Cultura


Con lucido concierto se abre la temporada 2015 de la Orquesta Sinfónica de Chile

Alexander Markovich, CEAC (c)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

La Orquesta Sinfónica de Chile conducida por su titular, el maestro ruso Leonid Grin, abrió la temporada 2015 con un lucido concierto en el Teatro CEAC-Universidad de Chile, básicamente dedicado al gran autor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky, de quien se conmemora su aniversario 175.

La presentación destacó principalmente, la ejecución del Concierto para Piano Número 1 de Tchaikovsky, que contó como solista, con el concertista ruso-israelí Alexander Markovich en su segunda visita a Chile, un músico carismático, de mucho oficio y que manejó su interpretación con acertadas intervenciones, sólidamente atado al desarrollo de una composición romántico moderna, muy popular, en que solista y orquesta rindieron al máximo.

Markovich, reiteradamente ovacionado por los asistentes, ofreció dos “encores”, con un midley de valses en que destacó el popular y recordado “Sobre las Olas”, del compositor mexicano Juventino Rosas.

El programa de Apertura de la Temporada 2015 de la Sinfónica de Chile destacó también la ejecución de la Sinfonía “Manfredo” de Tchaikovsky, con la agrupación de 80 músicos, en pleno en una versión de gran brillo, en que sobresalió nítidamente el trabajo de las maderas. Esta obra, es una sinfonía programática, cuyo objetivo es evocar ideas o imágenes extramusicales en el oyente. En este caso, se trata del poema “Manfredo”, perteneciente a Lord Byron, considerado como un de los íconos míticos del romanticismo inglés.

El concierto se inició con la interpretación de la “Fanfarria para un hombre Común”, una de las obras más populares del emblemático compositor estadounidense Aaron Copland, breve composición para conjuntos de bronces y percusión, que en esta oportunidad condujo el director español Francoise López-Ferrer, músico que colabora con el maestro Grin y que está en Chile para tomar parte a fines de mes en el Festival Mozart, que organiza CorpArtes.

“Fanfarria para un hombre común” de Copland (1900-1990), fue compuesta en 1942, a partir de un encargo realizado por el director y compositor inglés Eugene Goosens, quien en aquella época era el conductor de la Orquesta Sinfónica de Cincinnati. La obra está enmarcada en la gran tradición de bandas militares estadounidenses y su principal finalidad era exaltar sentimientos de patriotismo y unidad nacional, durante los duros años de la Segunda Guerra Mundial.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados