temas del día

Cultura


Camerata Vocal ofrece atractiva participación en concierto de la Sinfónica de Chile

Camerata Vocal- Foto CEAC
Publicado por
Envíanos tu corrección

En el reciente concierto denominado “Compositores Germánicos” de la temporada 2014 de la Orquesta Sinfónica de Chile, esta vez a cargo del maestro israelí Doron Salomon, sobresalió la participación de los dieciséis integrantes de la Camerata Vocal Universidad de Chile, dirigida por Juan Pablo Villarroel, con grata labor de los solistas, la soprano Denise Torre y el bajo Ramiro Maturana.

El maestro Solomon regresó a ocupar el podio de la Orquesta Sinfónica de Chile para dirigir un bien concebido programa, en que sobresalieron las dos cantatas “O haupt voll blut und wunden” y “wer nur den lieben gott läbt walten” de Felix Mendelssohn y el Stabat Mater de Joseph Rheinberger.

Doron Salomon retornó a la cabeza de la agrupación nacional, con la que debutó en julio de este año dirigiendo con éxito la Gran Misa de Mozart. En la ocasión, su trabajo fue calificado como “de absoluta solvencia” por la crítica y el público, que ahora tuvo la oportunidad de verlo en un nuevo programa, en que lució una batuta firme y experta y una conducción en que fue un guía sereno y conocedor, para un conjunto que insistimos, luce un buen pie en esta temporada.

El concierto incluyó en su parte final, la Sinfonía N° 3, Renana, de Robert Schumann, una de las más populares del compositor germano, con movimientos de gran belleza melódica y tintes románticos.

El director visitante afirmó respecto a las composiciones de Mendelssohn que “su música es maravillosa en todas sus obras, incluyendo las dos cantatas, en las cuales la influencia de Johann Sebastian Bach y la calidez especial típica de Mendelssohn hacen de ambas, una experiencia musical única”.

Asimismo, el director de la orquesta, añadió que “el Stabat Mater de Rheinberger es una obra conmovedora y profunda de un talentoso compositor que sólo recientemente comenzó a interpretarse como se merece”.

Otro número importante de esta programación fue la Sinfonía Renana de Schumann que consta de cinco movimientos. Cuatro están en modo mayor y uno, que conduce al brillante final, en menor. El maestro israelí la describió como una sinfonía “muy fluida y dramática que contiene hermosas melodías y una orquestación rica y fascinante. En la actualidad apreciamos la imaginación de Schumann en su uso personal de las diferentes combinaciones de instrumentos”.

En resumen, una presentación global imperdible, ofrecida con respeto y muy buena preparación por ambos cuerpos artísticos del CEAC universitario (Centro de Extensión Artístico y Cultural de la Universidad de Chile), con un director visitante que lució una faena impecable, modesta y amable con sus dirigidos.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados