Cultura


Joven pianista italiano maravilla al público junto a la Sinfónica con hermoso concierto Nº3 de Rachmaninoff

Leonardo Colafelice (C)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El joven pianista italiano Leonardo Colafelice, de sólo 19 años de edad, maravilló a más de mil personas que lo ovacionaron repetidamente en su debut en el Teatro CEAC de la Universidad de Chile, gracias a su interpretación como solista, junto a la Orquesta Sinfónica de Chile, del Concierto para Piano N° 3 del compositor ruso Sergei Rachmaninoff, bajo la dirección del maestro estadounidense Garrett Keast, de impecable cometido.

El programa contempló además la Obertura “Oberón”, del alemán Carl María von Weber y las “Variaciones Enigma”, del británico Edward Elgar , en que la Sinfónica y Keast tuvieron un admirable comportamiento, especialmente en la última composición de un gran colorido sinfónico y gran trabajo de la orquesta en pleno.

Colaafelice, dotado de un talento y calidad técnica innegables y una digitación rápida, audaz y sorprendente, brindó una demostración soberbia e impresionante, a través de todo el hermoso y de gran exigencia Concierto número 3 de Rachmaninoff (popular pieza de la antología musical, al igual que su número 2), quien fue reconocido de tal manera por los asistentes, que lo llevaron a interpretar tres “encores”, con arreglos de composiciones de Stravinsky, Schumann y del propio Rachmaninoff.

Nacido en 1995 en Altamura, al sur de Italia, el talentoso pianista comenzó a tocar a los 8 años, siendo diez años más tarde uno de los seis finalistas en el XIV Concurso Internacional de piano Arthur Rubinstein, realizado en Tel Aviv, recibiendo tres importantes premios especiales: Mejor Intérprete de concierto clásico, Mejor Intérprete de una composición de Chopin y Pianista más destacado en la categoría de jóvenes hasta 22 años.

“Sabía que la Sinfónica de Chile es una orquesta fantástica y estoy muy feliz de haber tocado con ella en la presente temporada de conciertos de alto nivel. Esta ha sido para mí una experiencia notable. Agradezco al público chileno, el recibimiento y apoyo que me han brindado”, expresó.

“Toqué este concierto por primera vez cuando tenía 14 años”, comentó Colafelice. Desde entonces ha sido parte de su repertorio en más de una ocasión, incluyendo actuaciones con la Orquesta de Cleveland y la Orquesta Filarmónica de Israel.

“Es uno de los conciertos más bellos y emocionantes para piano y orquesta que se han escrito. Tengo un vínculo especial con él, ya que me ha acompañado durante mi crecimiento. Rachmaninoff fue un gran pianista, y al interpretar su obra uno puede realmente sentir su increíble técnica en la composición y su facilidad para transportar a la audiencia hacia una dimensión donde no hay nada más que una gran e intensa emoción”, agregó.

Con una sobresaliente carrera en sus tan solo 19 años, el virtuoso músico llegó a Chile feliz de presentarse por primera vez en la tierra de uno de los artistas que admira. “Un país que dio a luz a uno de los más grandes músicos de todos los tiempos, Claudio Arrau, me hace imaginar lo que podría ser el arte de músicos y orquestas acá”, señaló finalmente.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados