3 sencillos pasos para saber si estás realmente gordo

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

¿Cómo saber si efectivamente estoy gordo? Fácil, con una cinta métrica, lápiz, cuaderno y una calculadora. Tranquilo, no te exigirá grandes esfuerzos mentales.

De seguro te has hecho la pregunta si efectivamente requieres de una dieta o ejercicios para adelgazar, pero lo cierto es que en ocasiones no lo necesitas. Y para confirmar eso, existe un sistema elaborado por la Universidad de Maryland, que define el índice cintura-cadera (ICC).

El ICC no es más que la relación entre la circunferencia de tu cintura con la circunferencia de tu cadera. Mientras menor sea, mejor el resultado para ti.

Ahora bien, ¿cómo llevar a cabo este cálculo? Sencillo, busca la cinta y haz lo que te decimos.

1. Mídete el contorno de la cintura a la altura del ombligo

WikiHow

WikiHow

La idea es medir el sector más angosto de tu torso, el que en la mayoría de las personas se ubica a la altura del ombligo. Ojo que la cinta debe estar horizontal y aplanada a tu piel, aunque no tirante como para pellizcarte. Mira la medida y anótala.

2. Mídete el contorno de la cadera, en la parte más ancha

WikiHow

WikiHow

La idea es rodear tu cadera en el punto más ancho. Puedes pedir ayuda a un amigo o asistirte con un espejo. Ahora la medida anótala, nuevamente.

3. A dividir con la calculadora

Divide la primera medida con tu segunda y escribe el resultado. Ese es tu ratio de cintura-cadera.

¿Ya tienes el número? En el caso de los hombres, si está por debajo del 0,9, alégrate que no estás gordo, pero si es mayor, incluso un 0,987549… lamentamos decirte que lo estás.

Para las mujeres corre lo mismo, aunque el umbral es 0,8. Si está por debajo, bien. Si es al contrario, mal.

Si alguna vez vas a un gimnasio y te haces asesorar por un personal trainer, esta medición es obligatoria, pues ayudará a definir el tipo de ejercicio que requieres.

Recuerda que -tal como informa la revista Men’s Health- contar con grasa abdominal puede ser indicio de que estés pronto a sufrir enfermedades como diabetes tipo II, gotas, males cardiovasculares e incluso, cáncer.

Ahora bien, todo esto debe ser confirmado por un médico, mediante medición de la presión sanguínea, colesterol y niveles de azúcar. Por lo que este test podría servirte de indicador a lo que debes hacer con tu salud.