Capítulo 8: Bienaventurados

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Poner las balas al pecho no conlleva ir a la búsqueda de su trayectoria. Joan Manuel Serrat nunca ha excluido de su discografía la condición que hereda de los trovadores catalanes del siglo doce, con sus canciones amorosas sobre todo, pero también con sus composiciones de propaganda política, sus debates y, en definitiva, con su visión del mundo, sin medir en sus consecuencias, las que ciertamente paga y paga caro.

Muchos le critican por no asumir una posición más combativa, pero claramente y “enhorabuena” se mantiene fiel a su misión de trovador, fecundo en profundidad y amplitud.

En 1987 edita Bienaventurados, una dura crítica a las Iglesias Cristianas, tanto católica como protestante, y a las dictaduras aún restantes (Lecciones de urbanidad);
De “Detrás está la gente”

“…Detrás de la hoguera de la Inquisición… Detrás, está la gente, con sus pequeños temas, sus pequeños problemas y sus pequeños amores”.
“…Detrás de Hiroshima y del Vaticano… Detrás del Mesías y de Wall Street… Detrás de Goliat y de David… Cada uno a su manera, cada quien con sus modos; detrás estamos todos, usted, yo y el de enfrente”.
De: “Lecciones de urbanidad”
“Cultive buenas maneras donde esconder sus pecados. Vista su mona de seda y compruebe el resultado”.