a un universo de innumerables posibilidades que la acogió bajo sus nombres Cactuna y Rara Ilustraciones.

Cactuna

Cactuna

“Trabajar en arcilla es un nuevo mundo: puedes hacer tus dibujos tridimensionales y darles un uso práctico como maceteros y recipientes”, cuenta.

“Dibujar en la piel de las personas es una tremenda responsabilidad, pero la sensación de felicidad que me transmiten al ver su tatuaje es increíble”, relata respecto a su nuevo rol tras las agujas. En relación a la tela, Daniela asegura que “lo más genial es ver a las personas usando las prendas con tus diseños de estampados”. Sin embargo, la artista de 21 años comenta que el papel es su “amigo más fiel”, puesto que es el único material que está siempre disponible para sostener sus ideas.

Cactuna

Cactuna

Apasionada por los detalles, los gatos, cactus y hongos, “Cactuna” reparte sus productos a través de las redes sociales, en la tienda Guay Store en Concepción y en distintas ferias.

Si bien asume que gracias a sus estudios logró conocer programas y metologías para crear y difundir su trabajo, la diseñadora confiesa que la pasión es una característica personal. “Claramente las ganas de crear todo el día no te las entrega una institución, pero las herramientas que entrega son claves para el desarrollo de todos mis proyectos, incluso de vida”, agrega.

Cactuna

Cactuna

Una pareja amorfa

Con más de siete años estando juntos como pareja, Daniela (Cactuna) y Jaime (Caspa) han crecido de la mano como ilustradores y personas. Ambos diseñadores gráficos decidieron fusionarse y crear la marca Amorfo, como muestra de su trabajo en conjunto.

“Este proyecto es un reflejo de nosotros, de lo que hacemos, quienes somos y qué nos gusta hacer”, comenta el integrante de The Comic Fome. Por otra parte, la tatuadora explica el origen del nombre. “Tiene la palabra amor en ella y alude a la deformidad de nuestras ilustraciones”, cuenta. “Mostramos un mundo imperfecto y chistoso. Como pareja nos divierte bastante y es fácil coordinarse ya que sabemos lo que el otro opina”, agrega.

Amorfo

Amorfo

La marca que incluye todo tipo de productos (ropa, accesorios stickers, tazones, accesorios), es una ingeniosa idea de los artistas que se suma a los innumerables proyectos personales de cada uno.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados