Cultura


Actor Harry Belafonte recibe Óscar honorífico por su labor humanitaria

MARK RALSTON | AFP
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El veterano músico, actor y activista social estadounidense Harry Belafonte recibió el sábado un Óscar honorífico por su trabajo humanitario, en una gala en Hollywood poblada de estrellas en la que también se homenajeó a otros tres iconos cinematográficos.

Belafonte recibió el premio humanitario Jean Hersholt, mientras que el director japonés Hayao Miyazaki, el guionista francés Jean-Claude Carriere y la actriz irlandesa Maureen O’Hara recibieron premios honoríficos.

“Los artistas son la voz radical de la civilización”, dijo Belafonte, de 87 años, durante la entrega de los Premios del Gobernador (como se conoce a estos galardones) en el Teatro Dolby, donde se celebra la gala de los Óscar cada año.

“Realmente me gustaría poder estar por aquí el resto de este siglo, para ver lo que hace Hollywood con lo que queda del siglo”, dijo.

Alejado de los focos, Belafonte participó en muchas campañas por causas como la educación, la infancia, el sida o los derechos civiles.

Películas suyas como “Carmen Jones”, “Odds Against Tomorrow” (“Apuestas contra el mañana” en España o “Reto al destino” en México) y “The World, the Flesh and the Devil” ayudaron a retratar las injusticias del mundo y la desigualdad.

En 1987 fue nombrado embajador de buena voluntad de Unicef.

Entre los que le rindieron tributo en la ceremonia se encontraba el director británico Steve McQueen, cuya “12 Years a Slave” (“12 años de esclavitud” o “12 años esclavo”) ganó el Óscar a mejor película este año.

“Él básicamente tomó esos poderes de celebridad y fama y los usó para una causa más grande que él mismo”, dijo McQueen a la AFP.

Miyazaki, el “artista más original” de animación

Hayao Miyazaki, nominado tres veces a los Óscar por sus películas de animación y ganador en una ocasión por “El viaje de Chihiro”, obtuvo ahora un galardón honorífico.

A Miyazaki lo presentó el gurú de la animación John Lasseter, que dijo que sus películas le habían “inspirado, y me han ayudado a perfilarme como cineasta”. “Es el artista más original que trabaja en nuestro medio”, añadió.

Por su parte, Jean-Claude Carriere trabajó como guionista con directores como Luis Buñuel, Volker Schloendorff o Jean-Luc Godard. Ganó un Óscar en 1962 por el cortometraje “Heureux Anniversaire” (“Feliz Aniversario”).

El director Philip Kaufman, que trabajó con él en “La insoportable levedad del ser”, contó una anécdota de la preparación de la película: no se ponían de acuerdo sobre qué personaje debían interpretar las actrices Juliette Binoche y Lena Olin. A Kaufman le costaba explicar su opinión a Carriere. “No es fácil enseñar algo sobre sexo a un francés”, afirmó.

Por su parte, la larga carrera de Maureen O’Hara incluye películas como “The Quiet Man”, “Qué verde era mi valle”, “Simbad el Marino” o “Jamaica Inn”, de Alfred Hitchcock. Fue una de las actrices favoritas de John Ford, con la que participó en numerosos westerns.

O’Hara fue presentada por su compatriota, el actor Liam Neeson, y el veterano actor y director Clint Eastwood, que recordó su emoción al aparecer en una escena con ella desnuda sobre un caballo.

“Mis fantasías eran realmente salvajes”, confesó.

El eventó anual estuvo salpicado de estrellas como Robert Downey Jr., Keira Knightley y Benedict Cumberbatch, entre otros.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados