Cultura


Racimo: un libro que remueve en un país apático y donde las instituciones no funcionan

Detalle de la portada, editorial Mondadori (c)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Basado en las desapariciones de niñas en Alto Hospicio, Diego Zuñiga construye una novela bien estructurada, escrita en forma austera, precisa, para indagar en los sinsentidos, en la apatía, el desencanto, la negligencia, el oportunismo, mostrando que las instituciones funcionan mal, atravesadas por personas aproblemadas, sobrepasadas por la cotidianidad, por la precariedad.

A todo lo largo de Racimo hay un velo de desencanto, de vidas apáticas fueras de control, ajenas, separadas… como si cada cual no fuera dueño de sí. Como si la vida transcurriera lenta y aplastante y ajena y cada uno no tuviera más alternativa que sumirse en ella. Y en ese mar, nadan oportunistas de diversos tipos.

Racimo es, en buena medida, una denuncia ácida, corrosiva, sobre una sociedad que aparenta muchas cosas pero que está aletargada, incapaz de reaccionar frente a cosas tan preocupantes, alarmantes y brutales como la desaparición de esas chicas, acusadas en su momento de abandonar sus hogares, de escapar de la pobreza y la violencia intrafamilar, de prostituirse, etc., etc.

Diego Zuñiga entrega una novela contundente en la que desafía la memoria (al menos de los que recordamos el caso), poniéndonos a prueba en nuestra conexión con la realidad, cuestionando la banalización de la vida y de los dramas. Zuñiga entrega una obra donde no sabemos qué fue realidad y qué es ficción, todo en función de hacernos pensar y sentir en forma crítica respecto al país pero también a nosotros, con la forma en la que nos “paramos” en esta(s) realidad(es). En la forma en que gobernamos nuestras vidas.

Y al final, Diego Zuñiga cierra Racimo de manera notable, abriendo la trama y, en especial, los cuestionamientos –y la crítica- a esa tendencia a cerrar los casos, los temas, a enterrarlos, a meterlos bajo la alfombra….

Racimo es un libro contingente, actual, que se puede aplicar y se podrá seguir aplicando a muchos, demasiados casos y situaciones.

Racimo
Diego Zuñiga
Editorial Mondadori

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados